Kakebo, el libro japonés para ahorrar y otras soluciones versión app

El método Ikigai para ser más feliz o el Kanban para ganar en productividad. Los consejos de Marie Kondo para organizar nuestro armario y encontrar la calma en el orden. Y tantos otros. Japón ha sido siempre una fuente de inspiración cuando se trata de encontrar sistemas que den forma a nuestro estilo de vida. Uno de ellos está triunfando: el método Kakebo para (aprender a) ahorrar.

Su aceptación viene respaldada por las cifras: ahorrar es, sin duda, una de las asignaturas pendientes de los españoles. Según el INE, el 38% de los hogares no tiene para imprevistos, lo que acerca la tasa de ahorro a su mínimo histórico. Está claro que los bajos salarios y la tasa de paro tienen mucho que ver. Pero también influye el estilo de vida. Todo lo contrario que en Japón, uno de los países que lideran los rankings de ahorro per capita a nivel mundial.

La filosofía detrás del método Kakebo

Kakebo es el libro que los japoneses usan para llevar la cuenta de su economía personal o familiar. En la práctica, funciona como una agenda en la que se apuntan ingresos y gastos. Sin embargo, la filosofía que hay detrás del método se basa en la idea de que este ejercicio facilita una reflexión sobre los hábitos de consumo.

El primer Kakebo fue publicado en 1904 por Motoko Hani. Considerada la primera periodista japonesa, Motoko Hani era editora de la revista femenina ‘Fujin no Tomo (‘La compañera de la mujer’). Uno de sus objetivos era ayudar a las mujeres a gestionar la economía familiar. En aquella época muy pocas tenían un empleo, por lo que a menudo su dinero dependía de cuánto pudiesen ahorrar.

Metodo Kakebo

Más de un siglo después, el Kakebo está presente en gran cantidad de hogares japoneses. Integrar el método en su rutina diaria les permite administrar correctamente su economía y ganar disciplina. A la larga, este ejercicio libera del estrés que puede producir el caos de no tener control sobre los gastos.

Coger papel y lápiz: el primer paso para aprender a ahorrar

Hoy en día hay gran variedad de Kakebos que pueden encontrarse en cualquier librería o (cómo no) en internet. Sin embargo, su sistema suele ser siempre el mismo. A principios de mes se apuntan ingresos y gastos fijos, como el sueldo o el alquiler. De la diferencia entre uno y otro se obtiene la cifra del dinero disponible para gastar (o ahorrar). Esta se apunta también, junto a un objetivo de ahorro.

Además de esto, se fijan las “promesas” del mes, pequeños gestos que ayudarán a reducir los gastos. Aquí entra en juego el estilo de vida de cada uno y se puede dejar volar la imaginación: dejar de fumar, comer dulce solo una vez por semana, pasar de comprar el periódico a leerlo online, etc.

Cada día se registran los gastos que se van realizando en tablas con diferentes categorías. Se incluyen también (si los hay) los ingresos extra. A final de mes se hace un balance para reflexionar sobre qué ha ido bien y qué no ha ido tan bien. Los Kakebo incluyen también una página de resumen anual, que permite hacer un balance no solo alrededor de los números, sino también del estilo de vida y los hábitos que hay detrás.

Metodo Kakebo

Otras versiones para ahorrar en app

Dado que cada vez pasamos más tiempo enganchados a nuestro teléfono móvil, es normal que la mayoría opten por soluciones similares vía app. Estas son algunas de las aplicaciones que ayudan a controlar la economía que siguen la filosofía del método Kakebo:

Kakeibo

Un Kakebo digital que se basa en el mismo sistema que el original en papel. Realmente, “Kakeibo” es el verdadero nombre del método. Simplemente se popularizó como “Kakebo” porque así es su pronunciación. Disponible para Android.

Zoe’s Kakemoney

Otra versión del método Kakebo para el móvil. Su planteamiento es el mismo, pero además permite compartir la información con otros usuarios. Disponible para Android.

Fintonic

Una de las más conocidas. En este caso, no es necesario apuntar cada gasto, ya que la aplicación lo hace automáticamente. Además, los agrupa por temáticas. Aunque acaba con la rutina de apuntar cada gasto que promueve el método Kakebo, no cabe duda de que es una gran herramienta para controlar en qué se está yendo el dinero. Disponible para Android.

Mint

Esta app permite realizar otra de las acciones del método japonés: marcar objetivos de ahorros mensuales. También permite establecer metas e indica cuánto se debe ahorrar cada mes para alcanzarlas. Disponible también en Android.

Otros consejos de la filosofía oriental

Metodo Kakebo

Muchos de los Kakebo son anuales. Uno de sus objetivos es que, al final de cada año, se pueda hacer un balance que sirva para plantearse los retos del siguiente. Un verdadero ejercicio de disciplina para ir cogiendo, poco a poco, conciencia de los propios hábitos. Este control llevará, a la larga, a la tranquilidad.

Desde una perspectiva occidental, imaginar una vida en la que se lleve un recuento de cada gasto puede resultar, cuanto menos, agobiante. De ahí que muchos fallen en su propósito de introducir el método Kakebo en su día a día. Pero los japoneses también tienen solución para esto. Se trata, en este caso, de la filosofía Kaizen: a la hora de enfrentarse a grandes cambios o tareas, lo mejor es ir haciéndolo poco a poco. Paso a paso, a partir de mejoras pequeñas, hasta que estas acciones se convierten en hábitos.

Imágenes: Pixabay/Padrinan, Unsplash/Jezael Melgoza, Unsplash/Charles DeluvioPixabay/Mariamichelle

Etiquetas: