Javier Arrés, criptoartista: «Los NFT suscitan polémica porque mueven muchísimo dinero»

¿Qué es un NFT? ¿Qué significan estas siglas y por qué están causando tanto revuelo? En el blog de Lenovo hemos tenido la oportunidad de hablar con Javier Arrés, artista digital internacionalmente galardonado que nos ayuda a esclarecer qué hay detrás de los NFT, la blockchain, el criptoarte, la especulación y un mercado que, al parecer, va más allá que del mero coleccionismo y que suscita numerosas polémicas.

El Blog de Lenovo (EBL): Para empezar, ¿qué son los NFT?

Los NFT (Non-Fungible Token, por sus siglas en inglés) son activos digitales. Si tomas un archivo digital y lo subes a la blockchain, este sistema seguro te devuelve un NFT, que no es sino ese mismo archivo al que se le ha asignado un contrato vinculante. Este contrato garantiza que esta obra en concreto es la original, única e indivisible. No es diferente a una obra tradicional: un cuadro es un activo físico que tiene un precio dependiendo de muchos factores. El Guernica original, por ejemplo, sería el NFT, y las láminas, merchandising, imágenes del cuadro que encontramos en Google serían copias, no tendrían el valor de la obra original. Los NFT están asociados al mundo del coleccionismo. Y llevan ya mucho tiempo en activo, aunque muchos ni se hayan dado cuenta. Por ejemplo: cuando alguien compra una skin para un personaje del Fortnite: es un activo digital, una ‘prenda’ para un personaje virtual que no puedes tocar. Sin duda, los NFT han supuesto toda una revolución para el arte digital.

EBL: ¿Cómo funciona la tecnología blockchain y qué relación guarda con los NFT?

Tenemos que imaginarnos, por ejemplo, que la blockchain es un libro gigantesco de cuentas de un gestor administrativo. Concretamente, son miles de libros de cuentas en los que se acreditan, a través de diferentes datos, cosas como la firma digital. Y a través de la trazabilidad del blockchain podemos tener seguros los documentos, ya que sabremos en todo momento si ha sido modificado, dónde se encuentra alojado, etc.

EBL: ¿Para qué otros sectores o actividades el NFT es un mundo atractivo?

En un principio, el principiante en NFT puede asociar este tipo de activos a personajes como los Bored Apes o los Cryptopunks, pero su uso va mucho más allá. El NFT no deja de servir para certificar que algo es auténtico, ya sea una obra de arte o, por ejemplo, un diploma de estudios, títulos universitarios y másteres, por ejemplo. También podemos encontrarle utilidad a los NFT en el mundo del marketing y las promociones de marcas. Incluso en el sector de la moda y sus coleccionistas: estoy colaborando ahora mismo con una marca que brinda a sus clientes la posibilidad de comprar un par de zapatillas de colección junto al NFT que certifica que son auténticas.

 

Siguiendo con el tema de las marcas y los NFT, también sirven para fidelizar a los clientes. Yo, en asociación con una marca determinada, puedo crear un NFT que, con el tiempo, sirva de acceso para otro tipo de acciones, como subastas, encuentros entre coleccionistas, promociones futuras, etc.

EBL: ¿Por qué suscitan tanta polémica?

Primero, porque se mueve muchísimo dinero. Y todo lo que mueve dinero, suscita controversia. También la suscita el arte tradicional: muchos de los que se indignan por que se paguen grandes cantidades de dinero por una obra digital ponían el grito en el cielo igual cuando veían lo que alguien pagaba por una obra de arte contemporáneo en Arco. El arte es subjetivo: la obra vale lo que el coleccionista esté dispuesto a pagar por ella.  Es muy difícil entender el valor de lo no tangible. Y es curioso cómo la polémica no ha ido tanto en torno a las emisiones de dióxido de carbono asociadas a la creación de NFT como al dinero que mueve. Hay gente que no entiende cómo otros pueden pagar grandes cantidades por algo que ellos mismos se pueden descargar y pueden tener. En esto hay que tener mente de coleccionista: si eres un coleccionista, quieres el original. Te da igual que los demás tengan una copia o algo similar. Yo te puedo hacer el cromo más buscado de la colección de La Liga de Panini. Pero los coleccionistas no querrán eso. “Pero si es igual, pégalo en el álbum, no se va a notar”. Les da igual: aunque la copia sea exactamente igual, preferirán siempre poseer el original. El original, en este caso, es el NFT.

EBL: Hay medios de comunicación que alertan sobre los NFT y su relación con las estafas piramidales. ¿Qué nos puedes contar al respecto?

El arte siempre ha funcionado un poco de esa manera. No estoy diciendo que sea un sistema piramidal en sí mismo, pero tú compras una obra de arte con la esperanza de que, con el tiempo, se revalorice y un tercero pague más que lo que tú desembolsaste en un principio por ella. En el mercado actual del criptoarte existen numerosos artistas emergentes que venden sus NFT y los coleccionistas apuestan por ellos. También hay que decir que una gran parte de los compradores no pretenden luego vender las obras que adquiere, solo quiere poseerlas por el placer que da la propia colección. Sin embargo, la criptomoneda sí puede asemejarse más al esquema piramidal que el criptoarte. 

Lo que sí tenemos que decir es que, a raíz de la explosión de los NFT, han aparecido un mogollón de estafas. Cuidado con los anuncios de YouTube en los que se asoma alguien prometiéndote el hacerte rico con las criptomonedas. Precisamente, lo bonito del NFT y el criptoarte es que no necesitas a nadie que te diga nada ni se lleve parte de tu dinero. El artista solo se tiene que preocupar de hacer una obra espectacular, subirla a la plataforma OpenSea y puedes ganarte la vida por ti mismo. Como hay muchos artistas desesperados por conseguir el éxito, siempre habrá gente que se aproveche de esto. 

 

EBL: ¿Cómo se plantea un panorama en el que el NFT y la especulación pueden estar al alcance de la mano de los más jóvenes?

El mercado del criptoarte no está para nada cerca del mundo adolescente y joven. Los coleccionistas son, en su gran mayoría, gente bastante madura. Pero sí es verdad que el NFT ha surgido ahora mismo en el campo de los videojuegos. Yo creo que ahí sí que hay que tener cuidado: están convirtiendo ese territorio en máquinas tragaperras. Pero esto viene de largo en juegos como el FIFA, que ‘obliga’ a sus jugadores a comprar cartas de jugadores para poder poseer un equipo mejor. En este caso sí que debería existir un control para que los chavales no entren a gastarse el dinero como locos.

EBL: ¿Cómo decidiste entrar en el mundo de los NFT? ¿Nos puedes contar un poco cómo fue el proceso de creación de tu primer NFT?

Yo llevaba ya muchos años trabajando como artista digital, tengo mucho recorrido. En el momento en el que a mí me llega la oportunidad de embarcarme en los NFT yo estoy ya muy bien posicionado: acababa de ganar la Bienal de Londres en mi categoría además de otros reconocimientos, trabajaba con una agencia internacional… Recuerdo estar en un festival en Singapur y se me brindaba la oportunidad de vender algunas de mis obras digitales pero aún no existían los NFT. Ya existía la blockchain, algo había, pero no habíamos aún descubierto cómo hacer plausible la venta de obras digitales originales. 

Llega entonces 2019 y me escribe el CEO de MakersPlace y me ficha para la plataforma. Fue él quien me explicó qué era todo esto del NFT y el criptoarte. Al haber tenido problemas para vender mis obras, encuentro en esto una salida. Yo no modifiqué nada: una parte inmensa de mi obra se adaptó automáticamente a este nuevo mercado, no tuve que hacer nada a propósito. Yo ya llegué al mercado de los NFT totalmente desarrollado como artista. Muchos hacen dos cosas rápidas, lo suben a la blockchain y quieren ya hacer dinero. Esto no funciona así.

EBL: ¿Qué presente y futuro tiene el mercado de los NFT en España?

La certificación de activos digitales a través de la blockchain seguirá a largo plazo. Esto es así. A la gente se le olvida la inmensa utilidad que esto tiene que va más allá del criptoarte, como decíamos antes en ejemplos como títulos universitarios o contratos de arrendamiento, por ejemplo. 

qué es un NFT

El principal problema que presentan hoy día los NFT es que se acuñan obras sin criterio alguno. Esto repercute en el precio de la operación. Al principio, a lo mejor, convertir una obra en NFT costaba unos 10 dólares. Ahora está costando entre 80 y 250 dólares. El mercado acabará estabilizándose: esperamos que la burbuja pare porque el mercado se está saturando de obras sin interés y carentes de calidad. 

En el caso particular de nuestro país y toda la ribera del Mediterráneo y Francia, la cosa va lenta. Aquí hay mucho hate con los NFT por el hecho de que son activos no tangibles. En España no existe un mercado interno de arte digital, no hay grandes coleccionistas ni de tamaño mediano. Vamos bastante por detrás que otros países: España va a darse cuenta tarde de la funcionalidad que tienen los NFT. Pongo un ejemplo determinante: aquí existen dos marcas tan importantes como Real Madrid o Barça y no están haciendo nada en este sentido. El Manchester City, siendo una marca más pequeña, ya se está moviendo en el mercado de los NFT. O el Paris Saint Germain, por poner otro ejemplo, que puso a disposición de sus simpatizantes y socios un token fan. Nuestros grandes clubes podrían, por ejemplo, sacar una colección de cromos virtuales de jugadores clásicos, pero no. Tienen un mercado increíble a su disposición y no están moviendo un dedo al respecto.

EBL: ¿Cuáles serían los consejos principales que les darías a los artistas que quieren entrar en el mercado de los NFT?

Que tengan paciencia. El artista debe centrase, primero, en encontrar una voz propia, un trabajo con coherencia y de calidad. No convertir cualquiera de sus piezas en NFT porque sí, deben construir un proyecto sólido. Y a su vez me centraría en conseguir agencias internacionales al modo tradicional, que te van a dar relevancia y peso. Todo esto construye la carrera de un artista. Si tu obra es buena y la subes a OpenSea, te van a ver. Centrarse en la obra y no en el mercado. Ese es mi mayor consejo.

 

Más en El Blog de Lenovo | Mauricio García, CEO de ‘The Game Kitchen’: «Gran parte de la población consume videojuegos y ni siquiera es consciente»

Más en El Blog de Lenovo | David Aguilar: “Gracias a Hand Solo he entendido quién soy y qué misión tengo en la vida”

Imágenes | Javier Arrés