Tecnología para personas con síndrome de Down

​Los últimos años se ha multiplicado el uso de gadgets en nuestra sociedad a todos los niveles —laboral, personal, educativo…—.  En este contexto es importante tener en cuenta a las personas que presentan necesidades específicas, entre las cuales se incluyen los sujetos con síndrome de Down. Su Día Mundial se celebra cada 21 de marzo para «generar una mayor conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades», según la Organización para las Naciones Unidas.

En este sentido, juegan un papel importante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para las personas con síndrome de Down, porque son herramientas que proporcionan al individuo entornos donde afianzar el conocimiento, ponerlo en práctica, investigar y trabajar. “El empleo de las TIC puede crear nuevas y prometedoras alternativas de enseñar y aprender, ya que éstas permiten la flexibilización e individualización del proceso de instrucción, al poder adecuarse a los requerimientos personales de cada uno”.

Índice

Características y situación actual

El hardware recomendado para la enseñanza de personas con síndrome de Down

Características y situación actual

Las personas con síndrome de Down presentan una anomalía congénita debida a la aparición de un cromosoma de más en el par 21 de cada célula. Los signos más comunes son —en distinto grado e intensidad— ciertos rasgos físicos comunes, retraso mental variable e hipotonía muscular generalizada. ¿Cómo influye esto en la implementación de los recursos tecnológicos en la educación y laboralización de las personas con síndrome de Down?

Históricamente, este colectivo ha sufrido la denominada ‘brecha digital’ ya que se ha visto privado de las mismas oportunidades de acceso a los medios tecnológicos que el resto de la población. Por ello, es fundamental conseguir varios objetivos en torno a la relación entre tecnología y personas con síndrome de Down:

  • Formar a profesionales que enseñen a las personas con síndrome de Down el manejo de los gadgets.
  • Poner a disposición de este grupo hardware y software variado, adecuado a los diferentes niveles de aprendizaje.

Con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades, algunos países han consolidado varias iniciativas TIC. En el nuestro, por ejemplo, contamos con proyectos como el Plan de fomento de la investigación científica y técnica (PROFIT3) o la iniciativa piloto de Down España H@z Tic.

El hardware recomendado para la enseñanza de personas con síndrome de Down

Así, actualmente podemos encontrar un gran número de herramientas destinadas a desarrollar habilidades de lectoescritura o matemáticas, memoria y aprendizaje, o a incentivar la actividad física en personas con síndrome de Down. Para ello, ¿cuáles son los dispositivos más recomendados? ¿Qué características necesitan tener?

Las tablets como herramienta de apoyo

La tableta electrónica es una gran aliada para mantener y estimular el funcionamiento cognitivo de las personas con síndrome de Down. Para mejorar el aprendizaje de esta población, la forma de enseñanza se tiene que alejar de charlas verbales largas, siendo más eficaz la enseñanza mediante soportes visuales.

Siguiendo esta pauta, la Facultad de Educación y Salud de la Universidad Camilo José Cela ha llevado a cabo un proyecto de investigación. Este estudio mide el aprendizaje de personas con síndrome de Down a través de estos dispositivos. Los resultados muestran mejoras en el razonamiento espacial y en la atención visual. Además, potenciando aspectos básicos como la memoria, se produce también una evolución en procesos más complejos.

El ordenador portátil, el mejor aliado

Los ordenadores, y el portátil en especial —por su fácil manejo y por poder incluir el modo tablet— son una valiosa herramienta tecnológica para personas con síndrome de Down. La mayor ventaja que tienen estos dispositivos —frente a la enseñanza tradicional—, es que superan fácilmente la barrera motriz para escribir a mano que caracteriza a este colectivo.

Es importante tener en cuenta que es fundamental elegir programas que se ajusten a las capacidades del usuario. Si estás buscando un equipo adecuado a estas características, nuestra recomendación es el Lenovo Yoga 7 Gen 6.

La pizarra digital

Como hemos señalado anteriormente, las personas con síndrome de Down aprenden mejor con contenidos de apoyo digital. Así, Down España ha creado su segunda versión del proyecto H@z Tic basándose en el uso de pizarras digitales. Las ventajas de estas son:

  • Aumento de la motivación, concentración y aprendizaje: gracias al uso de recursos más llamativos, visuales y llenos de color.
  • Aumento de las relaciones sociales y el autoestima: favorece el aprendizaje colaborativo, los debates y la exposición de sus propios trabajos e ideas. Así, se incrementa la autoconfianza y el desarrollo de habilidades sociales.
  • Fomenta y facilita un aprendizaje más significativo y acorde con la sociedad actual.
  • Facilita la comprensión: las explicaciones magistrales se acompañan de vídeos e imágenes adecuadas a su nivel de desarrollo.
  • Mejora de la coordinación motriz y psicomotriz.
  • Promueve la comunicación y la interacción.

 

Las gafas de realidad virtual

Actualmente es un recurso que se utiliza, sobre todo, para mejorar el acceso al empleo de las personas con síndrome de Down. Aplicaciones como ‘Virtualjob’, de Down España, simulan entrevistas de trabajo para que estas personas aprendan a enfrentarse a ellas. Y también imitan distintos escenarios que pueden darse en el lugar de trabajo para enseñarles a reaccionar a situaciones complicadas.

 

Más en el blog de Lenovo | Bucle magnético, un sistema pensado para la inclusión de las personas sordas

Más en el blog de Lenovo | Interacción hombre-máquina para las personas con discapacidad

Etiquetas: