Cuidado con el Black Friday: consejos para realizar compras seguras

La última semana de noviembre las tiendas se visten de gala y ofrecen suculentos descuentos en el Black Friday para que podamos conseguir el producto deseado al menor precio. Una costumbre en principio propia de los Estados Unidos y que, como Halloween, no ha tardado en calar en Europa y otros lugares del mundo.

La intención de este artículo es dar consejos prácticos para que aprovechemos el Black Friday de la mejor manera posible. Sí, gastándonos algo de dinero en un capricho, si nuestra economía nos lo permite. Pero, también, haciéndolo con cabeza para que todo salga a pedir de boca. Para que una vez que entremos en diciembre, un mes de muchos gastos, podamos seguir respirando tranquilos.

Cuidado con las compras compulsivas

Es inevitable que a muchos se les pongan los ojos como platos ante descuentos de hasta el 70 % o incluso más. Es en temporadas de promociones como el Black Friday donde más cautela debemos tener y asegurarnos de que lo que vamos a comprar realmente lo necesitamos o es una compra razonada. Que vaya un pasito más allá del simple deseo impulsivo. Según datos ofrecidos por la plataforma de expertos en salud Top Doctors el 30 % de los jóvenes sufre oniomanía, es decir, adicción a las compras compulsivas. Cuidado con esto.

Compara precios entre un mismo producto

Para saber si un producto está de verdad rebajado, podemos usar algunas webs que realizan un seguimiento de su historial de precios a lo largo del tiempo. Por ejemplo, tenemos Camel Camel Camel, página en la que, a través de una cuenta gratuita, podremos asegurarnos de que lo que vamos a comprar es realmente un chollo.

Elige siempre una plataforma de pago segura

Siempre que podamos, debemos elegir una plataforma de pago segura para realizar nuestras compras online. Sobre todo en el Black Friday, que hay mucho movimiento y los ciberdelincuentes están al acecho. PayPal es muestra de pasarela de pago de confianza, ya que solo deberás colocar los datos de pago una vez, así como otras ventajas como la apertura de disputas al vendedor para resolver una incidencia con la transacción hasta 180 días después.

Paga con tarjetas dedicadas a la compra online

En la medida de lo posible, evitemos pagar con nuestra tarjeta habitual las compras que hacemos por internet. Existen tarjetas que solo se utilizan para pagar online, a modo de recargas. De esta manera, nos aseguramos de que, en caso de ser hackeada, no nos robarán nada.

Atención a los plazos de devoluciones y garantías

Mira siempre la letra pequeña del comercio, sobre todo si se trata de una página que no es muy conocida. Mira opiniones de la misma en internet. Nunca sabemos qué nos puede esperar tras hacer una compra online en un sitio sin garantías contrastadas.

Imágenes | Unsplash (1), (2), (3)

Etiquetas: