Más limpio que una patena: 8 sencillos pasos para limpiar tu dispositivo

El coronavirus está haciendo de la higiene un factor imprescindible, y eso incluye la limpieza de nuestros dispositivos. ¿Sabemos cómo limpiar equipos como nuestros ordenadores y móviles? Todos los dispositivos disponen de recovecos donde se puede acumular la suciedad, bacterias, virus y patógenos.

Especialmente estos días de trabajo en casa, en los que podemos adquirir la costumbre (no recomendada) de comer delante del ordenador, conviene echar un vistazo a los consejos para limpiar el ordenador. Juan Carlos Fuster, de Lenovo, nos ha confeccionado un check-list para no dejarnos nada.

0. Materiales necesarios para limpiar tecnología

Para realizar una limpieza correcta de nuestros dispositivos, vamos a necesitar algunos elementos:

  1. Dos paños suaves. Es importante evitar paños secos, rugosos, con pelusa o que actúen como una esponja. El objetivo será el de extender suavemente una capa de desinfectante, luego de agua y finalmente secarlo.
  2. Un recipiente para preparar la solución de limpieza. Puede valernos con un tupper de cocina.
  3. Solución de limpieza. A continuación explicamos cómo preparar una si no disponemos de un producto específico.
  4. Agua corriente.

A la hora de preparar la solución de limpieza, es importante no usar soluciones de amoníaco, con base de cloro, yodóforos o fenólicos. En su lugar podemos usar peróxidos en concentraciones inferiores al 3%, alcoholes isopropílicos en concentraciones inferiores al 70%, o compuestos de amonio cuaternario que vengan disueltos. Esta información la veremos en los frascos.

En la mayoría de las viviendas tenemos alcohol de 96º al 99,9% de concentración. Si queremos rebajarlo hasta el 70%, podemos usar cierta cantidad de agua. El cálculo será el siguiente:  (99,9 – 70)/70 = 0,42.

Es decir, por cada 100 ml de alcohol tendremos que añadir 42 ml de agua o, más o menos, echar el doble de alcohol que de agua. No pasa nada si la solución nos queda disuelta al 50%.

1. Aplicar líquido limpiador a un paño húmedo

como limpiar dispositivos pano

El primer paso para limpiar y desinfectar nuestros dispositivos será el de apagar estos y aplicar un limpiador a un paño. En la solución que hemos preparado arriba, podemos sumergir parte del paño para que empape bien, aunque el siguiente punto consistirá en retirar casi todo el líquido.

2. Escurrir bien el paño

Una vez sumergido el paño en esta solución, toca escurrirlo bien. Que no caigan gotas al apretarlo contra una superficie. El objetivo es dejarlo húmedo, pero no mojado, para evitar empapar el dispositivo.

Pensemos en el daño que podría hacer un líquido en el interior de las teclas del teclado o al entrar por la ranura de audio de un smartphone. La tecnología se lleva mal con el calor o la humedad excesiva. Una forma de escurrirlo bien es retorcerlo varias veces hasta que deja de gotear.

3. Limpiar las superficies con movimientos circulares

Toca ponernos manos a la obra en el proceso de limpieza. Con el trapo húmedo pero no mojado, pasamos a limpiar las superficies usando movimientos circulares en lugar de longitudinales. La idea es hacer pequeños círculos e ir poco a poco, vigilando siempre que no caigan gotas del trapo.

Es probable, especialmente si estamos limpiando un ordenador de sobremesa o un portátil, que no tengamos suficiente humedad en el trapo para hacerlo de una sola pasada. En este caso podemos limpiar por tramos, o bien volver al paso (1) y sumergir el paño en la solución de limpieza, escurrirlo bien (2) y seguir.

4. Retirar gotas de la superficie

evitar gotas limpieza dispositivos

Una vez que todo el dispositivo tiene una pequeña capa de solución limpiadora, toca retirar alguna gota o zona particularmente húmeda, usando para ello el mismo paño. Así evitamos que en el siguiente punto siga habiendo solución alcohólica o desinfectante, ya que en los siguientes pasos procederemos a retirarla.

5. Enjuagar el paño con agua limpia

Ahora enjuagamos bien el paño con agua corriente del grifo. Lo limpiamos a fondo de cualquier resto de líquido solución limpiadora, y lo estrujamos varias veces, repitiendo el proceso de mojarlo con agua, frotar y escurrir. El objetivo es disponer de un trapo húmedo de agua, no de alcohol o desinfectante.

6. Limpiar todas las superficies con este paño húmedo

Al igual que en el paso (3), limpiamos toda la superficie del dispositivo con movimientos suaves y circulares con el paño húmedo de agua, y volviendo a prestar especial atención a posibles gotas de agua. Si la superficie es muy extensa, es posible que tengamos que volver varias veces al paso (5).

7. Limpiar la superficie con un paño seco

En este punto hacemos uso del segundo paño, seco pero también suave, con el que nos encargamos de retirar la humedad del agua que hayamos dejado. Sigue siendo importante evitar paños rugosos o con pelusa para evitar dañar la superficie.

8. Esperar a que se sequen las superficies y retirar fibras

como limpiar ordenador dispositivos fiable sin danar

Esperamos unos minutos a que todas las superficies se hayan secado y es entonces cuando nos encargaremos de retirar las pequeñas fibras que haya podido soltar el paño. Incluso los lisos pueden dejar algún resto, especialmente en las superficies donde coinciden varias piezas.

El motivo por el cual realizamos este paso al final es doble: ya no tendremos que pasar ningún paño más y ahora las fibras estarán secas. Cuando están mojadas son más difíciles de retirar.

Podemos encender el dispositivo una vez que se encuentre limpio y seco. Ahora ya podemos continuar con nuestro teletrabajo, disfrutar de esa serie que habíamos dejado a la mitad o ponernos a jugar de nuevo.

 

En Lenovo | 5 maneras gratuitas de limpiar Windows y liberar espacio

Imágenes | spectagal, Nithya Ramanujam