Vincent van Grondelle, de MigraCode: “Queremos dar a las personas migrantes acceso al mundo laboral”

MigraCode es la primera academia de código para refugiados y migrantes de Barcelona. A través de cursos de programación de ocho meses y gracias al trabajo de más de 200 voluntarios, la iniciativa ha formado ya a más de un centenar de personas. Y, como no podría ser de otro modo, los resultados ya se empiezan a notar: muchos de ellos han conseguido un puesto de trabajo en el mundo de la tecnología y la programación.

Hablamos con Vincent van Grondelle, gerente de MigraCode, para conocer mejor el proyecto, su impacto social y su filosofía.

Filosofía de MigraCode

El Blog de Lenovo: MigraCode se basa en el principio de que todos tenemos derecho a una educación. ¿Qué importancia tiene dar una oportunidad real a las personas migrantes?

Vincent van Grondelle: Muchas personas migrantes están en una situación complicada en España. Quieren trabajar, pero no pueden porque les falta una educación determinada, o la tienen, pero los títulos de su país no son válidos aquí.

Para ellos, recibir apoyo y una educación, especialmente una educación gratuita, es muy importante. Les permite entrar en el mercado laboral y acceder a trabajos con buenas condiciones.

EBL: ¿Cómo puede cambiar su situación al formarse en el ámbito tecnológico?

VG: Puede transformarse totalmente. Aunque la situación actual es complicada, en el sector de la tecnología hay trabajo y posibilidades. Es por eso que ellos tienen mucho interés en aprender más sobre programación o código, por ejemplo.

MigraCode nació en 2019 como un proyecto de la ONG Open Cultural Center (OCC).

Historia y origen del proyecto

EBL: De ahí surgió, seguramente, la idea de crear MigraCode. ¿Cómo nació el proyecto?

VG: MigraCode nació en 2019 como un proyecto de la ONG Open Cultural Center (OCC), que a su vez nació en Grecia en 2016 para dar oportunidades a los refugiados. Cuando creamos MigraCode, el concepto ya existía en Europa, en ciudades como Amsterdam, Atenas o Zagreb.

Lo pusimos en práctica en Barcelona con un primer grupo de nueve estudiantes y varios voluntarios. Desde entonces el proyecto ha crecido, llevamos ya siete grupos y vamos a empezar con dos más este mes de mayo.

EBL: ¿Qué objetivos persigue?

VG: MigraCode tiene cuatro grandes objetivos: ofrecer educación abierta, crear una comunidad en la que los migrantes entren en contacto con la gente local, favorecer la integración laboral y dar apoyo más allá de la formación en tecnología.

Esto significa que no solo ofrecemos educación gratuita, sino que entre nuestros voluntarios hay psicólogos y expertos en temas legales que tienen la capacidad de ayudar y apoyar a los estudiantes.

Además, tenemos un programa complementario llamado CodeWomen, en el que se tratan los retos de las mujeres en el mundo de la tecnología. Es muy importante y útil para nuestras estudiantes, ya que les da un apoyo adicional. Nuestro objetivo es tener el mismo número de mujeres y hombres en las clases, aunque ahora mismo el porcentaje es de 30 – 70.

CodeWomen es un programa en el que se tratan los retos que las mujeres tienen en el mundo de la tecnología.

Qué cursos gratis se ofrecen

EBL: ¿Qué contenido se incluye en los cursos de formación?

VG: La mayoría de nuestros módulos están relacionados con la programación. Nos centramos en HTML y CSS, JavaScript, React, Node.js y databases. Además, los estudiantes realizan un proyecto final en el que deben crear un sitio web con todo lo que han aprendido durante el curso.

Por otro lado, reciben también formación sobre soft skills para aprender cómo comunicarse, cómo trabajar en equipo y cómo tratar con los reclutadores, por ejemplo. Además, usan herramientas de trabajo muy habituales hoy en día en las empresas, como Trello o las metodologías Agile.

“Actualmente, muchos estudiantes son de Venezuela, y en la anterior edición tuvimos varios de Siria”

EBL: ¿De dónde son los estudiantes que habéis formado en estos dos años?

VG: Estos estudiantes son de nacionalidades y culturas muy diferentes. Actualmente, la mayoría son de Venezuela y, en la anterior edición, tuvimos muchos estudiantes de Siria, que llegaron a través de la ONG OCC en Grecia.

También tenemos estudiantes de otras partes de América Latina, como Argentina, Cuba, Colombia, Brasil o Ecuador; y de países africanos, como Nigeria y Marruecos. Otros llegan de países como Irán, Afganistán, Rusia, Ucrania o Bulgaria.

Los estudiantes de MigraCode son de nacionalidades y culturas muy diferentes.

Muchas veces nos señalan que las personas de estos países no siempre son refugiados, y es cierto: nosotros queremos ayudar a todos los migrantes que no tengan acceso al mundo laboral, sean o no refugiados. Por ello, estudiamos la situación concreta de cada estudiante que aceptamos en nuestros cursos.

Si contamos los dos nuevos grupos que van a empezar en mayo, habrá pasado ya un total de 126 estudiantes por nuestras aulas. De ellos, 39 han terminado ya la formación.

EBL: Entre los 39 estudiantes graduados, ¿hay alguno que haya encontrado un buen trabajo?

VG: Sí, estamos orgullosos de poder decir que tenemos más de uno. Más de 25 estudiantes han encontrado una oportunidad para trabajar en el sector de la tecnología, en soporte técnico o como freelances, por ejemplo. Otros han accedido a programas de estudio.

“Más de 25 estudiantes han encontrado una oportunidad en el sector de la tecnología, en soporte técnico o como freelances”

Un bonito ejemplo es el de una estudiante de Venezuela que vino a vivir a España con su familia, porque su padre no podía recibir la atención médica que necesitaba en su país. Cuando comenzó el confinamiento, la familia se encontraba en una situación complicada, porque vivían cinco personas en un apartamento muy pequeño de solo dos habitaciones en Barcelona.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades, nuestra alumna siguió el curso de MigraCode de forma online y terminó encontrando un trabajo muy bueno como front-end developer en Free Now. Ahora la familia tiene una situación más estable y se ha mudado a otro apartamento. Su novio ha podido continuar con su formación en MigraCode, y estamos seguros de que también encontrará trabajo muy pronto.

EBL: Los otros grandes protagonistas de esta historia son los voluntarios. ¿Qué les motiva?

VG: Cuando llegué a España, descubrí que existe una buena cultura de voluntariado. Aún así, consideraba que el sector de la tecnología no es el más común para realizar tareas de este tipo, por lo que me sorprendió la cantidad de solicitudes que recibimos cuando empezamos con MigraCode. Hoy en día sumamos ya más de 200 voluntarios.

“Muchas personas quieren compartir sus conocimientos y ayudar a otros en una situación más vulnerable”

Muchas personas quieren compartir sus conocimientos y ayudar a otros que están en una situación más complicada y vulnerable. Además, están interesados en conocer gente de otras partes del mundo que vive aquí en Barcelona, su misma ciudad. También les motiva el hecho de que, enseñando, ellos mismos están mejorando sus habilidades y sus competencias.

El objetivo de MigraCode es poder atender a todas las personas que quieren aprender.

Un vistazo al futuro de MigraCode

EBL: ¿Tenéis algún objetivo concreto para los próximos años?

VG: Queremos aceptar más estudiantes en nuestros cursos. Hay muchos migrantes en Barcelona y en España que ahora mismo no tienen esta oportunidad. Nuestro objetivo es poder atender a todas las personas que quieren aprender y acceder a un futuro mejor. En teoría es posible, porque hay muchas personas capaces de facilitar esta formación.

Al mismo tiempo, estamos en contacto con ONG de otras ciudades de España y Europa (como Madrid for Refugees) para colaborar con ellas.

EBL: ¿Qué valor tiene formar parte de este proyecto a nivel personal?

VG: Ayudar a estas comunidades es muy satisfactorio a nivel personal y profesional. A pesar de que están en situaciones complicadas, los estudiantes tienen mucha motivación, son muy positivos y siempre están esforzándose para seguir adelante. Es impresionante. También es muy motivador trabajar con los voluntarios, que vienen cada día con ganas de ayudar y compartir todo lo que saben con nuestros alumnos.

 

Más en El Blog de Lenovo | Los 11 cursos gratuitos para que los niños aprendan a programar en verano

Más en El Blog de Lenovo | 7 cursos para programar en Python, uno de los lenguajes mejor pagados

Imágenes | MigraCode

Etiquetas: