¡Dulces sueños! Tecnología para dormir mejor

Al dormir nuestros órganos se reparan para comenzar, de nuevo y con energía, al día siguiente. Sin embargo, datos de la Sociedad Española de Neurología señalan que el 32% de la población española se despierta con la sensación de no haber tenido un sueño reparador. Y que el 10% sufre algún trastorno del sueño crónico y grave.

Lo cierto es que el estilo de vida actual, alejado en muchas veces de los ciclos de la naturaleza, no favorece un buen descanso. Pero todos aquellos que no tienen la suerte de echarse a dormir en cuanto cae la noche y levantarse cuando canta el gallo cuentan con un aliado para mejorar la calidad de su sueño: la tecnología.

Persianas e iluminación inteligente

El mejor ambiente para dormir como un tronco es aquel con una temperatura agradable, limpio, libre de ruidos y alejado de luces artificiales. A poder ser, en contacto con la naturaleza para dejar que nuestro cuerpo se adapte lo máximo posible a los ritmos circadianos. Es decir, los ritmos biológicos asociados a los cambios ambientales (como los de la luz o la temperatura) que nos invitan a descansar cuando cae la noche y a estar más activos durante el día.

La domótica ayuda a adaptar el hogar a los ritmos de la naturaleza.

Sistemas como los de Philips Hue se ajustan a los horarios solares. A medida que cae la noche se van oscureciendo para que el ritmo de los habitantes de la casa se vaya, poco a poco, relajando. Las persianas inteligentes, por otro lado, pueden programarse para que suban o bajen siguiendo también los ritmos del exterior. Las de DIO son un buen ejemplo.

Apps para relajarse

La National Sleep Foundation recomienda de 7 a 9 horas de sueño diarias para los adultos. Además, aconseja mantener un horario regular y no superar dos horas de más los días libres. Hoy en día hay numerosas apps que ayudan, de una forma u otra, a conciliar el sueño, dormir bien toda la noche o despertar de forma tranquila y relajada.

  • Pzizzi: esta app, disponible para Android e iOS, ayuda a dormir gracias a sonidos relajantes. Puede adaptarse de formas diferentes para la siesta o para la noche.
  • SimplyNoise: emite ruidos que también favorecen la relajación. Puede ser ruido blanco, que bloquea otros sonidos porque cubre un gran rango de espectro; ruido rosa, una combinación de frecuencias altas y bajas que logra un efecto cascada perfecto para disipar el estrés; y ruido marrón, que utiliza las frecuencias más bajas para generar sonido ambiental profundo. Este es el más efectivo para dormir. SimplyNoise está también disponible tanto para Android como para iOS.
  • Glimmer: la aplicación para los que les cuesta despertar. Hace que el smartphone vaya aumentando gradualmente la iluminando de la habitación durante 30 minutos. De esta forma, el cerebro interpreta que se está haciendo de día y se va activando. Pueden disfrutarla los usuarios de Android.
  • Sleepcycle: durante la noche, la mayoría de las personas pasan por varias etapas diferentes: de sueño ligero, de sueño profundo y de sueño REM. Esta app analiza los sonidos producidos por el movimiento para identificar los estados del sueño del usuario y activa el despertador cuando se encuentra en una fase ligera (cercana a la hora de la alarma deseada). Puede usarse en dispositivos Andoid e iOS.

El método tradicional: tapones y máscaras

El ruído fuerte del exterior es uno de los factores que más influyen en la calidad del sueño. Puede provocar, además, lesiones auditivas, crisis nerviosas e irritabilidad. La empresa Flare Audio desarrolla tapones que ayudan a los profesionales sometidos a altos niveles de presión sonora (como DJs, operarios de aeropuertos u obreros) a aislarse del ruido. Y ha creado, también, unos pensados específicamente para dormir. Sus materiales, aluminio aeroespacial o titanio, garantizan diferentes niveles de aislamiento.

Entre los ejemplos de tecnología para dormir mejor destacan los dispositivos que neutralizan el ruido.

Otra opción son las máscaras. Algunas incorporan auriculares que cancelan el ruido y emiten música o sonidos relajantes. Los que se despiertan con sus propios ronquidos (sí, también sucede) pueden acceder también a la pulsera antirronquidos Toogoo. Gracias a un conjunto de sensores, al detectar tres ronquidos consecutivos y fuertes envía una ligera descarga al portador. Este estímulo consigue que deje de roncar sin despertarle.

Despertadores y relojes inteligentes

Consultar el teléfono móvil o una tablet antes de dormir también afecta al descanso. La luz que emiten sus pantallas, de tonos azules y verdes, inhibe la melatonina, una hormona que nos ayuda a conciliar el sueño. Por ello, cada vez más optan por alejar los teléfonos móviles del dormitorio y sustituirlos por despertadores y relojes inteligentes.

Es mejor evitar el uso de smartphones y tablets antes de dormir.

El Smart Clock de Lenovo, que estará a la venta a partir de esta primavera, permite tanto empezar como acabar el día con buen pie. Para promover un sueño reparador reproduce música relajante o meditación guiada.

Por la mañana, su alarma va subiendo el volumen y la iluminación de forma gradual durante 30 minutos. Puede programarse para que informe sobre el clima o repase la agenda personal del día. Además, puede conectarse a otros dispositivos del hogar, permitiendo encender la cafetera o la calefacción desde el dormitorio.

Los ejemplos no acaban aquí. Existen también colchones inteligentes y dispositivos que se colocan bajo las sábanas. Estos miden la frecuencia cardiaca o los movimientos para analizar los ciclos de sueño. O lámparas que proyectan luces cuya intensidad va variando y sincronizándose con nuestra respiración. El objetivo es siempre el mismo: ayudarnos a dejar atrás los ritmos del día y conseguir, poco a poco, relajarnos.

Imágenes | iStock/fongleon356Pixabay/RawpixeliStock/Marjan_Apostolovic, Unsplash/Jason Rosewell

Etiquetas: