Cómo limpiar la pantalla de tu portátil y el teclado de manera segura

Lo más habitual cuando utilizamos muchas horas un ordenador portátil (o de sobremesa) es que la pantalla no esté lo suficientemente limpia como lo estaba cuando lo compramos, a pesar de haberle “pasado” alguna bayeta o producto para limpiarla, como le ocurre a los teclados. Vamos a ver cómo mantener limpio nuestro ordenador de una formar sencilla y, sobre todo, segura.

¿Qué necesitamos?

Podemos encontrar kits completos de limpieza para ordenadores en tiendas especializadas, pero no es necesario, ya que podemos comprarlos por separado:

Para la limpieza de nuestro ordenador necesitamos:

– Paños suaves y que no creen pelusa. Lo mejor es que sean de microfibra

Alcohol isopropílico del 90% como mínimo.

– Bote de aire comprimido

Bastoncillos

Limpiando el exterior y la pantalla

Lo primero que tenemos que hacer, y es importante, es apagar el ordenador y desenchufarlo de la corriente eléctrica. Si aun tienes un portátil al que se le puede extraer la batería, lo mejor es que se la quites.

Ahora, apagado y desenchufado el ordenador, iniciaremos la limpieza por el exterior. Nunca utilizaremos el alcohol directamente en el ordenador, así que echaremos unas gotas en el paño. Lo pasaremos por la parte superior e inferior, sin apretar en exceso. Después pasaremos a los laterales, con los que tendremos que tener más cuidado aún.

Ahora abriremos el portátil y limpiaremos la pantalla, la parte más sensible del dispositivo, por lo que no tenemos que apretar apenas nada. Si es necesario, realizaremos varias pasadas, pero nunca apretando. Lo mejor es hacerlo realizando pequeños círculos.

Teclado

Aunque los teclados suelen tener pocos milímetros de altura, suele acumularse bastante suciedad en ellos. Para limpiarlo lo mejor posible utilizaremos el spray de aire comprimido. Debemos hacerlo con pequeños soplos y con cierta inclinación, para hacer que la suciedad no entre en el interior. Podemos ayudarnos de los bastoncillos para frotar entre las teclas si fuera necesario. Este spray también es ideal para limpiar, con cuidado, las rejillas de ventilación y todas las ranuras del ordenador: entradas USB, HDMI, etc. Siempre con soplos cortos e inclinando un poco el bote.

Ahora, de nuevo, utilizaremos el paño con unas gotas de alcohol para limpiar la parte superior de las teclas, así como el touchpad, siempre sin apretar en exceso. También utilizaremos este paño para la zona exterior del teclado.

Finalizando la limpieza

Ahora tan solo tenemos que esperar a que se seque totalmente el alcohol utilizado. Una vez seguros de que está completamente seco, podremos enchufarlo y encenderlo.

Etiquetas: