ATENT@: el robot que ayuda a los niños con TDAH a volver a concentrarse

Un grupo de investigadores de universidades españolas ha creado ATENT@, un robot inteligente con un objetivo muy concreto: monitorizar la actividad de niños y niñas con déficit de atención e hiperactividad (TDAH) para ayudarles a evitar las distracciones y crear hábitos sanos.

Gracias a una red de sensores conectados –e invisibles a ojos del niño– el robot es capaz de interpretar su comportamiento y saber cuándo pierde la concentración. En ese momento, ATENT@ interviene para animarlo a continuar con sus tareas.

¿Qué hay detrás del TDAH?

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad, también conocido como TDAH, es una afección crónica. De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría (AEPED), se trata de un problema de origen neurobiológico que comienza en edad infantil. Se estima que, actualmente, entre el 3 % y el 7 % de los niños españoles en edad escolar sufren este problema.

Entre los síntomas que lo identifican destacan la hiperactividad, el comportamiento impulsivo y la dificultad para mantener la atención. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los niños nerviosos y despistados tienen TDAH: su diagnóstico debe ser realizado por un médico tras una valoración clínica.

Según la AEPED, los niños y niñas con déficit de atención e hiperactividad suelen moverse mucho en cualquier momento, incluso en situaciones en las que resulta inadecuado hacerlo. Se muestran impacientes, responden de forma precipitada y sin reflexionar y tienen problemas para seguir las normas. Además, se distraen con facilidad y les cuesta organizar tareas y actividades, en ocasiones hasta las más sencillas. Como consecuencia, muchos niños con TDAH encuentran dificultades para seguir el ritmo de la escuela.

“La sintomatología que presenta el TDAH puede hacer que, para los niños que lo padecen, la realización de actividades cotidianas, como hacer los deberes o mantener la atención en clase tenga, una complicación adicional”, explica María Luisa Martín Ruiz, investigadora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Sistemas de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSIST-UPM). “De ahí que nos propusiésemos aplicar tecnologías de creación de entornos inteligentes y robótica con el fin de ayudar a estos menores a mantener la atención mientras realizan sus deberes en casa, como un elemento más de apoyo que ayude a mejorar su calidad de vida”.

Un robot en un entorno inteligente

ATENT@ es una iniciativa común de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y la Universidad Rey Juan Carlos (URCJ). Su objetivo es crear entornos domésticos inteligentes gracias a la combinación de robótica y tecnologías de Internet de las Cosas (IoT).

Para conseguir datos sobre el comportamiento de los niños, el proyecto propone acoplar objetos inteligentes (apenas perceptibles) a elementos que los pequeños usan en su día a día. Por ejemplo, la silla o el escritorio. Esto permite monitorizar su comportamiento mientras hacen los deberes o actividades que requieren mantener la concentración durante un tiempo continuado.

Estos datos son analizados por una inteligencia artificial. Cuando se detectan determinadas pautas o movimientos (previamente señalizados por médicos y terapeutas), el robot interactúa con el menor. “El robot es el que establece un diálogo limitado con el niño, haciendo pequeñas intervenciones para que pueda volver a focalizarse en la actividad que estaba realizando” explica Iván Pau, investigador de la ETSIST-UPM y participante en el proyecto.

Robot ATENT@

A lo largo de diferentes sesiones, los objetos inteligentes recaban gran cantidad de información sobre la actividad del niño. “Sus interrupciones, distracciones, los tiempos que tarda en realizar las tareas, etcétera”, explica Santiago Berrezueta, investigador de la Universidad Politécnica de Madrid. Estos datos se ponen a disposición de los familiares del niño o los profesionales que siguen su evolución, y pueden resultar muy interesantes para afinar los tratamientos.

Un apoyo a las terapias tradicionales

De acuerdo con la AEPED, el tratamiento del TDAH en niños y adolescentes se realiza de manera individualizada en función de cada paciente. Su objetivo es mejorar los síntomas y reducir la aparición de otros trastornos asociados. Ya que, de momento, no existe cura para el TDAH, aunque el problema suele desaparecer a medida que los niños crecen.

ATENT@ se presenta como una herramienta para favorecer esta mejora. No busca sustituir a los profesionales de la salud, sino complementar su trabajo y sus esfuerzos. De acuerdo con Luisa Martín, su uso favorece que las acciones terapéuticas puedan continuar fuera del horario de terapia. “Esto puede suponer una ventaja tanto a nivel clínico, ayudando al niño en su espacio natural y evitando limitaciones de tiempo, como a nivel organizativo”, explica.

Tal y como señalan desde la Universidad Rey Juan Carlos, ATENT@ es un apoyo para familias que tienen dificultades para llevar a sus hijos a terapia o para aquellos niños a los que seguir un par de sesiones por semana no les resulta suficiente para superar los retos que presenta esta enfermedad.

Más en El Blog de Lenovo | ¿Y si los robots nos ayudasen a mejorar la vida de los niños con autismo?

Smartick: inteligencia artificial para mejorar en lectura y mates

Imágenes | Unsplash/Jessica Lewis, Unsplash/Jerry Wang, Universidad Politécnica de Madrid

 

 

Etiquetas: