Cómo formatear Windows 10 sin perder los archivos personales

 

Hay ciertas ocasiones en las que nuestro ordenador no va como nos gustaría: tenemos algunos retrasos entre lo que ordenamos hacer y el momento en que se ejecuta dicha tarea, tarda mucho en arrancar o sufrimos pantallazos de la muerte. Todo esto tiene fácil solución. Y sí, pasa por formatear Windows 10. Pero existe una forma de proceder sin que perdamos todos los documentos que guardamos. ¿Cómo hacerlo? Es muy fácil… sigue leyendo.

Así podemos formatear Windows 10 sin perder nada

Lo primero que vamos a hacer es pulsar la tecla de Windows + I. De este modo, entraremos en la pantalla de configuración de Windows. También podríamos acceder a esta pantalla pulsando el botón de Windows y, a continuación, el icono de engranaje.

Dentro de la pantalla de configuración, entramos en la sección ‘Actualización y seguridad‘, uno de los apartados más importantes de Windows 10.formatear windows 10

Una vez dentro, nos fijaremos en la barra lateral, donde hay numerosas secciones. Haremos clic en ‘Recuperación‘ y veremos estas opciones.

El siguiente paso es el más importante, ya que elegiremos qué tipo de formateo queremos, si uno en el que desaparezca todo y nos quede el ordenador como recién salido de la caja o el que aquí nos interesa: uno en el que permanezcan nuestros datos, documentos, archivos, fotografías, etc. En la siguiente captura podrás verlo al detalle.

Con este método, se borrarán las aplicaciones que tengas instaladas y las configuraciones que hayamos hecho en Windows. No obstante, todo nuestro material personal estará intacto. En cambio, si optamos por quitar todo, el ordenador se encenderá con una copia de Windows 10 preconfigurada de fábrica sin nada en su interior. Debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir una opción u otra ya que, sin querer, podemos perderlo todo.

Una vez seleccionada la opción ‘Mantener mis archivos’, deberemos esperar a que concluya el proceso de manera automática, sin que interfiramos en ningún momento en el mismo. Entonces, entraremos en Windows Update y actualizaremos los archivos que tengamos pendientes. Este es un paso que debemos hacer obligatoriamente para que nuestro equipo esté convenientemente actualizado y seguro. Luego tocará volver a instalar los programas y aplicaciones y, si notas que algún controlador no funciona como debiera, actualizar los drivers. Formatear Windows 10 es muy sencillo, como habrás podido ver.

Etiquetas: