Cómo están transformando las CSP la logística tradicional

Grandes avenidas desiertas antes ocupadas por largas caravanas de camiones, aduanas bloqueando la partida de cargamentos, proveedores retrasando pedidos y gigantescos lotes de stock y envíos de mercancía sin fechar correctamente.

Y la tecnología como aliado clave, un agente fundamental cuando todo lo tradicional falla, agilizando la cadena de suministro, desde el etiquetado y seguimiento hasta labores tan prosaicas como la comunicación entre el personal de la empresa. Está claro que este 2020 ha supuesto algunos de los más importantes retos de la historia moderna. Aunque el verdadero reto consiste en reponerse, en hallar la solución.

Un 2020 de cambios (logísticos)

2020 ha sido un año de transformaciones cruciales. En la educación, profesores y alumnos se han visto obligados a redistribuir espacios y cambiar hábitos. Todo por adaptarse a un nuevo modelo que nos ha venido impuesto. Pero el mundo debe seguir girando y en el comercio no existe mucho margen de cambio: los supermercados han de seguir siendo abastecidos, y los portátiles, smartphones y otras herramientas de comunicación y trabajo siguen siendo indispensables.

La congestión portuaria, por ejemplo, tiene un elevado coste. Cada empresa alquila una plaza y si el estocaje se acumula, sufren un sobrecargo tanto por mantenerlo como en las tarifas del transporte. Una crisis que se transforma en escasez de contenedores: al no darse un correcto flujo en las cadenas de transporte, aumenta el precio del alquiler de estos contenedores. En último término, suben los precios, se disparan las tarifas y los costes de mover un barco cargado de cualquier cosa.

El COVID-19 también reduce la cantidad de personal disponible, lo que conduce a algunas empresas a contratar y formar de manera apresurada. Menos trabajadores en puertos redunda en procesos de validación más lentosdescargas más lentas… un atasque internacional que no ha de ser percibido en las cadenas de distribución, ya que redundaría en una desestabilización de la economía general. En resumen, es imprescindible proponer alternativas y actuar con agilidad.

Qué es un proveedor de soluciones en la nube (CSP)

La logística tradicional se fundamenta en la distribución de suministros y bienes siguiendo siempre la misma cadena: compra, producción, venta, distribución. En los modelos B2B y B2C se suprime el operador logístico y los canales de distribución tradicionales pasan a ser cubiertos por tiendas virtuales y portales de compras. Si ha cambiado la forma en la que se comunican empresas y clientes, ¿por qué no debería ser así también para los distribuidores?

Los CSP (del inglés Cloud Service Provider) forman parte de la transformación digital, una de las muchas soluciones en los nuevos modelos de distribución de software basados en la nube. El objetivo es integrar pasarelas de login, de pagos o de gestión de estocaje, a través de herramientas que puedan ser supervisadas y escaladas en remoto.

Cada cliente cuenta con una licencia de acceso y la empresa de software aporta las herramientas necesarias para esta integración personalizada. Dicho de otra forma: hablamos de un sistema que reduce gran parte del modelo de comunicación analógico entre clientes y distribuidores a una fórmula mucho más simple. Una que podemos trackear desde nuestro propio smartphone de empresa.

Una tarea para Lenovo Japón

Como tantas otras empresas —desde la construcción hasta el sector retail—, una de las mayores entidades de logística de Japón se encontró con la problemática anterior: bloqueos de movilidad frente a una mayor necesidad de gestión remota en momentos de clara incertidumbre.

Fue entonces cuando Lenovo Japón desarrolló una edición personalizada de la suite ofimática Microsoft 365, una de las herramientas que todos conocemos no solo por los omnipresentes programas Word y Excel, sino por la utilidad de comunicación Teams, la nube virtual OneDrive, el host para correos de empresa Exchange Online, además de aplicaciones de seguridad como InTune. Recursos de uso sencillo que muchas personas ya utilizamos de manera rutinaria.

Lenovo cuenta con una dilatada experiencia dando soporte a empresas a través de herramientas basadas en cloud computing, en servicios como nube híbrida. Como usuarios, no necesitamos crear una compleja nube personal, ya que todo el servicio ha sido personalizado para cada cliente. Lenovo Japón comercializó esta suite integral a través de su portal comercial. De esta manera, se realizaba un seguimiento para asignar rápidamente licencias a cada usuario.

La comunicación es imprescindible para mantener la flexibilidad, desde el almacén a la cabina de un camión, pasando por el localizador GPS, el teléfono de algún agente intermedio o el portátil de la oficina donde trabajamos. Si algo se pierde, si algo se estropea, esa cadena de comunicación podrá poner freno antes de que sea demasiado tarde.

Los retos seguirán presentes. Tanto el final de este 2020 como el venidero 2021 exigen repensar la matriz laboral y la forma en la que se distribuye el mercado. Soluciones como la CSP desarrollada por Lenovo son de vital importancia para seguir avanzando en las tareas de evaluación, viabilidad y tecnologías circunscritas a la logística del nuevo siglo.

Imágenes | Lenovo, Microsoft

Etiquetas: