Cómo prevenir el ‘sexting’ entre adolescentes

Los grandes avances tecnológicos de los últimos años nos han abierto las puertas a nuevas formas de relacionarnos. El ordenador, los smartphones o las tablets ofrecen un mundo de posibilidades para adquirir conocimientos, conocer gente y relacionarnos con otros.

Nuevos estudios muestran que un 92 % de adolescentes entre 12 y 18 años utilizan teléfonos móviles y tablets. Hasta un 25 % de ellos de manera habitual, teniendo un smartphone propio casi un 65 %. Este uso tan extendido de dispositivos electrónicos entre adolescentes ha hecho que conductas como el sexteo o sexting se convierta en un comportamiento frecuente.

¿Qué es el ‘sexting’?

El sexting es un término inglés compuesto por dos vocablos; sex (sexo) y texting (envío de SMS). Es decir, el sexting consiste en enviar o recibir fotografías, vídeos o textos de contenido erótico mediante smartphones, tablets u otros medios electrónicos. Se puede realizar tanto por propia iniciativa como por convencimiento de la otra parte.

La relación entre cerebro adolescente y ‘sexting’

La prevención del sexting entre adolescentes —momento vital en el que la sexualidad asume una finalidad fundamentalmente relacional— adquiere especial importancia, pues la juventud lleva a cabo mediante el sexting conductas sexuales de experimentación propias de su edad.

Estas conductas están mediadas por su proceso de maduración cerebral, que los nuevos estudios señalan que puede alargarse hasta los 27 años. Durante la adolescencia, se produce el desarrollo de la corteza prefrontal —encargada de la toma de decisiones, la planificación, la inhibición de conductas inadecuadas y la interacción social—. El adolescente no ha desarrollado totalmente estas habilidades y se deja llevar por su sistema límbico, no en vano, cuando hacemos algo emocionante, el sistema límbico nos recompensa con una descarga de dopamina, lo que nos produce una sensación placentera. Esta recompensa es mayor en el cerebro adolescente que en el adulto.

Es decir, en la adolescencia se junta el inicio de la experimentación sexual con la impulsividad, la búsqueda de emociones y la incapacidad de pensar en los riesgos y consecuencias a largo plazo. La prioridad de los adolescentes es ser aceptados, agradar y gustar. Una de las herramientas que se está normalizando para ello es el sexting: más de un 21% de adolescentes han reconocido haberlo practicado en al menos una ocasión.

Los posibles riesgos del ‘sexting’ en la adolescencia

Uno de cada diez menores afirma enviar mensajes de contenido sexual, según el EU Kids Online 2020. En España, la cifra de adolescentes que se han visto envueltos en alguna situación con connotación sexual en la que se han sentido molestos en las redes sociales asciende al 33 % del total.

Aunque no podemos demonizar el sexting, ya que puede ser solo una conducta normal, una nueva forma de relación amorosa e incluso social, cabe a posibilidad de que exista un riesgo para nuestros menores. Esas imágenes o vídeos en manos de alguien inadecuado pueden provocar situaciones de ciberacoso, «sextorsión» o grooming, por lo que es necesario establecer una buena base de prevención del sexting entre adolescentes.

Técnicas de control parental

Las técnicas de control parental son herramientas que permiten a los padres tener el control sobre el acceso a la red y el contenido que manejan sus hijos en ella. Antivirus, navegadores y los distintos dispositivos electrónicos cuentan con un sistema de protección parental que convendría utilizar hasta que el niño el que tenga madurez suficiente para ejercer este control. Resulta muy necesario enseñar a los más jóvenes a navegar de forma segura, utilizando los filtros precisos para la protección de su intimidad.

Funcionalidades más importantes

Es importante tener en cuenta que no basta solamente con instalar las herramientas de control parental en los dispositivos. También deben ser configuradas para que sean eficaces. Para la prevención del sexting entre adolescentes te ofrecemos a continuación las funcionalidades más importantes:

  • Establecer horarios y/o tiempo máximo que pueden permanecer conectados nuestros hijos.
  • Control de aplicaciones, tanto de redes sociales como de los distintos programas de mensajería.
  • Servicio de monitorización durante el tiempo que está conectado.

Para ayudarte con este control, recopilamos en el siguiente apartado as apps más completas que puedes encontrar en Google Play y Microsoft Store.

Las 5 mejores apps de control parental

Para empezar, la app más completa y gratuita es Qustodio. Permite controlar todo lo que hace tu hijo en todos los dispositivos electrónicos a los que tenga acceso (móvil, ordenador, tablets, etc.). Siendo posible ver con quién habla su hijo y acceder a todos sus mensajes. Además, brinda la opción de limitar el uso diario, el bloqueo de otras aplicaciones y activar la geolocalización del dispositivo.

En la misma línea, encontramos FamilyTime. Está diseñada para bloquear apps, así como administrar y limitar el tiempo que los hijos pasan con el dispositivo. Muy similar es Kids Place, es una aplicación que permite proteger la información personal de tus hijos cuanto estén conectados, restringiendo las aplicaciones a las que puede tener acceso.

Eset parental solo está disponible en dispositivos Android. Tiene versión gratuita, con bloqueo de aplicaciones, límite de tiempo de uso e informes para los padres. Y una versión de pago más completa, con bloqueos de sitios web, geolocalización e informes sobre todos los movimientos que el menor realice en su dispositivo.

Por último, tenemos MMGuardian, app que permite el emparejamiento estándar de aplicaciones del hijo con los padres. Posibilita establecer límites globales de uso del dispositivo electrónico o incluso de cada una de las aplicaciones a las que el niño tiene acceso. También dispone de geolocalización y admite el bloqueo de apps. Pero quizás su mejor característica sea que permite que los padres establezcan ciertas palabras clave para que, si el dispositivo detecta en los mensajes que envía el adolescente, se remita una alerta a los padres.

Hemos visto que casi todos los dispositivos electrónicos tienen opciones para proteger a los menores, pero ¿es suficiente con tener activadas las opciones de control parental? Las técnicas de control parental son útiles y complementan, sin embargo, no sustituyen la implicación familiar.

Técnicas de prevención del ‘sexting’ en la adolescencia

El control parental y la prevención del sexting entre adolescentes va más allá de la tecnología.

Primero, hay que tener en cuenta que, aunque es una práctica extendida, no todos los adolescentes tienen el sexting entre sus actividades en línea. Con todo, es importante que los padres, como adultos, asumamos que cualquier adolescente puede plantearse enviar imágenes, vídeos o mensajes con connotación sexual a otra persona. Es una forma más de ligar y es natural que se animen a experimentar y romper límites al relacionarse con otras personas.

Para evitar sustos, debemos dotar a nuestros hijos de los recursos necesarios para que puedan actuar de una forma responsable y consciente, y tengan la opción de no producir, enviar, ni difundir este tipo de contenido. Este trabajo se debe de realizar desde la infancia, fomentando la capacidad de crítica, la autoestima y el respeto por uno mismo.

Diálogo adecuado a su nivel de comprensión

Todo momento es bueno para empezar a sentar las bases de conocimiento de nuestros hijos sobre los riesgos del sexting u otras conductas de riesgo en internet con actitud serena y abierta, y un lenguaje adecuado a su grado de madurez. Mientras que a un adolescente se le puede explicar en qué consiste la práctica del sexting y sus riesgos con ejemplos y fomentando la resolución de sus dudas, a un niño más pequeño, que no puede entender la presión que una persona que le atrae puede ejercer sobre su persona, se le puede explicar por qué no es seguro mostrarse en una fotografía con poca ropa.

Siempre evitando un lenguaje extremista y sobreprotector que los coaccione y les impida la formulación de algunas preguntas cuyas respuestas puedan resultarles útiles en el futuro. Además, haciéndoles saber que pueden contar con nuestra ayuda si se ven en alguna situación susceptible de ser perjudicial para ellos.

Más en El Blog de Lenovo | Preparar nuestro ordenador con Windows 10 para dejárselo a nuestros hijos con total seguridad

Etiquetas: