Consejos útiles y sencillos para no ser ‘hackeado’

Nadie está libre de ser hackeado. Si bien es más normal sufrir algún tipo de ataque cibernético en un ordenador, los usuarios de móvil y tablet tampoco deben bajar la guardia. ¿Qué consejos para no ser víctimas de los piratas informáticos son más útiles?

Índice

No abras ningún enlace
Usa un antivirus
Cuidado con las actualizaciones pendientes
Las contraseñas, una herramienta vital

Un informe de la empresa de ciberseguridad Datos101 asegura que en España se ejecutaron 40 000 hackeos al día en 2020, un incremento del 125 % respecto al año anterior. Y desde la pandemia, en un escenario en el que las operaciones telemáticas ya están a la orden del día, cualquier precaución es poca.

No abras ningún enlace

Usemos la cabeza y tampoco seamos literales. Nos referimos a enlaces que nos pase un contacto desconocido o sospechoso, o que veamos en un correo electrónico, provenga de donde provenga. Muchos de estos links llegan adjuntados en emails de supuestas empresas legítimas. Ningún banco, plataforma de contenido en streaming o servicio de mensajería va a pedirte que pongas determinados datos personales en una web cualquiera. Simplemente, borra el correo y busca información acerca del mismo. Y en el móvil, cuidado con los SMS. Si viene con enlace, elimínalo directamente y añade el destinatario a la lista de números bloqueados.

Usa un antivirus

Sabemos que puede ser un poco fatigoso decidirse por un antivirus en concreto. ¿Versión de pago o gratis? La solución más cercana la tenemos preinstalada directamente en nuestro sistema operativo Windows 10 o Windows 11, y se llama Defender. Este software es lo único que necesitamos para poder navegar con seguridad y no ser hackeado. En cualquier caso, el mejor antivirus es siempre la prevención.

Consejos para no ser hackeado

Actualiza para no ser hackeado

Muchas de las actualizaciones de Windows reparan agujeros de seguridad que han sido detectados con anterioridad. No actualizar nuestro ordenador o móvil supone que siga siendo vulnerable. Descargar la última versión es una operación muy sencilla que podemos hacer en pocos minutos y puede ser vital para salvarnos de un ciberataque.

Las contraseñas, una herramienta vital

No por repetido deja de ser recomendable: las contraseñas han de ser complejas, largas y combinar letras, números y caracteres. Existen numerosas herramientas como LastPass que generan, de manera automática, contraseñas personalizadas para evitar ser hackeados. Evita nombres propios o cualquier cosa con la que se te pueda relacionar fácilmente (mascotas, pareja, hobbies…).

Evitar ser hackeado es más sencillo de lo que parece, aunque requiere iniciativa por parte del usuario. No podemos ser agentes pasivos cuando estamos conectados a internet, ya que nuestra seguridad y nuestra información más sensible puede estar en riesgo.

Imágenes | (1), (2)

Etiquetas: