wallapop_street2

Agustín Gómez, conoce al fundador de Wallapop

Creador de una gran start-up española

Una de las cosas que ha cambiado y mucho con Internet ha sido el comercio. Es verdad que siempre se ha intentado vender productos de forma sencilla gracias al correo postal o el teléfono, pero nunca ha habido una revolución tan grande hasta la llegada de Internet. Sin embargo, no hablamos solo de comprar, ya que las ventas de productos de segunda mano también son importantes. Y aquí es donde Agustín Gómez vio la oportunidad de fundar una de las aplicaciones que se ha convertido en top para vender todo aquello que no necesitas: Wallapop.

Y es que a día de hoy es tan sencillo comprar como vender cosas a través de Internet, por lo que es muy probable que hayas llegado en algún momento de tu vida como internauta a buscar cosas en esta red social donde cualquier particular puede vender sus propios enseres.

Unos inicios muy humildes

Cuando se trata de tecnología, uno mira a las grandes empresas que hoy operan a través de tu pantalla. Muchas de ellas nacieron en una e´poca primigenia y se han adaptado a los tiempos que corren. Los casos más comunes pueden ser Google o Facebook, y los orígenes de Wallapop no son menos. A día de hoy, todo el mundo conoce esta aplicación de compra-venta de objetos entre particulares, pero de no ser por dos españoles hoy no estaríamos hablando de la aplicación.

Uno de ellos es Agustín Gómez, actual CEO y uno de los fundadores de Wallapop. Junto a su socio, David Muñoz, solían ser dos más en sus respectivos barrios de Barcelona ya que uno es de L’Hospitalet de Llobregat y el otro de Santa Coloma de Gramanet. En el caso del protagonista de esta historia, hablamos de la parte matemática más que de la técnica.

agustin gomez

Agustín creció siendo uno más en su barrio e inició sus estudios en Telecomunicaciones, los cuales pagaba con el trabajo que hacía para una empresa de videovigilancia. Una vez acabada la carrera, entró en el mundo de la consultoría y moviéndose entre Barcelona, Suiza y hasta Estados Unidos. No se puede decir que no ha sido una persona de mundo, pero su historia fue mucho más allá por la necesidad de montar algo propio. Es por eso que junto al que hoy es su socio, decidieron crear un servicio conocido por todos.

2013, el año en que sale Wallapop

Como te decíamos David Muñoz como Agustín Gómez querían montar una empresa por su cuenta y en 2013 se lanzaron a la aventura. De hecho, no fue una tarea fácil y solo porque en los próximos tres años no les reportaría beneficios. En el caso de Gómez, todo empezó haciendo fotos en mercadillos para nutrir la web de contenido que la gente pudiera ver y más tarde comprar, aunque el mejor momento para la aplicación no llegaría hasta su salida al mercado de los móviles.

Anuncio Wallapop: Si no te gusta, súbelo (30")Anuncio Wallapop: Si no te gusta, súbelo (30″)

El día en que Wallapop salió en iOS para ellos fue un subidón, ya que se colocó en su primer mes como aplicación número uno en España. Lo mismo pasó en Android, donde se dispararon las descargas por toda la gente que quería vender sus cosas en la Red. Pero el servicio no se hizo famoso por sí solo, ya que a los dos socios se les ocurrió una forma de invertir en publicidad.

En una entrevista en Forbes Agustín cuenta que en ese momento apostaron por el marketing en dos sitios: Facebook y la televisión, dos cosas que en 2013 todo el mundo consumía. De hecho, fue en la televisión donde tuvieron que hacer una estrategia que a muchos les parecería impensable ya que dieron parte de la empresa a Atresmedia con el fin de entrar en los huecos publicitarios que la cadena tenía por cubrir. La jugada salió bien.

Actualmente es presidente de su empresa

Agustín Gómez es uno de los fundadores de Wallapop, aunque a día de hoy la gestión corre a cargo de otra persona que tampoco es su socio Muñoz (quien se dedica a la parte técnica de la aplicación). Después de dar el salto a Estados Unidos y competir con los más fuertes, Gómez se dio cuenta de que la gestión de la empresa debía estar en manos de otra persona y él quedarse en la labor del presidente gestionando la empresa.

Como puedes ver, la creación de esta start-up de éxito no ha sido un camino de rosas ya que ha supuesto mucho esfuerzo económico y personal para ambos. A día de hoy, es innegable que Wallapop es una de las redes sociales más queridas entre los usuarios de todo el mundo y apoyada por grandes marcas. Lo mejor de todo es que no solo puedes encontrar artículos de cualquier precio, incluso por encima de las cuatro cifras, también dejan que los usuarios se tomen con humor la app en sus descripciones o ventas siempre que cumplan con el código ético de la empresa.

VISTO EN WALLAPOP 2VISTO EN WALLAPOP 2
Total
0
Shares
Anterior
Ada Lovelace, la primera programadora de la historia
Ade Lovelace

Ada Lovelace, la primera programadora de la historia

Una gran referencia para el mundo entero

Te puede interesar