¿Cómo puede Twitter ayudar a evitar los atascos o que a los bañistas no se los coman?

Twitter es una herramienta fantástica de microblogging en la que dar rienda suelta a nuestra imaginación. Claro, que también una malvada empresa privada que se nutre de sus usuarios para venderles anuncios. En el claroscuro de la red social encontramos una enorme variedad de usos.

Hay quien lo usa como banco de chistes y quien sustituye el telediario con sus noticias. Algunos usuarios, más atrevidos, construyen sus proyectos sobre Twitter. Hoy explicamos qué tiene que ver Twitter con bañistas a salvo de tiburones o con acertar en las futuras elecciones.

Un Twitter para avisar de tiburones blancos

Si tienes miedo a bañarte en la playa debido a los tiburones, este proyecto podría ayudarte a minimizarlo. Al menos si vives en las costas australianas. El gobierno de Australia lanzó hace tiempo el programa Shark Monitoring Network Project Manager, que básicamente monitoriza tiburones blancos.

Los tiburones blancos, por lo general, son “curiosos, agudos y sensibles, nada agresivos”, según los expertos. Sin embargo, su tamaño nos genera respeto, y si invadimos su territorio es posible que nos confundan con comida. Para que esto no pase, 338 tiburones australianos tienen instalado un transmisor vía satélite.

Cuando uno de los escualos se acerca a la costa, en concreto a una playa la señal por satélite lo reconoce y emite una señal. Como la Batseñal no funciona en la playa, usan la cuenta de Twitter @SLSWA, orientada a surfistas.

Cualquier bañista puede instalarse esta aplicación en su teléfono móvil y permitir las notificaciones cuando vaya a meterse al agua. Además, es una ayuda fantástica para los socorristas. Twitter no solo sirve para reírse con los amigos o seguir a famosos.

¿Es tu conversación saludable? ¿Vives en burbujas?

Las redes sociales generan un efecto llamado “cámara de eco” que forma una burbuja invisible a nuestro alrededor. Funciona de la siguiente manera: buscamos cuentas cuyo contenido nos guste y eliminamos las que no. Como consecuencia, solo recibimos información sesgada y nos polarizamos.

Esto genera auténticos monstruos digitales que no atienden a razones y cuyo concepto de realidad está profundamente distorsionado. Es por ello que desde la cúpula de Twitter –Jack Dorsey, director ejecutivo– se están realizando varios estudios internos en su red:

Examinando Cámaras de Eco y Discurso Incivil. Para detectar estas burbujas de realidad como ya hicieron estudios como este. Hay una gran cantidad de “polos radicales” en Twitter.

Reduciendo las Diferencias entre las Comunidades en Twitter. Estos polos a menudo son ofensivos y poco cívicos, pero se busca también reducir los sesgos propios de diferentes comunidades.

twitter interacciones

En los esquemas de arriba, obtenidos de este estudio, se observan las “interconexiones demográficas” de la población (arriba izquierda) y las “interacciones” (abajo derecha) dentro de Twitter. ¿Cómo se lee? Por ejemplo, “una mujer asiática tiene un 25% más de probabilidades de seguir a un varón blanco con respecto al resto de personas”.

También se pueden sacar conclusiones como que las personas de color son las que más comparten información entre sí (+232%/+164%) o que es menos probable que un varón blanco comparta algo de un asiático que de una persona de color.

Ahí están nuestras “burbujas” invisibles, y es importante entenderlas para entender cómo va nuestra salud digital. Twitter es un reflejo sesgado de la sociedad.

¿Conduciremos por la ciudad evitando atascos gracias a Twitter?

Ese es el objetivo de varios grupos de trabajo, y ninguno se refiere a la movilidad autónoma y sus posibilidades. El proyecto Manwe, por ejemplo, ha diseñado una inteligencia artificial que sabe leer Twitter y otras fuentes. En base a lo que escriben los usuarios en diferentes plataformas, es capaz de generar un mapa interactivo que muestra obras o atascos:

mapa trafico twitter

Este análisis de datos en tiempo real ayudará a los conductores y a los diferentes navegadores. Con ello, las personas perderemos menos tiempo al volante. Manwe está realizado por estudiantes, pero hay otras propuestas en el mercado como Yandex Traffic.

En esencia, ambos proyectos hacen lo mismo con diferentes niveles de recogida de datos o agregación. Google Maps ya usa los datos de los GPS de los conductores para decidir la ruta más rápida del resto, y tanto Manwe como Yandex buscan convertirse en fuentes adicionales (y monetizadas) de datos, vía Twitter e inteligencia artificial.

¿Pueden las redes sociales decirnos quién ganará las siguientes elecciones?

Marc Argemí es doctor en periodismo y trabaja desde hace tiempo en una consultora de comunicación estratégica muy orientada al mundo digital. También es el autor de ‘El sentido del rumor’ (2017).

En este libro nos cuenta cómo ya se usa el análisis de datos para saber qué políticos son los más queridos, o los menos odiados. Usando varios casos de trabajo real sobre Twitter, Argemí muestra cómo su método de análisis se acercaba en las elecciones catalanas y acertaba en el Brexit.

brexit datos twitter analisis

A medida que vamos teniendo más y más datos de redes sociales como Twitter, podemos hacer mejores predicciones sobre el comportamiento global de países o comunidades. Quién ganará unas elecciones, qué políticas tendrán futuro o qué quiere la gente, en líneas generales.

Como adelantábamos arriba, Twitter no solo sirve para ver las últimas novedades, sino también para generar nuevos datos, conocimiento y modelos de negocio. Para acercanos unos a otros y limar nuestras diferencias; o para tratar de vislumbrar el futuro.

 

En Lenovo | Los sesgos de la inteligencia artificial son nuestros sesgos (y debemos corregirlos)

Imágenes | iStock/Howard Chen, iStock/pixs4u

Etiquetas: