ram

RAM y vRAM ¿cuál es la diferencia y por qué son tan importantes?

No son iguales.

La memoria de tu ordenador es una de las partes más críticas.Y no, esta vez no hablamos de la parte del almacenamiento, donde ampliarla es de lo más normal y sencillo. Sin embargo, cuando se trata de la memoria volátil puede que tengas que prestar atención porque existe una diferencia entre RAM y vRAM que debes tener en cuenta especialmente cuando trabajas con programas muy exigentes.

En todo momento hablaremos de la capacidad que tiene tu ordenador de procesar datos y la velocidad para conseguirlo. Pero verás que no todo se puede ampliar y mucho menos de la forma en la que piensas ya que las memorias de las que te vamos a hablar tienen diferentes propósitos.

Sin la RAM tu ordenador no funciona

Cada parte de tu ordenador es importante y no debes descuidar ninguno de ellas. Tampoco te decimos que siempre necesites componentes de gama alta, pero si que haya un equilibrio de potencia entre ellos. Eso si, hay partes donde escatimar en presupuesto no debería ser una opción y esos puntos son la fuente de alimentación y la memoria RAM.

Si, el resto del chipset marca la pauta, pero quedarte sin energía y además sin memoria es un problema grande para cualquier usuario de un ordenador. La primera está clara, ya que si tu máquina no tiene energía suficiente sufrirás de un problema de alimentación de la máquina y esta se puede apagar si no tiene lo que necesita.

Pero es que sin la RAM tu ordenador no funcionará. Si a estas alturas no lo sabes, la memoria RAM es el chip que se encarga de acompañar la potencia del procesador y hacer que todo funcione de la manera más rápida posible. A mayor cantidad de GB y de potencia puedes estar seguro que no habrá programa que se te resista, y eso que los hay muy exigentes dependiendo del tamaño del archivo.

En la actualidad, un PC promedio puede tener unos 8 GB como mínimo en la memoria volátil, así que nuestra recomendación es que no te conformes con menos.

Por qué el ordenador tiene RAM y vRAM

En el título de este artículo te hemos hablado de dos tipos de chips que aunque son similares tienen tareas en lugares muy diferentes. De hecho, una de ellas no serás capaz de verla porque está muy escondida. Sin más rodeos, la diferencia entre la RAM y la vRAM reside en la letra minúscula de la segunda memoria que también tiene mucha importancia.

Esa ‘v’ de la que hablamos es el indicativo de que es la memoria de video y, por lo tanto, es la que está integrada dentro de la tarjeta gráfica. Si, puede que nunca te hayas fijado, y si lo has hecho porque has visto que este chip tiene una medición en GB tal vez no hayas encontrado el porqué. Y es que todos los fabricantes aportan al chip de la tarjeta un número de GB concreto que, al igual que los chips directamente en la placa base, descargan información del procesador gráfico para que tenga más soltura a la hora de mover todos los gráficos.

Se trata de un número que tanto los más jugones como los que trabajan con aplicaciones creativas deben tener muy en cuenta por el mismo proceso que te explicábamos antes, ya que cuanto más vRAM tenga tu gráfica mejor moverá el apartado visual.

Hay alguna diferencia entre RAM y vRAM

Pues si, ahora que conoces para qué sirve cada una puedes pensar que son muy similares. Lo cierto es que se queda en eso, en una similitud, porque tienen diferencias muy importantes que tienes que conocer. Obviamente, el trabajo de cada una es importante, pero también debes saber que hay diferencias físicas que son determinantes.

Lo primero es que la RAM es extraíble y es importante que si decides ampliarla lo hagas por un modelo de la misma velocidad pero de mayor capacidad. Si encajas varias placas a diferentes velocidades tendrás un problema grave a la hora de procesar información y creemos que no te conviene en absoluto porque el ordenador dejará de funcionar.

Por otro lado, la vRAM está integrada en la placa base de la tarjeta gráfica. De las dos es la que ni puedes sustituir ni extraer ya que los chips de almacenamiento están construidos sobre la placa de la gráfica y no se pueden mover. De hacerlo estarás rompiendo la gráfica y, actualmente, es uno de los componentes más caros de cualquier ordenador, así que no es muy recomendable ‘trastear’ con este hardware de forma deliberada.

ram

Todo esto es si hablamos de un ordenador de sobremesa, ya que en el caso de los portátiles la cosa puede cambiar. Verás, los equipos que puedes llevar contigo tienen una curiosidad y es que algunos de ellos no tienen la posibilidad de cambiar ni la RAM, por lo que elegir una buena cantidad de inicio es importante. De hecho, ten en cuenta que si quieres comprobarlo vas a verte en la tesitura de abrir la tapa de la base. Por eso, si llega el momento de abrir el ordenador aunque sea para hacer una comprobación, ya que estás limpia un poco el polvo del interior.

Cómo saber si mi PC necesita más RAM o vRAM

Ahora que conoces todas las diferencias entre RAM y VRAM, puede que te hagas la pregunta del millón y es cuándo toca renovar el hardware. Lo cierto es que se trata de una cuestión de tiempo, ya que los componentes se acaban por desgastar con tanto uso y eso provoca que en el muy largo plazo (de cinco años en adelante) te toque pensar en una ampliación de la RAM.

Sin embargo, cuando hablamos de la vRAM te tocará cambiar la tarjeta por completo y aquí si que hay un ‘plazo’ a seguir y es cuando los juegos más nuevos ponen tu gráfica en los requisitos mínimos, que son menos que los recomendados. Esto suele tardar en llegar, pero puede que tengas que hacer una renovación antes si el hardware ha sufrido mucho desgaste.

Total
0
Shares
Anterior
La IA de Elon Musk será de código abierto, pero ¿por qué?
grok

La IA de Elon Musk será de código abierto, pero ¿por qué?

Al servicio de todos

Te puede interesar