aloha

Este robot demuestra que ya son capaces de hacer las tareas domésticas sin ayuda humana

Un robot que ayuda en casa.

La robótica está avanzando mucho gracias al impulso de la inteligencia artificial. Es la combinación perfecta entre hardware y software, aunque nada de esto sería posible sin la ayuda del ser humano. Y es que en ocasiones ninguna de las dos partes sabe cómo actuar en diferentes situaciones y es ahí donde las personas tienen muchísima importancia. Es lo que ocurre cuando toca enseñar tareas básicas como las que Aloha ha aprendido.

Los inicios en una convivencia no son fáciles, pero hay que estar preparados para cualquier cosa. Eso es lo que nos pasa a los seres humanos cuando queremos vivir bajo el mismo techo que otros, pero cuando lleguen los robots también deben estar preparados.

Aloha es capaz de hacer todo tipo de tareas domésticas

Puede que uno de los regalos más queridos por todos los chicos allá por los años 90 fuera el robot Emilio. Si no te acuerdas de él, se trataba de un juguete electrónico por radiocontrol que era capaz de moverse y llevar cosas por ti siempre que tuviera una bandeja o lo llevara en las pinzas que hacía de manos. El problema es que muchos caímos en el engaño de que eso y otras cosas más las hacía solo.

Mobile ALOHA - A Smart Home Robot - Compilation of Autonomous SkillsMobile ALOHA – A Smart Home Robot – Compilation of Autonomous Skills

Pero años después todos esos sueños, como ocurre con la ciencia ficción, se convierten en realidad con robots como Aloha. Este robot, a pesar de su rudimentario diseño, tiene todo lo que necesita para hacer las tareas de casa. Si, como lo lees, aunque de momento está en una fase muy temprana de su aprendizaje, ya es capaz de hacer algunas labores que para muchos todavía les resultan difíciles, como es el caso de cocinar.

Tampoco pienses que es capaz de hacerte una receta elaborada, pero si puede hacer las veces de pinche y acercándote elementos que ya sabe dónde están, hacer algunos cortes en los alimentos para luego saltearlos o incluso dejarle la labor de lavar en el fregadero todos los cacharros sucios.

La aportación humana al prodigio robótico

Como te decíamos antes, Aloha no funciona por su cuenta. En su estructura aún inacabada, necesita el aprendizaje y qué hacercon ese par de pinzas de que dispone. Pues bien, sobre la plataforma con ruedas y encima de la pila que lo mueve se coloca una estructura metalizada compuesta por un ordenador que capta las señales e interpreta las órdenes del usuario. Este se coloca detrás del dispositivo con unos mandos con los que es capaz de mover las pinzas a su antojo para que el ordenador registre esos movimientos y los asigne a una orden.

El proceso es sencillo, para un ser humano, pero como pasa en todos los casos, requiere práctica para obtener la maestría. De hecho, el equipo al cargo de su desarrollo comenta que el robot necesita reproducir la acción un total de 50 veces simplemente para obtener un 90% de efectividad a la hora de realizar una acción de manera autónoma.

Sin duda, se trata de un gran avance para la robótica que siente las bases de lo que podríamos ver en el futuro con robots domésticos.

Total
0
Shares
Anterior
Ahorrar dinero usando tu orina como refrigerante líquido de tu PC es posible
refrigeracion liquida

Ahorrar dinero usando tu orina como refrigerante líquido de tu PC es posible

¿Serías capaz?

Te puede interesar