Trucos para reducir el consumo de tu PC Windows 11

El consumo energético es una variable que ha pasado a ocupar la atención de todo el mundo, también en el uso de ordenadores, ya sean portátiles como de sobremesa. Y es que estos aparatos también gastan luz, lo que se traduce en un coste. Hasta hace unos meses, no era excesivo. Sin embargo, el precio del kilovatio hora (kWh) ha subido de forma que ahora sí que es algo que contribuye a aumentar la factura energética de las oficinas y los hogares. Así que, dado el contexto, es importante saber cómo reducir el consumo del PC en la factura de la luz de nuestro hogar.

Índice

Conoce tu contrato energético

Desactiva la tarjeta gráfica dedicada

Usa el portátil con batería

Usa modos de rendimiento optimizados

Limita el consumo del procesador y la GPU

Da el salto al gaming en la nube

Apaga el equipo

Cuantifica el consumo de tu ordenador

Actualmente, el precio está en torno a los 0.29 euros el kWh en su valor más reducido, si consultamos fuentes como Tarifaluzhora, con picos de 0.42 euros. Esto quiere decir que, para un equipo que consuma 330 vatios (W), en tres horas de uso habremos gastado algo menos de 1 euro para un precio del KWh de 0,33 euros. Esa energía es la que necesita aproximadamente un equipo portátil gaming de gama alta o un PC medio. Pero hay que tener en cuenta que un equipo para jugar llega a los 700 W con carga máxima en juegos, lo cual implica que, en una hora y media de uso, habremos gastado aproximadamente 1 euro en electricidad. Y eso solo para la torre. Si juegas hasta cuatro horas todos los días, en un mes puedes gastar sobre los 80 euros.

Es verdad que los portátiles delgados y ligeros consumen menos, eso sí. Unos 20 W–80 W, dependiendo del modelo concreto. En este caso, para gastar un KW necesitaremos unas 50 horas para el caso de un consumo de 20W, lo cual es más asumible.

En cualquier caso, el consumo de luz preocupa de manera general en el escenario actual, así que… ¿cómo reducir el consumo del PC?

Conoce tu contrato energético

Lo primero para saber cómo reducir el consumo del PC será conocer los detalles de tu tarifa eléctrica. Desde las horas punta y valle hasta cuántos kilovatios tienes para gastar en una tarifa plana, pasando por la potencia contratada. De este modo, podrás tomar decisiones acerca de cuánto tiempo usar el ordenador y en qué momentos del día.

Desactiva la tarjeta gráfica dedicada

Especialmente en los equipos de sobremesa, cuando no estés jugando, inhabilita la tarjeta gráfica dedicada (las que procesan imágenes). Esto se puede hacer desde las opciones de configuración de pantalla en el propio sistema o desde la configuración de la tarjeta gráfica dedicada. No siempre es posible desactivarla: cuando el procesador no tiene gráficos integrados tendremos que quedarnos sí o sí con los dedicados.

En un portátil, especialmente los gaming, también podrás activar y desactivar el procesador gráfico dedicado, que suele consumir una cantidad notable de vatios. En un equipo de sobremesa, incluso más de 300 W, y en un portátil, entre 40 W y 150 W.

Usa el portátil con batería

En el caso de que no necesites afrontar tareas especialmente complejas con un portátil, puedes adoptar la costumbre de usarlo sin estar enchufado a la red eléctrica. Cuando usas una de estas máquinas así, se desactiva la tarjeta gráfica dedicada en muchos casos, al tiempo que el procesador consume menos vatios, aunque a costa del rendimiento.

En este caso, estaremos gastando ciclos de batería. Además, tendremos que cargar el laptop cuando corresponda, pero estaremos consumiendo menos energía en conjunto.

Aprovecha los modos de batería para reducir el consumo de tu PC

Usa modos de rendimiento optimizados para reducir el consumo de tu PC

En Windows 11, siguiendo la ruta Sistema > ‘Energía y batería’ podremos definir el modo de funcionamiento del equipo en el caso de los portátiles. Ahí podremos elegir el gastode energía preferido. Para ahorrar escoge aquel que priorice la eficacia.

Además, en muchos ordenadores (también de sobremesa), tendremos herramientas propias de cada fabricante para elegir el modo de rendimiento. Es otra forma alternativa de configurar el consumo de energía de nuestro equipo.

Limita el consumo del procesador y la GPU

Otra cosa que podemos hacer para reducir el consumo del PC es definir un consumo máximo para un procesador o una tarjeta gráfica. En este sentido, podemos recurrir a herramientas como Throttle Stop o MSI AfterBurner. La primera es para procesadores Intel, y permite definir el límite en vatios para el consumo de la CPU. En el caso de un ordenador de sobremesa, que puede alcanzar consumos de más de 200 W, limitar el consumo a 30 W, por ejemplo, permitirá ahorrar una cantidad importante de energía, siempre y cuando no estemos abordando tareas que demanden el máximo rendimiento. Para AMD hay otros instrumentos similares.

Para la GPU, con MSI AfterBurner, podemos acotar el consumo en vatios de la tarjeta gráfica en el caso de que no podamos desactivarla, siempre y cuando la CPU no tenga gráficos integrados.

Da el salto al gaming en la nube

En el caso de que seas un amante de los videojuegos y les dediques muchas horas, puede ser interesante que des el salto al gaming en la nube. Tienes plataformas como NVIDIA GeForce Now o Xbox Game Pass Ultimate, donde encontrarás centenares de títulos listos para disfrutar.

En la primera de esas plataformas pagarás por el ‘alquiler’ de un equipo para jugar. El coste mensual, si pasamos muchas horas delante del juego, se amortiza fácilmente sin más que pensar en el coste por kWh actual. Podrás utilizar un equipo de sobremesa modesto en configuración o incluso un portátil o también un televisor que sea compatible con estas plataformas cloud, aunque empiezan a integrarse en las plataformas Smart TV de los fabricantes.

Apaga el equipo

Cuando no estés usando el equipo, de sobremesa o portátil, apágalo. Especialmente en oficinas, el consumo latente de los equipos puede suponer un gasto residual importante.

Cuantifica el consumo de tu ordenador

Una medida didáctica interesante es la de usar un enchufe inteligente con medición de consumo para que cuantifiques el gasto exacto en energía de tu ordenador portátil y/o de sobremesa. De esta manera podrás hacer tus propias cuentas al respecto. De forma general, es interesante aprender a identificar cuanto consumen nuestros electrodomésticos.

 

Más en el Blog de Lenovo | Qué información nos darán las nuevas etiquetas de eficiencia energética

Más en el Blog de Lenovo | Estas son las herramientas con las que puedes ahorrar mucho dinero en tus compras