Ante el coronavirus, material sanitario impreso en 3D

Ingenieros y particulares trabajan a contrarreloj para fabricar material sanitario con el que hacer frente a la COVID-19. De sus fábricas y talleres salen cada día respiradores, ventiladores, mascarillas y viseras protectoras que van a parar a hospitales y centros médicos de diferentes puntos del país.

La tecnología juega un papel fundamental en esta carrera. En particular, la impresión 3D, una aliada para producir de forma rápida y efectiva. En las últimas semanas, se han puesto en marcha diferentes proyectos para convertir las impresoras 3D en pequeñas fábricas de material sanitario. Muchos de ellos, sin ánimo de lucro.

3DCovid19.tech

Esta plataforma pone en contacto hospitales y centros médicos con empresas del sector de la impresión 3D. Bajo el lema “Impresión 3D para salvar vidas”, busca organizar y coordinar la producción de material sanitario y su posterior distribución en los centros en los que resulte más necesario.

En total, reúne a más de 200 empresas y emprendedores capaces de aportar material médico. Entre las empresas figuran nombres como Emes 3D, Imes 3D, Mastertec, Intech3D, BCN3D o el centro CIM de la Universitat Politècnica de Catalunya, entre otros.

Según señalan desde la plataforma, en menos de 24 horas recogieron los pedidos de 11 centros hospitalarios de Barcelona, Madrid, Castilla La Mancha y Andalucía. Cuatro de las comunidades que, a día de hoy, presentan mayor número de contagios y fallecidos debido a la COVID-19.

El material que hace falta

Entre los elementos que más se están echando en falta en los hospitales están los equipos de protección individual para sanitarios (EPI) y respiradores y ventiladores para los enfermos. Los primeros son necesarios para prevenir los contagios entre los profesionales de la medicina y los segundos imprescindibles para garantizar el correcto tratamiento de los enfermos.

Uno de los primeros artículos creados en el marco de la iniciativa 3DCovid19.tech son los respiradores. La empresa de ingeniería 3D AsorCAD recuperó aspiradores obsoletos que todavía se guardaban en los hospitales, pero que no tenían válvulas de conexión o máscaras acoplables a las máquinas de respiración asistida actuales.

Con técnicas de escaneado 3D, reconstruyeron los modelos y modificaron las piezas necesarias para que pudiesen adaptarse a los sistemas actuales. A continuación, las optimizaron para que pudiesen fabricarse en una de las impresoras 3D que se han puesto al servicio de la plataforma 3DCovid19.tech.

Impresión 3D frente al coronavirus: respiradores.

Respirador diseñado por AsorCAD.

Otra de las soluciones que más han llamado la atención en los últimos días es el Ventilator PAL. Un ventilador de bajo coste y de código abierto creado sin ánimo de lucro por las empresas tecnológicas Cosmicnode y Stogger. Las instrucciones para crear uno están abiertas y al alcance de cualquiera que esté interesado, por lo que han pasado a fabricarse también en las impresoras de 3DCovid19.tech.

“Creemos que cada individuo debe tener acceso a ventiladores en este momento de crisis. Es por eso que los diseños y el código de Ventilator PAL están disponibles gratuitamente para cualquier persona con medios técnicos limitados o un presupuesto muy bajo”, explican en su web.

Impresión 3D frente al coronavirus: ventiladores de código abierto.

Ventilator PAL.

Otras perspectivas

Una de las claves para frenar el contagio del SARS-CoV-2 es aumentar las medidas de limpieza y desinfección. Es recomendable lavarse las manos con jabón con frecuencia y evitar, en la medida de lo posible, tocar superficies como manetas de puertas o barandillas.

Para facilitar esto en los hospitales, ingenieros del centro CIM de la Universitat Politècnica de Catalunya han diseñado el Arm Door Opener: un abridor de puertas que puede usarse sin necesidad de usar las manos. Este abridor puede fabricarse con cualquier impresora 3D doméstica (toda la información necesaria puede descargarse en la web de CIM UPC) y ensamblarse fácilmente con tres bridas.

Impresión 3D frente al coronavirus: manetas para abrir puertas sin usar las manos.

Arm Door Opener.

La fabricación de la primera remesa se realizará centro de ensamblaje de impresoras 3D de sobremesa BCN3D. Una empresa que ha puesto a disposición 63 máquinas de impresión 3D para hacer frente a la crisis.

Tiempo para colaborar

3DCovid19.tech es una iniciativa sin ánimo de lucro. Las empresas y particulares que han puesto a disposición sus impresoras 3D buscan, ante todo, encontrar solución a esta crisis y minimizar sus efectos.

Sin embargo, existen dificultades. En primer lugar, encontrar los materiales necesarios para fabricar los dispositivos. En segundo lugar, conseguir su homologación y que cumplan los requisitos básicos para ser utilizados en hospitales y centros de salud. Además de, claro está, garantizar su producción en medio de un estado de alarma y una situación excepcional.

Tiempo habrá, superado el problema, de analizar el papel de la impresión 3D durante la crisis. Es probable que este sea un momento de inflexión, en el que se demuestre su potencial para adaptarse a las necesidades de producción de cada momento. Por lo pronto, cientos de impresoras 3D están fabricando material sanitario que puede resultar crucial para salvar más de una vida.

Imágenes | Pexels/Oles Kanebckuu, 3DCovid19.tech

Etiquetas: