thermal intro

Qué es la pasta térmica y cómo aplicarla correctamente

No arranques tu ordenador sin ponerla.

Cuando te compras un ordenador por piezas hay dos retos. El primero es ahorrar para comprar todos los componentes que necesitas, y el segundo no es otro que el de montarlo. No cabe duda que ver semejante paquete en tu casa es un hito importante, pero debes tenerlo todo a punto para empezar el montaje. Y una de las cosas que no puedes dejar de lado es comprar pasta térmica para el procesador. 

Te puede parecer que es un elemento nimio, pero después de leer esto comprenderás su gran importante en el montaje de tu PC y su posterior mantenimiento. Al fin y al cabo, es fundamental para proteger el cerebro de la máquina de posibles errores.

Qué es la pasta térmica

Puede que por el nombre, si es la primera ves que lo escuchas, te imagines algo así como una masilla con algún tipo de propiedad de protección térmica y si es así…. ¡Enhorabuena!. Habrías acertado en lo que se trata de hacer una pequeña aproximación a lo que es este producto que tampoco falta en ningún centro de reparaciones oficial de ordenadores ni a pie de calle.

Pero en este blog somos más técnicos, y nos sentamos en la obligación de informarte y que aprendas de este mundo de la electrónica. Cuando hablamos de la pasta térmica hablamos de un líquido más bien espeso, generalmente de color metálico, que se caracteriza por su alta conductividad térmica. Hace, además, de pegamento entre dos superficies metálicas y gracias a su estructura es capaz de amoldarse con precisión a todas las superficies a las que se adhiere.

procesador

Con estas características, se convierte en un elemento clave para tu ordenador por una simple razón: es el encargado de pasar el calor del procesador al radiador que es, al final, es el que se va a encargar de refrigerar esta pieza. Esto pasa también en otras piezas del ordenador como es la tarjeta gráfica que, aunque no lo parezca por fuera, dispone de chips internos que necesitan enfriarse.

Con todo esto en mente, podemos echar un vistazo a la composición de este producto, ya que tiene la facilidad de canalizar el calor gracias a que está hecho en gran medida de metales, especialmente de níquel y cobre que, como sabrás, se emplean como materiales para transferir electricidad. El resto de la composición son materiales cerámicos que cumplen con una función muy similar.

Cómo aplicar la pasta térmica en tu ordenador

Llegamos a uno de los puntos donde reina la discordia entre los expertos. Como habrás visto, la pasta térmica se presenta en un formato de jeringuilla y todo lo que tienes que hacer es empujar la pieza de plástico para que salga la pasta directamente sobre el chip que lo necesita. La medida aconsejada varía para muchos, pero en general la recomendación es que no utilices más que un punto del tamaño de un guisante, para que te hagas una idea.

Esto tiene su lógica y es que una vez aplicada esta se expande por la superficie donde está: la parte superior del procesador y la inferior del radiador. La presión se encarga de la distribución del líquido y con algo más de una gota puedes cubrir de manera eficiente los elementos, especialmente el centro que es donde más calor se va a concentrar.

¿Qué pasa si echas más pasta térmica de la cuenta? Como pasa con todo, el problema que hay con los extremos es que nunca son buenos. Un exceso de pasta térmica puede impedir que el ordenador funcione mal o que tanto el procesador como la placa base dejen de funcionar por culpa del líquido, así que ten mucho cuidado a la hora de usarla.

Cambiar la pasta térmica cada cierto tiempo es necesario

Una de las tareas de mantenimiento más comunes en un ordenador es cambiar la pasta térmica. Y es de lo más importante porque es el material que permite que tu chip disipe mejor el calor a través del radiador. Para saber cuándo necesitas realizar el mantenimiento, solo tienes que ver la temperatura de tu procesador en tiempo real. Si ves que en reposo alcanza temperaturas muy altas tal vez sea el momento de cambiar la pasta térmica.

Por supuesto, una vez desensamblados los diferentes dispositivos, no te olvides de limpiar los restos de la pasta térmica antigua con un poco de alcohol para que queden como nuevos y la aplicación de la nueva pasta sea mucho más eficiente que si hubiera partes viejas que ya no sirven.

Imágenes: |

Total
0
Shares
Anterior
¿Mito o realidad? ¿Se puede seguir usando el ordenador mientras instalas algo?
persona con un ordenador

¿Mito o realidad? ¿Se puede seguir usando el ordenador mientras instalas algo?

¿Debemos dejar de usar el ordenador si estamos instalado algún programa?

Te puede interesar