Cómo configurar la red WiFi 5G y aprovechar al máximo la fibra óptica

Una gran parte del mundo se conecta a internet gracias a redes inalámbricas. Ya sean de datos móviles o de conexión a banda ancha mediante routers con tecnología Wi-Fi. El problema con el soporte WiFi es que las redes actuales se saturan por culpa de esa gran demanda. El avance de la tecnología hace que las redes 2,4G comiencen a quedar obsoletas en ciertos aspectos frente redes WiFi 5G, mucho más rápidas. Te ayudamos a configurar la red WiFi 5G para aprovechar al máximo tu fibra óptica.

Las redes 2,4G están saturadas

Uno de los mayores problemas de las redes Wi-Fi actuales es el de la intensa saturación que sufren. Sobre todo, en grandes núcleos de población. Haz la prueba y conecta la red WiFi de tu móvil, tablet u ordenador y realiza una búsqueda. Comprobarás que, como mínimo, aparecen unas 10 redes Wi-Fi a tu alcance, cada una de mayor o menor intensidad según varios factores determinantes. Esta existencia masiva de redes Wi-Fi, la gran mayoría usando la banda de los 2,4G, es la culpable de que aparezcan interferencias entre ellas mismas.

Por si fuera poco, algunos electrodomésticos como los microondas y otras conexiones inalámbricas como el Bluetooth operan en la misma banda de los 2,4G. Por lo tanto, es muy fácil que todas estas interferencias acaben resultando negativas para la velocidad de nuestras conexiones Wi-Fi.

Las redes que aprovechan la banda 2,4 GHz son las que se rigen por los estándares 802.11b/g/n, siendo el 802.11n el que mejor provecho saca de este tipo de conexiones. La existencia de las redes que aprovechan la banda de los 5 GHz no es ninguna novedad. Se usaban con el estándar 802.11a desde hace años. Esta banda de frecuencia está mucho más limpia que la típica de 2,4G. Por razones obvias: apenas se usa. La aparición hace un año del nuevo estándar 802.11ac que aprovecha de lleno la banda de los 5G, permite una serie de ventajas.Entre ellas, el uso de doble banda, una mayor velocidad de transferencia, y un ancho de banda mayor para cada canal.

Diferencias a tener en cuenta entre redes Wi-Fi

GHz

Teniendo en cuenta que las velocidades de las líneas ADSL, hasta hace unos años, no sobrepasaban los 30 MB, una conexión Wi-Fi de alta velocidad no tenía sentido, al menos en el ámbito doméstico. Ell estándar 802.11n que se usaba con un máximo de unos 37,5 MB por segundo, abarcaba dichas velocidades de descarga.

La popularización de servicios de vídeo de alta definición bajo demanda, juegos masivos online, y, sobre todo, la llegada de las líneas de fibra óptica hacen necesario un incremento de velocidad para los usuarios más exigentes. Las redes WiFi 5G son capaces de ofrecer velocidades cercanas a los 108 MB por segundo. Las redes 2,4G, además de los mencionados problemas de saturación, cuentan con pocos canales si los comparamos con las redes WiFi 5G: alrededor de 13 canales. Las 5G hacen uso de nada menos que 23 canales.

Cuadro-wifi

 

Cabe destacar que el ancho de banda de los canales que se usan en las redes 2,4 GHz es de 40 MHz como máximo, mientras que las redes 5 GHz permiten exactamente el doble: un ancho de canal de 80 MHz, lo que aporta mayor desahogo para transmitir datos. Un detalle que debemos tener muy en cuenta a la hora de pensar en montar una red WiFi 5 GHz en nuestro hogar o empresa es que esta banda de 5 GHz trabaja en una frecuencia mayor a la de 2,4 GHz, es decir, es más sensible a obstáculos como puertas, paredes y muros y otras interferencias. Es necesario planificar bien su instalación para sacarle jugo a la alta velocidad que pueda ofrecernos.

Aprovecha las capacidades de una red WiFi 5 GHz para tu fibra óptica

paramsen

Por supuesto, sobra decir que para aprovechar una red WiFi 5 GHz, lo fundamental es contar con un dispositivo que nos brinde una red 5 GHz, ya sea un router o un punto de acceso preparado, y otro que sea capaz de recibir esa señal ya sea nuestro ordenador, tablet o smartphone compatible. Por suerte, todos los routers que soportan las redes 5 GHz actualmente son duales, es decir, también pueden ofrecer redes 2,4 GHz simultáneamente.

Estos son los pasos básicos que debemos tener en cuenta para conectarnos a nuestro WiFi 5 GHz

  • Como podemos comprobar en la imagen, la configuración de una red 5 GHz es muy similar a la configuración de una red WiFi 2,4 GHz. Tendremos que establecer varios parámetros que aportarán mayor seguridad y potencia a la red. Si queremos potenciar la conexión a una red WiFi 5 GHz, podemos comenzar por añadir una encriptación WPA2, la más segura que podemos asignar habitualmente. Además, es importante asignar una contraseña elaborada que contenga letras, cifras, y mayúsculas. Será más difícil de saltar.
  • El canal de transmisión de nuestra red 5 GHz también es crucial. De los 23 canales que tenemos para escoger, los más bajos funcionarán mejor, ya que serán más fuertes frente a interferencias. El canal 56 es más recomendable y versátil que el 165.
  • Nos interesa asignar un ancho de banda amplio. De este modo, debemos escoger los 80 MHz para aprovechar todo el potencial que nos brinda este tipo de red.
  • El router o el dispositivo de transmisión de la red nos puede brindar otras opciones extra como la intensidad de emisión de la señal, que siempre será recomendable configurar en su potencia máxima.

Imágenes | howtogeek | anexoM | apcmag | phorus | geeksaresexy

Etiquetas: