No solo juegan: estas son las chicas que también desarrollan juegos

El sector de los videojuegos y los esports cada vez tiene a más mujeres en sus filas pero, ¿sabías que la mayoría están detrás de las pantallas? Aunque ya son muchas las streamers y jugadoras que se están haciendo populares no hay que olvidarse de todas las desarrolladoras y artistas que están detrás de nuestros títulos favoritos.

Si ya sentimos que son pocas las mujeres dentro de la industria del software, parecen todavía menos las que se dedican a ello en el mundo de los videojuegos… pero las hay. Es necesario que empiecen a obtener la visibilidad y el reconocimiento que se merecen y, para ello, existen iniciativas como Girls Make Games.

Por y para mujeres

Girls Make Games pretende no solo visibilizar a las mujeres de la industria sino animarlas a participar y formar parte de la próxima generación de diseñadoras, desarrolladoras e ingenieras. La iniciativa surgió en 2014 y, desde entonces, ha alcanzado a 20.000 mujeres en 89 ciudades diferentes de todo el mundo.

Laila Shabir y Ish Syed decidieron crear GMG después de fundar Learn District, una compañía dedicada a hacer la educación más accesible a través de videojuegos y programas de enriquecimiento.

Las chicas de Girls Make Games tienen claras las razones que les han llevado a crear esta iniciativa. Mientras que las mujeres suponen el 46% de la gente que juega a videojuegos, son solo el 22% de la industria, cifra que quieren contribuir a cambiar. Creen además que la industria de los videojuegos es uno de los pilares de creación de contenido que más influencia ejerce sobre la sociedad. Si las mujeres no pueden poner su granito de arena creando estos juegos se está perdiendo su capacidad de aportar a este vehículo de cambio social. Y obviamente no podemos olvidar que es una industria millonaria; está contribuyendo a crear riqueza y trabajos y se espera que para el 2025 genere unos beneficios de 170 billones de dólares.

¿Cómo lo hacen?

Desde GMG intentan inculcarles energía a las mujeres desde chiquititas; organizan campamentos de verano apoyados por algunas de las grandes empresas del sector como PlayStation, Google Play, Xbox o Take Two Interactive. Al final de estos campamentos siempre tiene lugar el “Demo Day”, donde las chicas divididas por grupos de trabajo hacen un pitch presentando su proyecto (que quién sabe dónde puede llegar). De hecho, ya tienen publicados 4 juegos y han contribuido a la creación de otros tantos para móvil.

Pueden participar niñas de 8 a 11 y de 12 a 18 años y, de momento, tienen lugar únicamente en Estados Unidos. A pesar de ello, no solo cuentan con campamentos sino con otro tipo de iniciativas a nivel global.

GMG también realiza Workshops en los que las chicas pueden trabajar en diferentes conceptos de los videojuegos (programación, diseño, etc) durante un fin de semana. Estas jornadas tienen lugar a lo largo de todo el mundo, incluido nuestro país: Madrid, Valencia y Málaga han acogido un par de estos Workshops. GMG pone el apoyo para todo aquel que quiera organizar uno de sus talleres en cualquier ciudad del mundo, así que ya sabéis.

Otras iniciativas para el cambio

Aunque GMG lleva mucho tiempo existiendo, últimamente han aparecido muchas iniciativas parecidas que intentan revalorizar el trabajo de la mujer en la industria del videojuego e intentar animar a que muchas otras persigan su sueño dejando a un lado la idea de que todavía es un mundo de hombres.

Hace poco vimos el nacimiento de Women of Esports (WoE), un proyecto que pretende motivar a las mujeres para que no tengan miedo de intentar entrar en la industria. Lo hacen a través de un programa de mentorización y una comunidad global donde grandes expertos ayudan a las chicas a lograr su meta.

Está claro que se está intentando cambiar la industria desde dentro para que deje de ser un mundo “solo de hombres”. Iniciativas como todas estas, el medio español “Cosas de chicas gamers”, #MyGameMyName, referentes como AnouC, Sjokz o Arwina Mogul animan a todas a seguir luchando y conseguir un hueco donde quieran.

Etiquetas: