Las mujeres en los eSports: así está el juego

Cada vez es más frecuente ver cómo los eSports consiguen llenar estadios enteros. Su público es cada vez mayor, la seriedad de los campeonatos aumenta, los medios les dan cada vez más importancia… Todo parece perfecto, pero aun así los eSports todavía tienen un pequeño agujero negro en su sistema: la mujer.

¿Cuántas jugadoras profesionales conocemos comparado con jugadores? El número de mujeres es tremendamente inferior y no solo a nivel de juego. Tampoco vemos muchas mujeres en los cuerpos técnicos ni casteando. Ni siquiera conocemos a tantas streamers femeninas como streamers masculinos.

Lo cierto es que, la industria de los videojuegos y de los eSports es una de las más discriminatorias a día de hoy en un mundo que está decidido a cambiar (aunque en casos como este muy lentamente).

La menor presencia de la mujer

La ausencia de mujeres en este sector no tiene nada que ver con su interés por él. El año pasado la agencia Play The Game reveló que un 44% de los videojugadores españoles son mujeres. Una cifra bastante alta si la comparamos con su representación a nivel profesional.

Y es que el machismo, el ciberacoso y las desvalorizaciones hacen que muchas mujeres prefieran no intentarlo por miedo a las críticas. “He trabajado con un montón de mujeres, pero para mí, siempre y para toda la vida, me vale más un hombre que una mujer”. La famosa jugadora Aidy García, española profesional de CS:GO, tuvo que soportar escuchar esa frase de la boca de un compañero de equipo.

Además de ser infravalorada a nivel verbal, también lo era a nivel económico. Recuerda un torneo en París: “el premio máximo para nosotras era de 4.000 euros y para ellos de 20.000”. Las brechas salariales son un problema que afecta a toda la industria del videojuego. EsportsBets realizó un estudio que nos abrió los ojos respecto a ello. Comparó a los 500 mejores profesionales de la industria y reveló que mientras que ellos ganan 360.000 euros de media, ellas poco más de 2.600. Una diferencia abismal.

Insultos y vejaciones desmotivantes

Desgraciadamente, la gente empezó a ser más consciente de la desigualdad en esta industria tras el caso de María ‘Remilia’ Creveling. La jugadora profesional de LoL llegó a la máxima competición del juego en EEUU. A pesar de sus logros, se vio superada por las críticas y el maltrato de sus compañeros hacia ella en un mundo donde los equipos podrían ser sin problemas, paradójicamente, mixtos.

Una encuesta de ESPN realizada en 2017 a jugadores norteamericanos profesionales de LoL reveló que el 27% se sentiría incómodo con una mujer en su plantilla e incluso más desconcentrado. Y esto es un grave problema teniendo en cuenta que en los eSports no hay ningún tipo de barrera física. Cualquier mujer con entrenamiento y práctica podría estar al mismo nivel competitivo que cualquier hombre.

Los menosprecios alcanzan también a una parte menos visible: las streamers. Paracetamor (Raquel de Rica) aguanta todo tipo de insultos cada vez que se retransmite jugando a LoL.  “Valoran mi aspecto físico y me dicen que debería estar fregando en vez de observar las jugadas que hago”.

De camino hacia el cambio

Como vemos, la situación es complicada. Sin embargo, se está consiguiendo avanzar muy poco a poco. Los nombres de cada vez más mujeres empiezan a llenar el mundillo de los eSports, ya sea en forma de jugadoras, streamers o técnicas.

Inés “Mitsuki” Toledo es administradora de competiciones en ESL. Jenifer González, team manager del Valencia CF de LoL. Ana “Anouc” Oliveras es ex jugadora y Product Manager de la ESL Masters España… Todas ellas coinciden en que todavía queda mucho trabajo por hacer.

Aun así, vemos que la cosa marcha bien. Miss Harvey (Stephanie Harvey) es quizás la jugadora más conocida a nivel internacional; es nada más y nada menos que cinco veces campeona mundial de Counter Strike. Le sigue de cerca Sasha ‘Scarlett’ Hosting, profesional de Starcraft II. Pero también resuenan otras como la propia Aidy García, Zainab “zAAz” Turkie, Se-yeon «Geguri» Kim…

Eso sí, lo que realmente está copando las miradas últiamamente es la creación de equipos exclusivamente femeninos. Aunque esto es positivo, no deja de ser injusto; realmente todas las ligas profesionales de eSports están preparadas para ser mixtas. El problema es que los equipos no parecen querer apostar por mujeres en sus rosters.

El caso de Zombie Unicorns y otros

La aparición del equipo femenino Zombie Unicorns ha acaparado todas las miradas. El equipo tiene como ADCarry a la española Laura “Aryenzz” Muñoz. La support es la austriaca Marlies “Maestra” Brunnhofer. En la jungla, Patrycja “Reniferka” KruminIvana “Kaem” Kortová es TopLaner y en el medio tenemos a Tanja “Escape x3” Reither.

Hace nada que Movistar anunció su alianza con el equipo. ¿El objetivo? Ayudarlas a hacerse oír en un mundo todavía machista.

Así han hecho también los de Asus Rog Army, quien hace nada sorprendía presentando su equipo femenino (también de LoL). Y en su roster Female Team encontramos grandes jugadoras internacionales. Como Top Nicole “Wolf” Natasja, a la jungla Olimpia “Komedyja” Cichosz, Alena “Tifa” Maurer es su Midliner, de ADC Natalie “Statospanda” Kristiansen y como apoyo Eva “Kyanna” Murn.   

A ellos se ha sumado también G-Lab Penguins con Penguins Academy. Un nuevo equipo con el que participarán en el Circuito Tormenta creado por Riot Games.

Ligas femeninas

Con el tema de las ligas pasa lo mismo, aunque no debería haber ligas exclusivamente masculinas o femeninas, por lo menos su existencia es un paso hacia la igualdad.

Por poner un ejemplo, hace casi medio año se celebró el Intel Challenge Katowice. Un torneo femenino de CS:GO enmarcado en la IEM EXPO. Congregó a 8 equipos femeninos (RES, Dignitas fe –vencedoras-, ARES fe, Squared Fe, Keyd Stars Fe, RES Gaming y Team Singularity Fe).

Y volviendo a las chicas de Zombie Unicorns, han estado presentes en algunas de las competiciones femeninas más importantes. Han ganado el torneo femenino Tactical Riot Gaming, son varias veces campeonas del ESL LoL EU 5on5 Ladies, han participado en el Girl Gamer eSports Festival de Macao y quedaron finalistas en el Female Legends Women’s Day Celebration 2018.

Aunque parezca que hay muchas competiciones femeninas, si nos pusiéramos a buscar cuántas hay sin presencia de mujeres la diferencia nos dejaría sorprendidos.

Todavía queda mucho camino por recorrer y muchas barreras por superar. Por lo menos parece que en un futuro será posible ver mujeres pelear por los títulos más importantes junto a compañeros masculinos.

Etiquetas: