¿Moverse como un dinosaurio? Así les dan vida gracias a la realidad virtual

Poco después de aterrizar en helicóptero en isla Nublar, los paleontólogos Alan Grant y Ellie Sattler veían su primer brachiosaurius. Los empleados de InGen trabajaban sin descanso para ultimar los preparativos y presentar Jurassic Park al mundo. Corría el año 1993 y los dinosaurios clonados genéticamente por InGen eran, en realidad, gigantescos robots que se movían gracias a efectos especiales mecánicos. Su mejor ejemplar, el T-Rex, era una máquina de más de 4.000 kilos que llevó meses de trabajo a ingenieros, diseñadores y mecánicos, entre muchos otros.

25 años y varias películas después, es posible caminar junto a dinosaurios gracias a la realidad virtual. Jurassic Park Blue es la experiencia RV creada por Felix & Paul Studio’s que sigue los pasos de Blue, el único velociraptor superviviente tras la película Jurassic World.

Tras los movimientos del velociraptor

Al contrario que en muchas otras experiencias de realidad virtual, en Jurassic Park Blue la historia no se percibe desde el punto de vista del personaje. El usuario se sitúa a su lado y puede verlo en cada momento, convirtiéndose en una especie de extensión del protagonista. Lo ve saltar, agacharse, atacar y defenderse.

En la primera parte de la mini-serie, Blue recorre la isla en busca de comida. Los humanos se han retirado tras el incidente que tiene lugar en la película, por lo que sus únicos enemigos son otros depredadores. Durante el segundo episodio, un desastre natural hace que tenga que centrarse más en su supervivencia.

Su creación fue muy diferente a la que dio vida al gran T-Rex de 1993. En Capture Stage de Felix & Paul Studio’s varias cable-cam registraron todo el entorno en un vídeo de 360º en el que se integró, posteriormente, la animación por ordenador de los dinosaurios. La parte inferior de estas imágenes se renderizaron con estereoscopía 3D. El resto del trabajo se complementó con un traje con sensores para registrar el movimiento del velocirraptor.

El resultado es un movimiento fluido y continuado que da vida al dinosaurio de forma realista. Todo para hacer olvidar al jugador que lleva puestas unas gafas de realidad virtual. Y que, en realidad, no está en isla Nublar, sino en el salón de su casa. La mini-serie, creada por Felix & Paul Studio’s en colaboración con Industrial Light & Magic, está disponible en la tienda Oculus para diferentes gafas de realidad virtual.

Robots mecánicos y CGI

La realidad virtual no es lo único que diferencia los dinosaurios de hoy de los primeros robots de la saga. Los animales de Jurassic World, nacidos 22 años después de los originales, ya tenían mucha más presencia de animación digital. Se crearon a través de una combinación de animatrónica e imágenes generadas por ordenador (CGI) y se controlaban y programaban de forma remota. Los movimientos que no se podían lograr (o no resultaban lo suficientemente realistas) por animatrónica se creaban posteriormente por ordenador.

Blue, el velocirraptor que protagoniza las aventuras de realidad virtual, también fue creado por animatrónica para la película. Algunos de sus movimientos, como el parpadeo, se realizaron con tecnología informática. La creación de estos robots implica el trabajo de decenas de trabajadores de equipos artísticos y tecnológicos. Pero, al final, su presencia facilita tanto la interacción de los actores con los animales durante los rodajes que compensa todo el trabajo anterior.

Más experiencias de realidad virtual

Gafas para experiencias de realidad virtual

Cuando se acuñó el término “realidad virtual” en los 80, era difícil imaginar el realismo que las experiencias podrían alcanzar. Y no solo para moverse entre dinosaurios. Visitar museos o lugares de otras partes del mundo, jugar a deportes extremos, nadar entre tiburones o viajar atrás en el tiempo es posible gracias a gafas de realidad virtual como Mirage Solo o Lenovo Explore.

Mirage Solo es un dispositivo que combina la tecnología WorldSense de Google con Daydream. Es totalmente autónomo, por lo que puede usarse sin necesidad de conectarlo a un ordenador o a un smartphoneSin cables ni ningún tipo de impedimento para avanzar, retroceder, saltar o agacharse en los mundos de las más de 250 aplicaciones de Daydream a las que tiene acceso.

En el caso de Lenovo Explore las posibilidades son aún mayores al poder acceder a más de 20.000 aplicaciones de Microsoft. Basadas en Windows Mixed Reality, estas gafas cuentan con controladores de movimiento, teclados y ratón. Perfectas para dar más realismo a los juegos (nada como levantar materiales para meterse de lleno en el Minecraft) o trabajar en otros espacios de realidad virtual.

Además de probar otros mundos, también es posible capturar los que ya conocemos. Accesorios como la Mirage Camera permiten capturar experiencias en vídeos y fotos de 360º que pueden emitirse en directo y compartirse por Google Fotos y Youtube. Tambien pueden disfrutarse en realidad virtual en el dispositivo Mirage Solo.

La idea de clonar dinosaurios a partir de material fósil ha quedado en la ficción. Sin embargo, la posibilidad de vivir experiencias realistas junto a estos animales está cada vez más cerca. Eso sí, sin necesidad de volar en helicóptero a una isla de Costa Rica. La idea es hacerlo desde nuestro propio sofá.

Imágenes | Jurassic Park Blue, Lenovo

Etiquetas: