Valeria Corrales: “Algunas niñas dicen que la tecnología es algo de niños, pero yo creo que si probasen les gustaría”

Valeria Corrales acaba de cumplir 11 años y ya tiene claro que de mayor quiere ser ingeniera. Algo que le permitiría seguir haciendo lo que más le gusta: inventar cosas nuevas y programar. En los últimos años, Valeria se ha convertido en un referente para cientos de niños y niñas (y seguramente, más de un adulto) que quieren adentrarse en el mundo de la tecnología, la programación y la robótica.

Detrás de la afición de Valeria están su familia y Patricia Heredia, su profesora. Una ingeniera de telecomunicaciones que en 2015 inició una aventura al frente de la academia MiniVinci (Huesca), en la que acerca el mundo de la ciencia y la tecnología a sus alumnos de una forma dinámica y divertida. 

Valeria tiene su propio blog blog (que escribe en castellano y en inglés), un canal en Youtube y perfiles en Twitter e Instagram. Y se ha hecho ya con numerosos premios que demuestran no solo que las niñas también pueden ser ingenieras, sino que pueden ser las mejores. 

¿Cómo empezaste a interesarte por la tecnología y la robótica?

Cuando tenía siete años, mi madre me trajo de EE.UU. una muñeca GoldieBlox. Son unas muñecas que vienen con muchas piezas que hay que montar siguiendo unas instrucciones en inglés. Me pareció muy divertido y empecé a ver más vídeos y tutoriales de programación y robótica. 

Como me gustaban tanto me regalaron más juegos para construir, como kits de Kano o Lego. Un tiempo después fui a un taller con Patricia, que luego montó la primera academia de robótica en Huesca. Me apunté y llevo ya varios años. 

¿Qué es lo más divertido que has hecho hasta ahora?

Una camiseta con luces LED para el concurso Maker en Huesca. Tiene dos letras, una V y una L, con una bombilla para cada una. Un botón enciende una letra y otro enciende la otra. También tiene un sensor de luz que hace que las luces parpadeen cuando detectan oscuridad. Era la única niña del concurso y gané el primer premio.

También me gusta hacer los vídeos de Youtube, sobre todo el principio. Imaginamos que hay un problema y explicamos cómo solucionarlo con robótica y programación. Por ejemplo, hicimos un vídeo en el que mi hermano decía que había visto un unicornio. Para que no se lo creyera nadie, hicimos un detector de mentiras con velcro y sensores para que supieran que lo que contaba no era verdad. 

¿Cómo recomiendas empezar a otros niños? Además de con tu propio canal, claro.

Les recomendaría empezar con algo sencillo para que sea divertido. Por ejemplo, viendo páginas y probando tutoriales poco a poco. A mí me gustan mucho GoldieBlox, Tynker, Scratch o Code.org. También recomiendo los kits con los que empecé, como por ejemplo Lego o Kano , o canales de Youtube como el de Simone Giertz o Programamos

Vamos a hacer un vídeo para el canal de Youtube explicando a otros niños cómo pueden introducirse en este mundo. Contamos con qué páginas se puede empezar y cómo utilizarlas. 

Muchos de estos vídeos y tutoriales están en inglés. ¿Aprendiste a entenderlo gracias a la programación?

Mi padre vivió varios años en EE.UU. y desde pequeños siempre nos ha hablado en inglés a mi hermano y a mí, por lo que ya lo entendía. Luego, como me gustaban tanto la programación y la robótica, fui mejorando para poder entender cada vez más las instrucciones.

¿Qué es lo más difícil que has hecho hasta ahora?

Programar con Python. Lo probamos en la academia pero no éramos capaces de programar con código y lo tuvimos que dejar. Entonces a Patricia se le ocurrió que podríamos usar Make Code de Minecraft, que permite programar con bloques. Podemos montar un montón de cosas y es muy divertido. 

De mayor quieres ser ingeniera, lo tienes claro. 

Sí, creo que de mayor me gustaría ser ingeniera de programación y robótica y estudiar en EE.UU. Me gusta mucho la ingeniería porque puedes crear, inventar cosas nuevas y programar. 

Valeria Corrales tiene claro que de mayor será ingeniera, aunque aún no tiene clara la especialidad.

Muchas niñas todavía piensan que la tecnología es difícil y aburrida. ¿Qué les dirías?

Algunas creen que son cosas de niños, pero yo creo que si lo probasen les gustaría, porque es muy divertida. Desde que voy a muchas charlas y concursos tengo amigas a las que también les interesa, y muchas niñas de mi clase se han apuntado a robótica. En la academia a la que voy hay 50% de chicas y 50% de chicos. 

Así que eres un referente para las niñas de tu clase. ¿Crees también que más niñas se interesan por la ingeniería y la robótica gracias a tu canal de Youtube?

Yo creo que sí, porque cuando hacemos videos en directo muchos nos preguntan si podemos volver a hacerlo o explicar algo mejor. Y hay niños y niñas. 

Inspiring Girls me dio el premio de Niña Inspiradora del Año de España 2018. Creo que es muy bueno porque así más niñas se pueden fijar en mí y ver que la tecnología es muy divertida. Seguro que así se atreven a probarla. Además yo soy una chica normal, si yo lo puedo hacer, todas pueden. 

 

Etiquetas: