Cómo imprimir desde el móvil y el tablet en todas las situaciones y sin errores

imprimir

A la hora de imprimir un documento ahora no sólo tenemos que poder hacerlo desde un ordenador de sobremesa o un portátil tal y como hemos venido haciendo tradicionalmente, sino que también tenemos que ser capaces de hacerlo desde un dispositivo móvil, ya sea un smartphone o un tablet. El acceso a Internet, hoy en día, ha cambiado y son estos dispositivos los favoritos para visitar la red para la mayoría de los usuarios. Por eso vamos a ver cómo imprimir desde el móvil y el tablet en todas las situaciones y sin errores.

Lo primero que debemos tener es una impresora conectada. Hasta hace unos años la conexión más habitual era a través de un cable USB directamente a un ordenador, pero en este momento, en el ámbito doméstico y en el de las empresas lo normal es que la impresora se conecte a través de la red cableada o una conexión WiFi. Así no dependemos para imprimir de si el equipo al que está conectada la impresora está encendido o no.

Imprimir desde el móvil o el tablet en tu impresora local

lenovo-smartphone-tablet-phab-lifestyle-white-back-view-2

De esta forma lo único que tenemos que hacer es buscar el dispositivo en la red para enviar los documentos que queremos imprimir. Esto se suele hacer de forma automática, en el caso de dispositivos móviles a través de una app que facilita cada fabricante, como HP, Epson, Canon, Brother, Samsung entre otras.

Dicha aplicación se encarga de ver si existe una impresora en la red local a la que enviar documentos y una vez identificada, la almacena en nuestro smartphone o tablet para no tener que realizar de nuevo dicho proceso en el futuro.

Con la app y la impresoras registradas, lo único que tenemos que hacer para imprimir es seleccionarla o elegir la impresora que deseamos, en caso de tener más de una. Si la impresora está encendida, empezará a imprimir al momento.

Si nos vemos en el caso de tener que poner una nueva impresora de red en marcha, aquí debemos seguir los pasos que nos marque cada fabricante, aunque por lo general suelen tener un proceso de asignación de dirección IP automático para que sea más sencillo para los usuarios.

Tablets y equipos con sistema operativo Windows

03_miix_510_

En el caso de los portátiles, equipos de sobremesa o tablets con sistema operativo Windows es necesario instalar los controladores del modelo de la impresora en concreto. En estos casos suelen venir en un CD en la caja de la impresora, pero siempre podemos acudir a la página del fabricante para descargarlos.

Por lo general es un ejecutable que se encarga de que todo el proceso de instalación e identificación de la impresora en la red sea desatendido para el usuario.

impresora-local

Si no queremos depender de este tipo de aplicaciones de fabricante y conocemos la dirección IP de nuestra impresora, podemos añadirla como una impresora local, creando previamente el nuevo puerto con la dirección de nuestra impresora desde el panel de control, en el apartado de Dispositivos e Impresoras. Aquí, en lugar de utilizar la búsqueda automática, elegimos la opción la impresora no está en la lista y después la configuración manual. En este momento podemos crear un nuevo puerto TCP/IP con la dirección de nuestra impresora y luego seleccionar los controladores que hemos descargados para su instalación.

¿Pero qué ocurre si nuestra impresora sólo tiene conexión USB? En este caso el proceso de instalación no cambia esencialmente, pero sí las opciones para imprimir desde dispositivos móviles, ya que las apps en este caso no detectarán ninguna impresora de red. Lo único que podemos hacer es dar de alta dicha impresora en Google Cloud Print en el apartado de impresoras, aunque no admite todos los modelos que tienen conexión por USB.

google-cloud-print

Este proceso tenemos que hacerlo desde un equipo de sobremesa o un portátil en el que previamente se encuentre instalada la impresora. Lógicamente para imprimir desde el smartphone o el tablet tenemos que tener configurada la cuenta de Google en la que hemos dado de alta la impresora. Es una solución que nos puede sacar de algún apuro, pero que hoy en día no es nada cómoda para trabajar. La gran ventaja es que no necesitamos estar en casa para imprimir, podemos estar en el trabajo y mandar un documento a nuestra impresora de Google Cloud Print sin ningún inconveniente.

Enviar un documento por correo a la impresora

Determinados fabricantes implementan un buzón de correo para enviar documentos a la impresora. Si tenemos este servicio configurado en nuestra impresora basta enviar un correo electrónico a la dirección de nuestro dispositivo de impresión con el documento adjunto que queremos obtener en papel.

Es una alternativa muy útil para imprimir desde tablets y smartphones, pero también para utilizar la impresora sin importar donde nos encontremos, ya que no es necesario estar en casa para enviar el correo. Lógicamente necesitamos disponer de una conexión a Internet para utilizar dicho servicio.

¿Y si no tengo impresora a mano?

El principal problema nos puede surgir cuando estamos fuera de casa, necesitamos imprimir algo que nos han solicitado de forma urgente. Lógicamente no tenemos una impresora a mano, pero algunos fabricantes disponen de herramientas que nos permiten imprimir en una red pública de impresoras. A través de la app de impresión nos permite identificar qué establecimientos están adheridos a esta red, donde podemos enviar los documentos para imprimir y recogerlos, pagando lógicamente la cuota correspondiente. Es una gran idea sobre todo para los profesionales que trabajan constantemente en movilidad.

Imprimir hoy en día es más sencillo que nunca, pero a la vez con la digitalización cada vez tenemos menos necesidades de obtener documentos en papel y nos fiamos más del formato digital.

En Blog Lenovo | La impresión 3D que cambió la vida de niños y estudiantes y humanizó la tecnología
Imagen | wolteeva

Etiquetas: