Así puedes usar Patreon para buscar mecenas

Las iniciativas de micromecenazgo (crowdfunding) se han ido popularizado durante los últimos años. Con ellas, el rígido sistemas de buscar fondos para un proyecto se flexibilizaba, haciendo posible que los propios usuarios finales aportasen capital. Algo similar ocurre con Patreon, una forma cada vez más popular de convertir el crowdfunding en una suscripción.

¿Qué es Patreon?

Patreon es una plataforma para profesionales que ayuda a los mismos a monetizar todo o parte de su trabajo mediante suscripciones mensuales de sus seguidores. Se trata de una página web desde la cual recibir ingresos recurrentes para así poder realizar un determinado trabajo.

Dicho de otro modo, Patreon es una forma de hacer que los seguidores de un profesional —generalmente artistas, aunque el abanico es muy amplio— puedan patrocinar su actividad de forma directa y sin intermediarios. Y, en el proceso, ganar acceso anticipado o exclusivo a su material.

¿Para qué sirve una plataforma como Patreon?

Principalmente, para conectar los flujos económicos de los suscriptores directamente hacia el profesional. A diferencia del crowdfunding tradicional, en el que el usuario realiza un pago único por un objeto o servicio determinado, en Patreon realiza suscripciones mensuales.

Se trata de una forma de apoyar el trabajo de una persona porque este resulta valioso. Y no solo artistas o youtubers. Por ejemplo, en junio de 2006 un ingeniero llamado Jaime Gómez-Obregón decidió automatizar la búsqueda de ‘chanchullos’ en los boletines oficiales, cruzando datos entre contratación pública y listas electorales. Y ha destapado unos cuantos tinglados.

Aunque empezó a automatizar el boletín oficial de su tierra, Cantabria, Jaime logró en apenas unos meses un impacto positivo en la transparencia de La Rioja con su respectivo boletín. La política, más transparente. Todo gracias a la suscripción de cientos de personas que avalan el trabajo de este joven. Actualmente tiene 503 mecenas y unos ingresos mensuales de 3.092 euros.

Así es como funciona Patreon

Lo que más abunda en Patreon son los artistas de diversa índole. Cantantes, dibujantes de tiras gráficas, programadores, creadores de videojuegos, pintores, escritores y un largo etcétera. Incluso hay probadores de comida, gente que juega a videojuegos o personas que se graban caminando por el campo. En principio, Patreon se creó para ellos. Para poder patrocinar sus actividades.

Lo primero que el profesional tiene que hacer es abrir una cuenta para permitir que sus seguidores se suscriban. En ella, es importante dejar claro a los futuros suscriptores cuál es la actividad y a qué se va a dedicar el dinero recaudado. Algunas ideas son escribir un libro, mejorar la destreza con el pincel o seguir creando contenido en vídeo para un canal.

Una vez hecho esto, toca paquetizar las suscripciones y establecer las ventajas para los suscriptores. Este paso es muy importante porque muchos de los usuarios de Patreon buscan beneficios directos, mientras que otros solo quieren apoyar a los artistas sin más. Es importante encontrar un equilibrio.

planes de suscripción de patreon

En la paquetización de arriba se muestran tres tipos de suscripciones para el canal de transparencia de Jaime. Por 5 euros, el suscriptor muestra su nombre en la página de agradecimientos. Por 10 euros, podrá incluir frase y enlace.

Si aporta 50 euros, el suscriptor logra un servicio premium para, en este caso, buscar chanchullos en boletines oficiales. Pero podría ser acceso exclusivo a vídeos de divulgación, envío de dibujos, agradecimientos públicos o un descuento en la adquisición de un libro.

¿Cómo conseguir más dinero de tus seguidores?

Un punto importante que decir sobre Patreon y otros sistemas de micromecenazgo es que es necesario un enorme trabajo previo por parte del profesional, y ha de existir demanda por aquello que este realiza. Después de todo, el perfil más frecuente es el que tiene cero colaboradores y cero ingresos.

El sistema funciona cuando la demanda por el trabajo que se realiza ya existe, es muy elevada y hay un deseo notorio de los fans de soportar el trabajo del profesional. Por ejemplo, es un sistema interesante para aquellas personas que cuenten con miles o millones de seguidores y busquen pagar el coste de su actividad en redes.

youtuber usando una cámara de vídeo

Dentro de estos perfiles con alta demanda, algunos profesionales se preguntan qué hacer para aumentar los seguidores. La respuesta suele ser darles algo de valor a través de la paquetización. Mejorar el servicio o producto es un básico, pero también es importante abrir nuevos escenarios.

Algunos ejemplos son: empezar a trabajar en un podcast si el trabajo inicial consistía en redacción de artículos, abrir las herramientas de programación usadas a los suscriptores, realizar tutoriales avanzados exclusivos para los que más dinero hayan abonado.

¿Por qué apoyar a los creadores?

Como norma general, la cultura no es un bien que cuente con demasiado apoyo económico. Ya sea porque el creador se lleva una fracción mínima del trabajo que realiza o porque no encuentra trabajo en el sector al que se quiere dirigir, sistemas como Patreon eliminan intermediarios y conectan directamente al creador con aquellas personas interesadas en que trabaje de lo suyo.

Dentro de esta plataforma localizamos periodistas interesados en escribir con libertad, cantantes que buscan un nuevo enfoque a sus carreras sin depender de discográficas o investigadores que no han sido capaces de acceder a fondos. Profesiones que necesitan de un empujón por parte de sus fans.

Imágenes | iStock/Prostock-Studio, iStock/demaerre, Patreon