Qué es el ningufoneo y por qué debería preocuparnos

De un tiempo a esta parte se han popularizado términos como ghosting o phubbing, también conocido en español como «ningufoneo». En este artículo os decimos en qué consiste y cómo podemos hacer para evitarlo.

Según la Wikipedia, el ningufoneo «es el acto de ignorar a una persona y al propio entorno por concentrarse en la tecnología móvil, ya sea un teléfono inteligente, tableta, PC portátil, u otro objeto inteligente».

Ningufoneo o phubbing: cuando el móvil es el protagonista

Seguro que nos ha ocurrido en más de una ocasión. O incluso nosotros mismos hemos sido los perpetradores. Las relaciones personales han cambiado con la llegada de las nuevas tecnologías y han aumentado las que se tienen a distancia, descuidando de algún modo las que implican cercanía y presencia física.

Es verdad que, para muchas personas, este tipo de relaciones es más cómoda, pero el ningufoneo puede ocultar trastornos más preocupantes. Echar un vistazo muy de vez en cuando al móvil cuando se está reunido no debería suponer mayor problema mientras que nuestra actitud no suponga un empeoramiento en nuestras relaciones sociales.

Lo que para muchos es una grave falta de educación, y lo es, también puede ser un síntoma de problemas que se han disparado en los últimos años, como la ansiedad. Si mantenemos una relación estrecha con alguien que practica el ningufoneo, debemos comentarle abiertamente qué nos parece su actitud, de manera respetuosa, y brindarle nuestro apoyo si consideramos que dicho comportamiento esconde algo más profundo. En este último caso, la persona en cuestión, o los responsables de la misma si es un menor, debería plantearse solicitar ayuda profesional si esta actitud le está afectando en su vida diaria.

Consejos para evitar el ningufoneo

Si somos nosotros los que, irremediablemente, estamos mirando el móvil constantemente e ignorando a las personas que tenemos delante, debemos tener conciencia sobre dicho comportamiento y contemplar que podemos estar causando algo más que incomodidad en nuestros interlocutores. Las personas que nos acompañen pueden sentirse infravaloradas y su autoestima puede resentirse.

Lo primero que hemos de hacer es valorar si tenemos un problema de adicción con nuestro teléfono móvil. Tanto si llegamos a una conclusión u otra, aquí tenemos algunos consejos útiles para mantener a raya el ningufoneo:

  • Existen herramientas gratuitas para limitar el consumo de aplicaciones como Stay Free‘, que, además, es gratuita.
  • En cuanto te sientes a la mesa con amigos y familiares, pon el móvil en silencio y guárdalo, no lo tengas a la vista. Así la tentación de mirarlo será mucho menor.
  • En tu móvil seguro que tienes una opción de ‘No molestar‘ que puedes activar cuando quieras. De esta manera, el móvil permanecerá en silencio excepto para las llamadas de los contactos que prefieras.

Estos tres consejos permitirán controlar cualquier tentación de practicar el ningufoneo. Porque las relaciones cercanas hay que cuidarlas.

Imágenes | FidlerJan

Etiquetas: