David Aguilar: “Gracias a Hand Solo he entendido quién soy y qué misión tengo en la vida”

La de David Aguilar Amphoux, más conocido como Hand Solo, es una historia de superación que está dando la vuelta al mundo. Nació con una enfermedad congénita que le provocó la ausencia del antebrazo derecho. Pero él hizo de una de sus mayores pasiones —las construcciones con Lego— la solución que le cambiaría la vida.

Con tan solo nueve años diseñó su primera prótesis hecha con piezas de estos juguetes. A día de hoy, este estudiante andorrano de Biotecnología diseña prótesis para otros niños y se ha convertido en un referente en todo el mundo.  Hablamos con él en un momento clave: está a punto de estrenar el documental que protagoniza:

EBL: ¿En qué momento David Aguilar se convierte en Hand Solo?

Hand Solo no sería nadie sin David Aguilar, y David Aguilar no sería nada sin Hand Solo. El personaje es la esencia, el espíritu y la fuerza de mi ser. Gracias a él he entendido quién soy y qué misión tengo en la vida.

Inconscientemente me convierto en Hand Solo con 9 años, cuando fabrico mi primera prótesis con piezas de Lego. Conscientemente, con 17 años, cuando desmonto un helicóptero de Lego Technic [para construir otro brazo mecánico]. Al enseñar a mis padres el resultado y la nueva funcionalidad que había cobrado ese juguete, mi padre dio a conocer mi historia y adquiero el alias Hand Solo que hoy da forma a diversos proyectos. Estos que me ayudarán a crear un importante impacto social y, con sus beneficios, ayudar a diversas asociaciones de discapacitados.

EBL: ¿Cómo se te ocurrió pasar de un juego de construcción a crear una prótesis?

Desde los 5 años devoraba las instrucciones para desmontar las construcciones y acabar montando las que mi cabeza imaginaba. Estaba montando un barco y, al acercar mi muñón a la quilla, entendí que la fabricación más útil que podía llegar a construir sería, precisamente, lo que no tenía: un brazo. Fue entonces cuando con alambre, cinta americana, un llavero y partes de un robot Bionicle de Lego nació la [primera versión] Mk-0.

 

EBL: Actualmente vas por la quinta versión de tu prótesis, la MK-5, ¿en qué han evolucionado estas con el tiempo?

En muchas cosas. La primera era puramente mecánica y no tenía ningún elemento electrónico. Estaba adaptada a mi morfología: mi muñón acciona los cables de unos auriculares que actúan como tendones, ayudándome a doblar el codo y abriendo y cerrando la pinza que hace la función de coger objetos. Como la Mk-1 no me permitía coger mucho peso, para la Mk-2 usé el motor de un avión y sustituí el cable por las cuerdas de una guitarra para levantar el antebrazo sin esfuerzo.

La Mk-3 proviene de una grúa con el mismo tipo de motor y unos pistones que ayudan al brazo de dicha grúa. La Mk-4 evoluciona hasta el punto de parecerse ya a una extremidad humana, eliminando la pinza como elemento de agarre, lo que me permite estrechar la mano por primera vez.

Y llegamos a la Mk-5, fabricada expresamente para presentarla en mi conferencia en la Cross Industry Innovation Summit de la NASA, y con la nueva generación de piezas Lego Spike Prime. 

EBL: Las instrucciones de tu prótesis están disponibles online para que cualquiera pueda construirla. ¿Cuál es tu objetivo al liberar este conocimiento?

Democratizar, acercar, divulgar, despertar pasiones y, sin duda, ayudar. ¿Cuántos niños en el mundo están viviendo lo que yo he experimentado? Quizás un juguete les hace despertar sus pasiones, fabricarse su propia prótesis, ayudarles a entender que son capaces de cualquier cosa si se lo proponen. Dar esperanza a la vez que concienciar a los más jóvenes para erradicar el terrible bullying y el triste estigma de la discapacidad.

EBL: Te has dedicado a hacer prótesis para otras personas. ¿Nos puedes contar algún caso reciente?

Recientemente he hecho una a Beknur, un niño de 8 años de Kazajistán que nació sin brazos y con una importante discapacidad en las piernas. La madre me envió un email explicándome que la medicina no podía hacer nada por su hijo y que yo era su única oportunidad. Diseñé en 15 minutos un prototipo que acabó costando 15 euros: la Mk-Beknur.

Lleva un hilo dentro de un cable para que roce en su espalda y se mueva con fluidez en su interior. En el otro extremo puse una anilla que el niño estira con el dedo gordo de su pie izquierdo para abrir y cerrar la pinza de su prótesis. Viendo fotos, nos percatamos de que usa los pies para utilizar su tablet, así que hice una segunda prótesis con una punta de goma de un bolígrafo y un cable que permite pasar la electricidad estática de su cuerpo y activar la goma que entra en contacto con la pantalla.

EBL: ¿Cuál es la implicación de Lego en tu proyecto?

He sido la imagen en la campaña, han permitido grabar parte de mi documental en sus instalaciones… Tuve el gran honor de conocer al diseñador del helicóptero que me ha cambiado la vida y me ha hecho viajar por el mundo entero divulgando mi historia. Son una parte de mi familia ya que, cuando Lego era mi refugio en los peores momentos de mi vida, todos ellos estaban conmigo de alguna manera mientras yo jugaba, y me hacen sentir que mi historia y mi vida forman parte de la suya.

EBL: Tu prótesis te ha valido la entrada en el Guinness World Records, ¿cómo surgió esto?

No me lo creía. Un día llamé a mi padre explicándole que un tipo decía que me merecía un Guinness. Resultó ser Craig Glenday, el editor de la publicación, que vino desde Inglaterra para darme él mismo el certificado oficial por ser el primero en la historia en crear prótesis funcionales con el juguete Lego. Imagínate: el niño que ojeaba las páginas de ese libro con sus dos mejores amigos, años después recogía un premio en compañía de esos dos mismos amigos. ¿De película, no?

EBL: Llegaste a sufrir acoso por ser ‘diferente’. ¿Cómo ha influido esa vivencia en el David que eres ahora? ¿Cuál fue la clave para superar esa situación en tu caso?

Todos los aspectos negativos me han hecho crecer y aprender de ello, pero lamentablemente no todos los que sufren bullying han tenido la familia, profesores o amigos que yo he tenido. Recuperarte depende de muchos factores y los míos iban muy a favor. Antes de todo esto era un chico normal que sufría el acoso y rechazo por el mero hecho de ser diferente. Es por ese motivo que he acuñado el término ‘dif-capacitado’, por capacidad diferente, no por incapacidad.

EBL: ¿Qué dirías a todos aquellos niños que, como tú, ahora viven situaciones de bullying?

Que no se encierren en sí mismos, busquen ayuda y saquen todo lo que tienen dentro. Y que hablen con alguien y no tengan miedo a expresar sus emociones, miedos, temores o debilidades. Lo importante es ser transparente, con uno mismo y con tus padres, que son tus mejores y más preciados amigos.

EBL: Hemos visto tu crecimiento en parte gracias a las redes sociales. ¿Cómo te han ayudado a extender tu mensaje?

La democratización de mi mensaje no es solo gracias a ellas. La historia la dio a conocer mi padre en Facebook, y Lego respondió con un bonito mensaje. Fue entonces cuando entendió que tenía que darla a conocer y recurrió a Rosa Alberch [periodista andorrana]. Después vino TV3, La Vanguardia, CNN, Times, Washington Post, Euronews, National Geographic…  Mi historia se hizo mediática apoyada por las redes sociales, pero no empezó en ellas. Fueron periodistas con un gran corazón los que actuaron de altavoz a la demanda de un padre por levantar a su hijo.

EBL: ¿Te sientes abrumado por la fama? ¿Cómo lo compaginas con tu día a día?

Hay mucha presión, pero cuando veo cómo influyo en muchas personas, centros educativos, organizaciones… me da ánimos para continuar estando presente para ellas.

Me gustaría hacer muchas más cosas, pero ahora lo más prioritario ahora son mis estudios de Bioingeniería en la Universitat Internacional de Catalunya. Espero que cuenten conmigo a medida que vayan surgiendo otras oportunidades, ya que es increíble el calado de mi historia en los más jóvenes y cómo les influye. Es por ese motivo que nacen otros proyectos con los que cuento con la gran ayuda de mi padre, Ferran; mi madre, Nathalie, y mi hermana Naia.

EBL: El tuyo es un mensaje de superación, pero, si lo tuvieras que resumir en pocas palabras: ¿cuál sería ese mensaje?

Inspirar, concienciar, construir, ayudar y motivar a soñar y a creer.

EBL: Has presentado un proyecto solidario a través de la venta de merchandising. ¿A qué va destinado?

Es un proyecto muy ilusionante que estoy desarrollando con mi familia, ultimando los detalles de la web handsolo.com. Con parte de los beneficios quiero ayudar a asociaciones de discapacitados. Me gusta soñar a lo grande y me imagino a la marca Hand Solo a la altura de las más importantes, que la gente lleve mis prendas con orgullo y convicción de que ayudan a muchas personas al adquirirla. Posiblemente necesite de importante capital para crear esta marca.

EBL: Tu libro se va a traducir a diversos idiomas. ¿Qué podemos leer en Pieza a pieza?

Escrito junto a mi padre Ferran Aguilar, narra todo lo que el documental no puede explicar en 76 minutos. Anécdotas divertidas y otras no tanto, como las vivencias negativas por culpa del bullying. El cómo he llegado hasta aquí gracias al amor, dónde me podía haber quedado por culpa de mi primer desamor, cómo he podido tocar las estrellas desde Andorra hasta la NASA, en Houston… Son muchas historias, mi vida y la de mi familia.

EBL: Un documental, un libro, proyectos de realidad virtual… Tu labor creativa va más allá. ¿Qué es lo próximo?

El documental ha sido premiado en el Boston Sci-Film Festival. Tiene una canción compuesta e interpretada por mi padre, candidata a los premios Goya. Él también ha escrito un cómic que nos gustaría llevar al sistema educativo, donde en el mundo de mis sueños soy un superhéroe que lucha contra el monstruo del bullying. Voy a ser personaje de un videojuego llamado Phenoms y participo en un proyecto de realidad virtual para crear cápsulas de concienciación inmersivas contra el bullying y a favor de la inclusión. También el blockchain y los NFT son una gran oportunidad para dar a conocer mi historia en este mundo digital. Las imágenes más icónicas de mi historia de superación van a estar disponibles para ser adquiridas por los usuarios.

EBL: ¿Dónde estará Hand Solo dentro de 10 años?

Espero estar en la memoria de los futuros padres que divulgarán mi historia de superación porque la habrán vivido muy de cerca y serán conocedores del impacto que tuvo en su día. Estar en sus corazones y abrazar a quienes necesitan creer en que los sueños son realizables y alcanzables si se cree y se lucha por ellos. Y, por qué no, estar en libros de texto, clases, coloquios, librerías o en sus gafas de realidad virtual. En sus conversaciones, sus discursos o en los cuentos de ir a dormir. Espero estar en sus dibujos animados y en sus cómics, y dándoles conferencias, fabricándoles prótesis o desarrollando proyectos de impacto social con los que recaudar fondos para ayudar a minorías en riesgo de exclusión o a asociaciones de discapacitados. Espero poder estar ahí en los próximos 2000 años y darles la mano a todos ellos.

Más en el Blog de Lenovo | La impresión 3D que cambió la vida de niños y estudiantes y humanizó la tecnología

Más en el Blog de Lenovo | Diamantes hechos en microondas y pendientes para oír mejor: así evoluciona la joyería gracias a la tecnología