Los 1001 soldados invisibles, cuando la sangre es sustituida por píxeles

soldados-digitales-top

La historia del cine, y la historia de la humanidad en sí misma, están plagadas de escenas con grandes multitudes de individuos participando simultáneamente en ellas: las más reconocibles son las batallas bélicas. Las nuevas tecnologías y el cine permiten recrear e inventar esas escenas para nuestro deleite visual. Existen diversas técnicas para ello, y el cine es capaz de recrearlas fidedignamente.

El ingenio como única herramienta ante la falta de presupuesto

Depende del tipo de producción en la que aparezca la batalla (su presupuesto influye mucho), dicha escena se podrá recrear con mayor o menor envergadura. Vamos a partir con un ejemplo de recursos mínimos llevado a cabo por una productora inglesa para el programa Timewatch: Bloody Omaha del canal BBC 2:

Como podemos comprobar en el vídeo superior, tan solo tres personas (diseñadores gráficos) uniformadas, junto a otros elementos como pantallas verdes de croma, atrezzo de la época y una cámara, fueron suficientes para recrear las multitudes de soldados participantes en el desembarco de Normandía. En el propio vídeo se indica que para recrear la misma escena en la película “Salvar al Soldado Ryan” se emplearon 1000 extras.

En este caso concreto dividieron el rodaje en 4 días:

– El primer día se rodaron corriendo desde la orilla tierra adentro a lo largo y ancho del plano general del desembarco.

– El segundo día se volvieron a rodar escalando una colina y corriendo por otras zonas de la playa.

– El tercer día rodaron más planos corriendo por la playa, planos de acciones detalladas con telas croma verdes, tomaron fotografías de posibles elementos que pudieran usar dentro de la escena en post-producción, y rodaron interiores del ficticio búnker alemán.

– El cuarto día lo emplearon en rodar explosiones en entornos controlados.

Tras todo este proceso, los diseñadores se pusieron manos a la obra con los ordenadores: unieron las múltiples tomas individuales de los soldados y elementos fotografiados con programas de composición, Adobe After Effects en este caso, añadieron unos cuantos modelados 3D con Autodesk Maya y acabaron con los efectos finales, como humo o explosiones.

En resumen: el ingenio y unos recursos mínimos bastaron para recrear de forma eficiente una escena tan compleja como el desembarco de Normandía.

Grandes producciones, grandes esfuerzos

Si damos el salto a producciones de mayor envergadura, como es el caso de películas como “Red Cliff”, “300”, o “El Señor de los Anillos”, las posibilidades a la hora de recrear batallas épicas entre soldados se multiplican.

En este tipo de rodajes, además de las técnicas mencionadas, se emplean técnicas más sofisticadas y un mayor número de figurantes o extras para recrear a las tropas implicadas.

En la película china “Red Cliff” tiraron de ordenador para recrear una flota de 2.500 barcos de 26 metros de longitud. Todos estos barcos eran idénticos, salvo por el hecho de que un sistema de partículas aleatorias denominado “Thinking Particles” se encargaba de asignar detalles únicos para cada barco.

Dentro de estos barcos había nada menos que 70.000 individuos generados por ordenador gracias al software Massive, que se usa para generar multitudes y que fue empleado en la saga “El Señor de los Anillos”.

Las batallas con alta concentración de extras reales suelen coreografiarse con especialistas previamente y también rodarse por partes para unirse posteriormente en una única toma general, como vimos en el ejemplo del desembarco de Normandía con 3 actores.

A pesar de ello, en este caso todo el trabajo de post-producción tiene mayor peso. En la última entrega de la saga 300, “300: Rise of an Empire”, combinaron planos generales de actores reales, con planos detalle rodados con cámaras digitales de alta velocidad, además de un remarcado uso de su peculiar estética sangrienta y oscura, similar a un videojuego. 30 actores espartanos y el inteligente montaje podían hacernos creer perfectamente que contemplábamos a los 300 del título original.

300 soldados

Los entornos donde se desarrollaban las batallas también eran, en su mayoría, totalmente recreados por ordenador. Solo los barcos y ciertos elementos de atrezzo como tiendas de campaña y algunos edificios fueron recreados en estudios para poder situar a los actores correctamente.

Imágenes | FXGuide

Etiquetas: