roger_l_easto

El hombre detrás del GPS: Roger L. Easton

Sin él, estarías perdido.

Roger L. Easton, nacido el 30 de abril de 1921, no solo fue un científico, ingeniero y visionario, sino también el cerebro detrás de una de las tecnologías más disruptivas de nuestro tiempo y sin la que ahora mismo no podríamos vivir, sobre todo aquellos que, es salir de casa, y no saben a dónde ir. Por supuesto, como reza el titular de este interesante artículo, hablamos del GPS.

Roger Easton creció en una época donde los sueños de exploración y descubrimiento lo inundaban todo. Su fascinación por la ciencia y la tecnología se encendió temprano en su vida, llevándolo a obtener su licenciatura en física en la Universidad de Illinois en 1943. Pero aún estaba lejos de su gran creación. De hecho, como la mayoría de los grandes inventores de este siglo, su carrera militar tuvo mucha influencia en su vida.

Después de servir en la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Easton regresó a la vida civil y continuó su educación. Obtuvo su maestría y doctorado en física en la Universidad de Michigan y, tras hacer un alto en su vida, comenzó a trazar el interesarse por la forma de ubicarnos en el planeta, iniciando así el camino hacia la invención que cambiaría la forma en que el mundo se posiciona hoy en día.

Los locos años 60

La década de 1960 marcó un punto crucial en la carrera de Easton. Fue entonces cuando, tras la guerra, comenzó a trabajar para la Naval Research Laboratory (NRL), donde se convirtió en el líder del equipo que desarrollaría el sistema de navegación por satélite conocido como TRANSIT. Este sistema, aunque precursor del GPS, tenía limitaciones, como la baja precisión y la necesidad de estaciones terrestres.

invencion del GPS

Por aquel entonces consistía en una red de satélites que emitían señales de radio a las estaciones terrestres, que podían calcular su posición y velocidad con una precisión de unos pocos metros. El sistema se usó principalmente para guiar a los submarinos nucleares, pero también para la navegación marítima y aérea.

Sin embargo, Easton no se conformó. Su mente inquieta y su pasión por la innovación lo impulsaron a imaginar un sistema mucho más avanzado, uno que podría proporcionar ubicaciones precisas en cualquier parte del mundo, sin importar las condiciones climáticas o las barreras geográficas.

La revelación de todo genio

Según leemos en las diferentes biografías que hay esparcidas por la Red sobre el inventor del GPS, el momento revelador para Easton ocurrió durante unas vacaciones en la playa en 1955. Mientras caminaba por la orilla, observó las señales de radio de los transmisores en los faros cercanos. Esta experiencia lo llevó a la idea de que, si pudiera medir el tiempo que tardan las señales en llegar a un receptor, podría determinar la distancia desde cada transmisor.

Este concepto fue la chispa daría lugar al GPS, tal y como lo conocemos hoy en día, en la mente del científico. Ese mismo año comenzó a trabajar en un sistema que utilizaría múltiples satélites para proporcionar ubicaciones precisas en cualquier parte del mundo. Este fue el inicio del Proyecto 621B, el precursor del sistema GPS que conocemos hoy.

No obstante, hubo que esperar a 1973 para que Easton y su equipo lograran un hito monumental al lanzar el primer satélite del sistema NAVSTAR GPS. Este satélite, conocido como Navstar 1, marcó el inicio de la era del posicionamiento global. El sistema utilizaba una constelación de satélites en órbita para proporcionar información de ubicación precisa en cualquier lugar de la Tierra.

NAVSTAR GPS

¿Y cómo se recibía la señal? Lo que consideraríamos como el primer GPS de la historia no eran más que un conjunto de receptores desarrollados para uso militar, pero que rápidamente encontró su camino en aplicaciones civiles. A medida que la tecnología evolucionaba, los dispositivos GPS se volvieron más compactos y accesibles, transformando la forma en que navegamos por el mundo.

La actualdiad del GPS

Hoy en día, existen muchos sistemas de navegación más avanzados y versátiles que el TRANSIT, como el GPS, el GLONASS, el Galileo o el BeiDou. Estos sistemas permiten determinar la posición, la velocidad y el tiempo con una precisión de unos pocos centímetros, usando receptores portátiles que pueden comunicarse con los satélites mediante diferentes tecnologías inalámbricas, como el 5G, el WiFi 6, el Bluetooth o el NFC. Además, estos sistemas ofrecen servicios adicionales, como la navegación asistida por voz, la información del tráfico o la realidad aumentada.

automatizacion vehiculo gps facilita vida

Pero todo esto no existiría sin el enfoque de Roger L. Easton en la precisión y la accesibilidad de su sistema, lo que allanó el camino para el desarrollo de aplicaciones civiles, desde la navegación de vehículos hasta la geolocalización en nuestros teléfonos inteligentes.

Así que, cada vez que confías en tu dispositivo GPS para llevarte a destino, uses el posicionamiento de tu móvil, o actives los servicios de localización de cualquier aparato tecnológico, recuerda al hombre detrás de la revolución de la navegación.

Total
0
Shares
Anterior
Milda Mitkute, la creadora Vinted
vinted

Milda Mitkute, la creadora Vinted

La app nacida de una necesidad

Te puede interesar