‘Roaming’ de datos: todo lo que necesitas saber si quieres estar siempre conectado fuera de tu país

Desde 2017, viajar por la Unión Europea (UE) significa poder usar los datos de nuestro móvil con total libertad. Es decir, ya no existe el roaming internacional para sus países miembro. Pero sí debemos tener en cuenta que sigue existiendo para otros estados que no están dentro de la UE.

Si vamos a viajar a un país que no pertenece a la Unión Europea, lo primero que debemos hacer es consultar la página web de nuestra operadora de telefonía móvil o llamar directamente. Allí diremos adónde vamos y si necesitamos disponer de la itinerancia de datos. Su activación, en algunos casos, debe ser doble: por parte del proveedor, pero también por la tuya desde el propio teléfono móvil. Es importante consultar con nuestra compañía qué debemos hacer para tener datos en el extranjero y si nos van a cobrar una tarifa adicional por ello.

Cómo activar el roaming internacional de datos en un teléfono Android

Si vamos a viajar a algún país que se encuentra dentro de la Unión Europea (recuerda que Reino Unido ya no es miembro por lo que debes tener cuidado al activarlo si vas, por ejemplo, de viaje a Londres) debemos activar la itinerancia de datos para que podamos seguir teniendo internet en nuestro teléfono.

Para ello, en un teléfono Android, debemos ir a los ajustes y en ‘Información y ajustes de SIM‘ (según el fabricante del móvil esto puede variar un poco) activar ‘Itinerancia de datos’. Sin embargo, nosotros recomendamos llamar a nuestra operadora de internet móvil y preguntar si tenemos activado el roaming. Existen casos en que se nos debe activar para poder tener datos fuera de nuestro país.

¿Tengo otras alternativas para mantenerme conectado?

Si lo que buscamos es mantenernos conectados y no podemos activar el roaming, la red wifi pública será nuestra aliada. En este caso podemos utilizar esta herramienta para llamar a través de aplicaciones como WhatsApp. Eso sí, conectarse a través de una red wifi pública no es algo muy seguro, por lo que recomendamos utilizarla solo para recabar información de destinos, llamar por apps o cualquier otra operación que no involucre el intercambio de datos sensibles, como compras online.

Si no queremos prescindir de la conexión de datos, pero deseamos mantener un coste ajustado, podemos contratar una tarjeta prepago con una de las operadoras del país que visitamos. Esta es la opción más económica, pero implica cambiar la tarjeta SIM y el número de teléfono. Es muy cómodo para seguir utilizando los datos y también para las comunicaciones con nuestros amigos y familiares del país de origen, pero avísales del cambio de número.

Si no vamos a poder conectarnos a internet en el país de destino, también puede ser de utilidad guardar toda la información que vayamos a necesitar durante el viaje en aplicaciones como Pocket. Gracias a ella podremos guardar webs que luego consultaremos sin necesidad de internet. Además, no podemos olvidar descargar mapas en Google Maps para luego poder conducir sin problemas aunque no tengamos datos.

Imágenes | Alexandr Podvalny

Etiquetas: