Squad, Breaker y Revue: ¿qué busca Twitter exactamente?

La primera gran generación de redes sociales, la que nació con el nuevo milenio, atraviesa tiempos de cambio. Los Facebook y compañía buscan seguir creciendo en un entorno con muchos competidores en el que la innovación tecnológica y las opciones de conectividad de un número cada vez mayor de personas abren nuevas oportunidades. Twitter no es ajena a esta búsqueda de nuevos frentes.

La red social del pájaro azul (también llamado Larry) está celebrando sus 15 años de edad con una retahíla de adquisiciones y lanzamientos que apuntan en una dirección. Twitter quiere reconvertirse en un lugar de encuentro para todo tipo de creadores de contenido, un punto de partida para estar en contacto con su audiencia a través de diferentes plataformas y formatos. Sacar partido a los múltiples canales de comunicación, pero sin salir de Twitter.

Para Twitter 2020 ha sido un año de claroscuros a nivel económico y de imagen. El impacto de la pandemia ha causado a la compañía pérdidas por valor de 1.100 millones, si bien es cierto que los ingresos parecen haberse recuperado con fuerza en el último trimestre del año. Los últimos 12 meses han tenido también espacio para decisiones polémicas, como todas las que han rodeado las fake news y, en particular, la suspensión permanente de la cuenta del expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

A pesar de todo, Twitter ha cerrado en 2020 tres operaciones de compra y ha preparado el terreno para otras cuatro que han sido formalizadas en enero de 2021. De todas ellas, destacan las adquisiciones de Squad, Breaker y Revue. Lo hacen porque señalan el camino del futuro de Twitter.

Revue, capitalizar el boom de las newsletters

el boom de las newsletters

Siguiendo los pasos de modelos de éxito como el de Patreon, primero, y Substack, después, Revue es una plataforma de newsletters que permite crear boletines de contenido y gestionar campañas y suscriptores de forma gratuita, pero también da la posibilidad de establecer canales de pago para generar vías de ingreso para los creadores.

La plataforma, adquirida a finales de enero de este año, sigue funcionando de forma independiente, pero ya está completamente integrada en Twitter. Entre otras cosas, con ella es posible generar boletines sencillos a partir de los tuits publicados más recientes. La idea, por ahora, es mantener y reforzar el equipo de Revue para seguir trabajando sobre la base construida hasta este momento.

Según la red social de Larry, “la incorporación de Revue a Twitter potenciará la oferta [de canales de ingresos para los creadores de contenido], ayudando a los escritores a aumentar sus suscriptores de pago al mismo tiempo que los incentiva a producir contenido atractivo y relevante que impulse las conversaciones en Twitter”.

Con esta decisión, la compañía busca también capitalizar el fuerte crecimiento de las newsletters en los últimos años. Los boletines son hoy un canal de contacto con la audiencia muy popular entre creadores de contenido y periodistas, en particular, en los mercados de habla inglesa.

Breaker y el podcast social

podcasts en Twitter

Poco antes de la compra de Revue, el 4 de enero de 2021, se hacía pública la adquisición de Breaker, aunque finalmente la marca y la plataforma seguirán operando bajo el control de Maple Media. Aun así, la tecnología y todo el equipo de Breaker, una especie de red social de podcasts y audios, se integrarán por completo en Twitter.

En este caso, el movimiento de Twitter es diferente al de Revue. La red social del pájaro azul ya tenía un proyecto de audio social en marcha: Spaces. La herramienta está en modo beta desde diciembre y podría pasar a estar disponible para todo el mundo en la primera mitad de este año.

En principio, Spaces funcionará más como Clubhouse, como una sala de chat donde los usuarios conversan a través de audios. Sin embargo, el equipo y la tecnología de Breaker podrían reforzar Spaces para convertirlo en un espacio en el que el boom del podcast también tenga hueco.

Squad, ¿un Zoom de Twitter?

El primero de los tres movimientos recientes destacados de Twitter fue la compra de Squad en diciembre de 2020. En este caso, Squad ha sido completamente absorbida y ha dejado de operar como plataforma independiente. Se trata de una herramienta que posibilita grabar y compartir la pantalla del smartphone o la tableta con otras personas, en diferido o en directo. Además, admite videollamadas múltiples de forma muy similar a Zoom en las que, además, se puede integrar contenido retransmitido desde otras plataformas.

Por ahora, no se han conocido muchos detalles de qué es lo que planea Twitter. Los directivos de Squad anunciaron en redes sociales que el objetivo era poner su experiencia y conocimiento de los usuarios de las videollamadas al servicio de Twitter, para quien están desarrollando nuevas herramientas de contenido.

280 caracteres sin fricciones

el futuro de Twitter es multicanal

En un ajetreado inicio de año, Twitter ha cerrado también otras adquisiciones más tecnológicas, así como la compra de Ueno, la agencia de marketing con la que llevaba tiempo trabajando de forma estrecha y que ahora capitaneará la mejora de todos los productos de la plataforma, que es cada vez mucho más que un espacio para mensajes de 280 caracteres. Con todos los movimientos recientes, Twitter parece querer convertirse en un espacio para creadores de contenido, sea lo que sea que hagan.

Así, en lugar de seguir los hilos de un periodista, pero tener que suscribirse a Substack para su newsletter, en lugar de estar atento a los anuncios de un artista, pero seguir sus directos en Twitch, o en vez de repartir el tiempo entre podcasts y fletes, Twitter parece está allanando el camino para convertirse en un espacio multicanal, un lugar para consumir (y monetizar) contenido sin fricciones.

Imágenes | Unsplash/Claudio Schwarz, Mathyas Kurmann, CoWomen, Joshua Hoehne

Etiquetas: