¿Y si la tecnología nos ayudase a evitar los incendios del Amazonas?

Desde que arrancó 2019, ha habido más de 600.000 incendios activos en el planeta. Así lo reflejan los datos del Global Forest Watch Fires. El verano en el hemisferio norte coincide con la estación seca en todo el trópico de Capricornio, al sur del Ecuador. Es decir, en la zona que concentra más extensión de selva del planeta no llueve. Entre los meses de abril y septiembre, hace falta poco para que el bosque tropical empiece a arder.

Más de 85.000 fuegos en Brasil y 26.000 en Venezuela en lo que va de año han puesto en jaque (un año más) a la selva Amazónica. Angola, la República Democrática del Congo, Zambia y Mozambique suman más de 300.000 incendios desde el 1 de enero. La estepa rusa se acerca a los 30.000 y Australia a los 20.000. Casi todos, concentrados en los meses de junio, julio y agosto.

Además, las selvas tropicales y la sabana no son las únicas que sufren. A menor escala, el dramático incendio de Gran Canaria hace unas semanas, los fuegos que arrasaron Portugal y Galicia en 2017 o la ola de fuego que quemó Grecia en 2007 son difíciles de olvidar. Sin dejar de lado las causas reales de los incendios y su relación con el cambio climático, la innovación puede echarnos una mano en la prevención. Así lucha la tecnología contra los incendios.

Tecnología contra incendios

Cuando las llamas devoran el bosque en diferentes frentes, alimentadas por el calor, la sequedad de la vegetación y el oxígeno, poco hay que hacer. La clave del éxito en la lucha contra el fuego está en la prevención y la detección temprana. Y, cuando se trata de actuar, tener la máxima cantidad de información precisa posible. Datos y más datos a toda velocidad. Un campo donde la tecnología es experta. Te presentamos seis innovaciones en la lucha contra los incendios.

smokebot detección de incendios

SmokeBot: las pistas del humo

Financiado por la Unión Europea, SmokeBot es un robot que es capaz de ver a través del humo. Su papel principal es el de asistir a las brigadas antincendios sobre el terreno. Es capaz de cartografiar con gran precisión zonas llenas de humo, evaluar las temperaturas, medir los gases y modelar la evolución del fuego. Una información esencial tanto para saber cómo enfrentarse al incendio como para llevar a cabo tareas de rescate con éxito.

Cellnex: drones contra el fuego

La asistencia también puede efectuarse desde el aire. Los drones presentados en el marco del MWC 2019 por Cellnex Telecom, SITEP, Grupo MASMOVIL y Mobile World Capital Barcelona son capaces de capturar, procesar y transmitir vídeo en alta resolución y mapas en tiempo real con imágenes aéreas georreferenciadas, incluyendo mapas de calor, escalas de temperatura y la posición de los efectivos de la brigada sobre el terreno.

Howe Tech: robots sobre el terreno

Antes de pasar a la vigilancia y la prevención, un último ejemplo de acción sobre el terreno. Los robots Thermite de Howe Tech están diseñados para trabajar en primera línea. Son capaces de tolerar altas temperaturas y penetrar en las llamas. Equipados también con un cañón preparado para lanzar agua y otros fluidos para apagar las llamas, se pueden convertir en los ojos de los brigadistas dentro del incendio.

Libelium Waspmotes: la clave está en el aire

Abriendo el capítulo de la vigilancia y la prevención, toca hablar de sensores. Los que conforman la solución Waspmote de la empresa española Libelium monitorizan parámetros como temperatura, humedad, presión atmosférica o presencia de gases como monóxido y dióxido de carbono. El objetivo es determinar en tiempo real qué zonas del bosque son más propensas para que ocurra un incendio, y así extremar la vigilancia. Waspmote ya ha sido probado por investigadores de la Edith Cowan University en Australia y SISVIA Vigilancia y Seguimiento Ambiental en los bosques de Asturias y Galicia.

Insight: robots contra el fuego

La solución Wildfire Detection System de Insight Robotics se parece a WALL-E. Patrulla el bosque en busca de señales que indiquen un mayor riesgo de incendio. Equipado con sensores térmicos y una visión de amplio espectro cuyos datos son analizados por una inteligencia artificial, ya monitorea, según la propia empresa, 1,5 millones de hectáreas de bosque repartidas en China, Hong Kong, Indonesia, Malasia y Brasil.

robot contra incendios de insight robotics

Bee2FireDetection: la atenta mirada de la IA

Para terminar esta lista de tecnologías contra el fuego, toca hablar de inteligencia artificial. El sistema Bee2FireDetection que propone la empresa portuguesa Compta utiliza múltiples fuentes de datos (de espectrómetros a cámaras de videovigilancia) que analiza mediante una inteligencia artificial. El objetivo es detectar cualquier indicio de incendio, desde un pequeño rastro de humo hasta cambios en la temperatura o en la luz, en tiempo real.

La tecnología está disponible. La pregunta no es si utilizarla o no. Sino si es factible desplegarla de forma masiva. Según los últimos datos de la FAO, el 30,6% de la superficie planetaria está cubierto de bosque. Es decir, alrededor de 4.300 millones de hectáreas. 4.300 millones de campos de fútbol de árboles y plantas más o menos que se extienden por todo tipo de geografías. ¿Es posible vigilarlo todo?

Imágenes | Pixabay/skeeze, Insight Robotics, SmokeBot