¿Por qué el 5G cambiará el Internet móvil y de paso, el mundo?

5g-cambiar-mundo-movil

5G es una abreviatura de la quinta generación de comunicaciones móviles de datos. Es un término que se utiliza en general para hablar de todas las tecnologías que ofrecerán la banda ancha móvil de próxima generación. Se espera que esas tecnologías sean de uso generalizado para el año 2020 (actualmente utilizamos, sobre todo, la 3G aunque cada vez es más frecuente que también lo hagamos en 4G), aunque para ello se hace necesario que tengamos dispositivos compatibles con estas redes.

5G, velocidad y futuro


El incremento de la velocidad y la reducción de la latencia (lo que “tarda” la red en responder) son, a grandes rasgos, las principales mejoras que traerá esta próxima versión de las redes móviles. Por decirlo de una manera sencilla, 5G es el Usain Bolt de la telefonía móvil.

El aumento masivo de la capacidad de la red hará que las descargas sean casi instantáneas y el streaming en alta definición algo tan rápido como un rayo. Esta velocidad y la comodidad de 5G encajan como anillo al dedo con el cada vez mayor apetito por el consumo de video móvil entre los consumidores. EMarketer asegura que el 45% de todos los vídeos vistos se visualizan ya desde el móvil, frente al 15% de hace solo un par de años.

Pero, como decimos, hasta 2020 no tendremos, como pronto, el despliegue operativo de todas estas redes. La espera, sin embargo, merecerá la pena. No tanto por este ancho de banda móvil y el aumento de la velocidad de conexión, sino, sobre todo, porque 5G es la base para crear una red que pueda hacer frente no sólo a las demandas de hoy en día, sino sobre todo a las exigencias del futuro, en el que prácticamente todo estará conectado, tanto a Internet como con todo lo demás.

touch-screen

Cinco generaciones nos contemplan

Como decimos, se espera que en cuatro años llegue esta quinta generación de redes móviles. Cabe recordar qué supusieron las anteriores para hacernos una idea de cómo puede cambiar Internet y el mundo con este advenimiento.

Así, 3G conllevó que pudiéramos acceder a todo y en cualquier lugar. Gracias a la tercera generación de las redes móviles, todos y cada uno de nosotros podemos enviar vídeos e imágenes de forma rápida. La popularización de 3G es pareja a la aparición y éxito de empresas como Uber, WhatsApp o Instagram.

4G, por su parte, está llamado a cambiar las webs, pasando de estar repletas de imágenes estáticas a potentes vídeos. Las historias de Snapchat y los 8.000 millones de reproducciones de vídeo en Facebook al día son una prueba de ello, a la espera de la popularización de vídeos en 360 grados y la realidad virtual.

Se espera que el despliegue de 5G facilite y permita tecnologías de las que ya estamos acostumbrados a oir hablar, como el Internet de las Cosas, los vehículos que no necesitan conductor, los aviones no tripulados autónomos (drones) y teléfonos holograma inspirados en Star Wars.

girl-icons

Mucho más que velocidad


Pero, como decimos, 5G, la quinta generación de redes móviles, es algo más que un aumento considerable de la velocidad, tanto de subida como de bajada. A diferencia de las versiones anteriores (2G, 3G y 4G), en 5G se espera que no haya tantas limitaciones en cuanto a las coberturas. Las pruebas que se están haciendo incluyen planes para tratar las señales de alta frecuencia en la banda de frecuencias de ondas milimétricas que puede proporcionar ancho de banda adicional en áreas geográficas limitadas —como fábricas e instalaciones industriales, o en estadios deportivos.

5G será utilizado para intercambiar vídeos y descargar contenidos con mayor rapidez, pero también se espera que de cabida a nuevos negocios, usos y experiencias y tecnologías que incluso nos cambien la vida.

Además, no habrá normas técnicas en competencia, como fue el caso de 4G, cuando LTE, ahora la norma, fue amenazado inicialmente por WiMax. Dicho esto, 5G se enfrentará a un fuerte competidor, especialmente en interiores: los usuarios de smartphones y portátiles cada vez utilizan más las conexiones Wi-Fi para llamadas y textos. Eso significa que tienen cada vez menos necesidad de una conexión móvil. Pero la velocidad que promete 5G, a la espera de avances y mejoras en las conexiones WiFi puede hacer también cambiar estas tornas.

Una oportunidad para Europa


5G es visto por muchos como la base para la creación de nuevas oportunidades de negocio, de servicios y productos que aún no somos quizá capaces de aventurar. Europa no quiere dejar escapar esta oportunidad y, por ello, la Comisión Europea y la Asociación 5G Público-Privada (5GPPP) señalan varias industrias como algunas de las que más se pueden beneficiar de la llegada de 5G. Fabricación, salud, energía, automoción, medios de comunicación y sectores de entretenimiento podrían utilizar 5G para digitalizar sus modelos de negocio, según estos organismos.

finger

El PPP 5G es un grupo lanzado por la Comisión Europea en 2013, en el que se reúnen expertos de las telecomunicaciones y TI así como de empresas y organizaciones con más probabilidades de depender de 5G, incluyendo Volkswagen, Volvo, Peugeot, ERTICO, ABB, Bosch, Unión Europea de Radiodifusión. Su know-how se ha reflejado en un white paper (o libro blanco) que identifica los usos potenciales de 5G para cada sector, y donde también se señalan los requisitos específicos de cada sector.

El 5G traducido en ejemplos reales


Llevada toda esta teoría a ejemplos prácticos, se espera que, por ejemplo, la industria de los wearables despegará con 5G, especialmente en aplicaciones para la asistencia sanitaria digital y del cuidado del bebé. La información instantánea que los wearables serán capaces de transmitir a los familiares o a los hospitales podría resultar crucial en la prevención de un gran número de situaciones, como el nivel de glucosa en sangre, ataques al corazón, el agotamiento y muchas más situaciones peligrosas.

La “velocidad de la luz” a la que se transmitirián los datos de todos los sensores interconectados ayudarán a prevenir catástrofes industriales, accidentes de tráfico (tanto aéreo como por carretera) y del medio ambiente. Los datos enviados (que tardarán una fracción del tiempo que les cuesta ahora) dirigirán a un vehículo conectado a una ruta alternativa para prevenir un accidente grave.

social-icons

Un mundo más ¿equitativo?


Pero, además, se espera que 5G pueda jugar un papel clave en el desarrollo económico mundial, no solo de los países desarrollados. El Banco Mundial calcula que con “un aumento del 10% en las conexiones a Internet de alta velocidad, el crecimiento económico aumenta en un 1,3%” y conduce a la “democratización de la innovación”. En un mundo donde sólo el 40% de la población tiene acceso a Internet, podríamos aumentar el PIB mundial en 1.000 millones de dólares si se lograra la conexión de otros 327 millones de personas.

Es más, este aumento de la población conectada contribuiría a un crecimiento sostenible e inclusivo, apoyando el desarrollo económico en los mercados emergentes, donde la penetración de Internet se está quedando estancada. No se trata tanto de afirmar tajantemente que la conectividad móvil es básico para reducir la pobreza, pero sí que ayuda; para prueba el sector de los microcréditos y el móvil en los países en vías de desarrollo.

La asociación GSMA asegura que “el acceso a Internet móvil puede crear un círculo virtuoso en los países en desarrollo” y se ha calculado que una buena parte del impacto de un ecosistema móvil en la economía mundial proviene de los beneficios que en términos de productividad se producen en otros lugares que no son los nuestros.

Etiquetas: