servidor

Qué es y cómo funciona el DNS en Internet

Acuérdate solo de los nombres de los sites.

Detrás de todo el procedimiento que conlleva conectarse a Internet solamente ves una pequeña parte. Apenas lo único que conoces es que solo tienes que conectarte a un punto de acceso seleccionar tu navegador hacer doble clic sobre él y entrar en todos los servicios online que quieres utilizar, pero lo cierto es que hay toda una serie de procesos que intervienen para que tú puedas conseguirlo. Y entre medias hay un elemento indispensable para que tú puedas encontrar todas y cada una de las páginas webs que visitas y eso es la DNS. 

Su función es de lo más importante ya que es la que te permite encontrar la IP de todos los sitios a los que quieres entrar de tal forma de que no es necesario que tú tengas que acordarte de los códigos de todos y cada uno de los sitios que quieres visitar o a los que entras de manera habitual.

Una parte fundamental de Internet

Seguro que conoces muchas webs que visitas constantemente. Algunas de ellas no es necesario ni que pongas toda la dirección ya que los navegadores son capaces de rellenar el cuadro de búsquedas con todas las direcciones recientes o las que se han guardado en el historial. Sin embargo, detrás de cada una de esas URLs hay mucho que desconoces y para que haya una buena conexión entre tu ordenador y esa página web es importante tener en cuenta el sistema de nombres de dominio.

Puede que no lo conozcas por este nombre, pero tal vez si te decimos DNS ya te sonará más al menos por el titular de este artículo. Como te decíamos antes, este es el encargado de conectar tu dispositivo con una página web que hay en internet y a la que quieres acceder. Podríamos decir que su labor es la de traducir, ya que los sites tienen una dirección IP de varios dígitos, ya sean numéricos o alfanuméricos a los que puedes entrar, pero son tan complejos que se necesita de un intermediario para recordar todas esos códigos para entrar.

Para entender el funcionamiento es importante saber que la conexión a esa página web a la que quieres acceder es un servidor remoto que tiene una IP en línea, algo así como la calle de una casa para entendernos. Pero lo más importante es que en este proceso de encontrar esas calles se tienen que encontrar hasta 4 tipos de servidores distintos que son:

  • Recursor: Es el que conoce todos los sitios que quieres visitar, como las ya pasadas de moda Páginas Amarillas. Su fin es el de recibir todas y cada una de las preguntas de un cliente mediante el navegador. Esto es capaz de conseguirlo siempre y es el que hace las solicitudes a las páginas web para mostrártela en pantalla.
  • Servidor de nombres raíz: Este servidor hace las veces de directorio. Si te has fijado alguna vez, esto aparece en la parte inferior derecha de tu navegador y lo que hace es encontrar el sitio donde se aloja la página que buscas. Para que te hagas una idea, es lo que busca desde el nombre del dominio sin la extensión que tiene.
  • Servidor de nombres TLD: una vez encontrado el directorio de las direcciones solo falta encontrar la extensión correcta. Dicho de otro modo, es lo que hay detrás del punto en el cuadro de direcciones como es el .com o .es si se trata de una página de España o .pt si es de Portugal por poner un ejemplo. Y esto es muy importante, porque en el caso de las que tienen una extensión por región te puede enseñar diferentes cosas o incluso detectar desde dónde intentas entrar para denegar o acceder a los diferentes servicios, aunque de esto se encarga el siguiente punto.
  • Servidor de nombres autoritativo: como te decíamos antes, este es el último paso de todo el proceso de búsqueda, pero lo que llama la atención es que es el que da acceso específico a los diferentes sites dependiendo de diversos factores. En caso de que se pueda entrar, devolverá al recursor la página web que has pedido para empezar tu navegación.

Recordar una web dependerá del caché

Ahora que entiendes mejor la importancia del DNS seguro que te acordarás de una parte amada y odiada a partes iguales por los internautas y es la memoria caché. Y es que si el DNS se encarga de pedir y leer la información del servidor donde se aloja una página web, el caché es lo que permite agilizar los procesos. Resulta que esta característica es la que se encarga de recordar en mayor o menor parte de la memoria todos los elementos de una página, haciendo más fácil el proceso de carga de una página.

Los objetos serán cada vez más inteligentes y estarán más conectados / iStock

Esto tiene una parte buena y una mala: la primera es que las negociaciones entre dispositivos es muy rápida, por lo que verás una página web en cuestión de segundos (dependiendo de la velocidad de tu Internet), pero en la parte mala tenemos un problema muy típico que es el espacio que puede ocupar en la memoria. Puede que tengas que borrarlo en algún momento, pero lo que conseguirás con esto es que se pierdan cosas como los datos de usuario y contraseña de un sitio, ya que te tocará ponerlos de nuevo, y la carga de lso diferentes elementos que conforman una página.

Total
0
Shares
Anterior
Ten en cuenta la compatibilidad al comprar una tarjeta MicroSD
imagen de una micro sd

Ten en cuenta la compatibilidad al comprar una tarjeta MicroSD

Presta atención a todos estos consejos

Te puede interesar