Laura Fernández – CEO allWomen: “En el sector tecnológico hay sitio para nosotras”

Laura Fernández se dedicaba al mundo del cine antes de dar un giro en su vida profesional y afrontar un reto: empoderar a las mujeres en el sector de la tecnología. Desde 2017, es CEO de allWomen, un espacio que ofrece cursos de Data Science, Ux – UI Design y Product management impartidos por mujeres, y para mujeres.

Hablamos con Laura sobre la importancia y los valores de este proyecto, con sede en Barcelona, que este 2020 abrirá un segundo centro en Madrid.

Antes de montar allWomen, el primer paso fue crear un proyecto de crowdfunding. ¿Qué pasó por el camino?

Future Funded es un proyecto de crowdfunding que nació con la voluntad de acabar con el gap entre las habilidades tecnológicas de las mujeres y las profesiones que se estaban pidiendo. Por razones obvias: el trabajo estaba yendo hacia allí y las mujeres no tenían representación en ese campo.

Teníamos la idea muy romántica y muy positiva de que la formación estuviese financiada por las personas, de forma individual o a través de empresas. Por ejemplo, financiabas la formación de una chica en programación y ella te lo devolvía con un servicio, una vez adquiría sus nuevas habilidades.

Todo esto suena muy ideal, pero llevado al terreno práctico no funciona. La ley laboral no lo acepta tal y como lo habíamos planteado, y nos fue muy complicado adaptar el proyecto a la legislación.

Tuvimos que dar mil vueltas, pero conseguimos sacarlo adelante. Un día, una chica que se estaba formando en un centro me dijo algo revelador: “Me va muy bien, estoy aprendiendo mucho, pero los proyectos prácticos están muy enfocados a temas que les gustan a los chicos. No pasa nada para aprender, pero no me identifico con los proyectos. Quizá, con otros temas, estaría más motivada”.

Y ahí salió la idea de allWomen.

Esto me abrió los ojos y me dio la idea de crear una escuela en la que las mujeres creásemos el currículum. De esta forma, estaría más adaptado a nosotras. También pensamos que, si las profesoras fuesen mujeres, funcionarían como referentes. Ellas pueden contar su trayectoria, desde las dificultades que encontraron en el camino hasta lo más gratificante.

Además, al tratarse de trabajadoras en activo, las alumnas crean contactos profesionales. De hecho, se ha dado el caso de profesoras que han contratado a algunas de sus alumnas.

allWomen ofrece formación tecnológica impartida para mujeres, y para mujeres.

¿Crees que el que sea exclusivo para mujeres anima a las alumnas a participar?

Sí, el hecho de que el sector tech está masculinizado hace que a veces nos sintamos como una impostora. ¿Cómo voy a ir allí? ¿Cómo voy a preguntar? Hay diferentes razones que crean barreras. Nosotras decidimos eliminarlas.

Pasa una cosa curiosa. Hay un chico que viene a nuestros meetup y dice que se siente muy cómodo aquí. Que normalmente, en otros meetup, parece que todo el mundo tiene que saber todo y que todo el mundo sabe, pero en realidad nadie sabe nada. Se siente incómodo en esa situación, y por eso viene a los nuestros. Hemos creado otro ambiente.

Se trata de quitar un montón de capas y barreras que hemos puesto a lo largo de los años. Quien quiera aprender sobre tecnología, puede hacerlo, independientemente de su background o su nivel. Aquí tiene un espacio.

«Si tu amiga te dice que está aprendiendo a programar, sientes que tú también puedes»

También creo que el hecho de ver a otras chicas hacerlo, empodera y da confianza. Si tu amiga te dice que está aprendiendo a programar, sientes que tú también puedes. Va generando un efecto gancho en el mundo tecnológico, en el que hay espacio para nosotras, no es inaccesible. Es necesario que estemos ahí.

¿Ha sido difícil encontrar profesoras que colaborasen en este ámbito? ¿O todo lo contrario, se han mostrado entusiasmadas con la idea y dispuestas a participar?

Creo que por el hecho de que nuestra misión de empoderar a las mujeres en el sector de la tecnología, todas se suman enseguida a colaborar. De una forma u otra: unas pueden más y otras pueden menos, pero la respuesta es siempre muy positiva.

Todas tienen ganas de aportar su grano de arena a esto, están muy motivadas y dan el 200%. Tienen su trabajo de ocho horas y en ocasiones también hijos, pero vienen aquí y dan más de lo que pedimos. Genera un efecto muy poderoso.

Además de facilitar formación exclusiva para mujeres, ¿qué diferencia allWomen de otras iniciativas?

Yo creo que ofrecemos dos cosas importantes. Primero, la personalización. Nuestras clases son pequeñas, con un máximo de 15 personas. Esto permite a las profesoras trabajar con cada una de las alumnas de forma personalizada. Muchas no tienen formación técnica, y comenzar en estas disciplinas puede ser complicado. Además, vienen de backgrounds diferentes, y lo que para una es muy evidente, para otra no lo es. Que la profesora tenga tiempo para dedicar a cada alumna es importante.

Segundo, el hecho de que impulsamos mucho el poder de la comunidad. Prácticamente cada semana tenemos un evento sobre temas de tecnología, en los que las mujeres son protagonistas. No están limitados a nuestras alumnas, sino que puede asistir cualquier mujer que viva en Barcelona. Sirven como espacios para conectar.

También trabajamos estrechamente con empresas para generar oportunidades entre nuestra comunidad (formada por unas 16.000 mujeres, conectadas a allWomen a diferentes niveles). Hace un mes lanzamos una beca para financiar la formación de cinco mujeres en Data Science, financiada por SkyScanner y el Ayuntamiento de Barcelona, y en septiembre lanzaremos otra.

¿Qué importancia tiene la educación no formal en el mundo de la tecnología?

Si por ejemplo eres una mujer de 35 años, trabajas en Marketing y de repente quieres formarte en data para aplicarlo en tu carrera, no puedes volver a la universidad durante cuatro años. Es inviable. Estas formaciones responden a las necesidades del mundo en que vivimos, que está cambiando súper rápido.

Como profesional, para mantenerte relevante debes ir actualizándote. Este tipo de formación se basa en sesiones cortas pero eficientes, muy ligadas a la demanda profesional que hay ahí fuera. Quienes imparten las clases son profesionales, que te enseñan qué se pide en una empresa y cómo se hace.

¿Qué ámbitos crees que tendrán más demanda en los próximos años?

Los datos. Hay como una explosión, porque en los últimos años hemos estado recolectándolos, pero no sabíamos qué hacer con ellos. Ahora por fin las empresas han generado infraestructuras para analizarlos, entenderlos y sacar conclusiones. Necesitan personas que sepan manejar eso, y hay una demanda súper alta de estos profesionales.

Creo que es muy interesante que perfiles que vienen de otras disciplinas tengan estos conocimientos técnicos. De esta forma, pueden formar parte de las soluciones que estamos creando y que van a condicionar nuestra vida en un futuro cercano. Necesitamos tener diferentes perspectivas, porque el uso de los datos tiene muchas inclinaciones a nivel moral y en otros ámbitos.

Imágenes | Laura Fernández, allWomen

 

Etiquetas: