PowerFrail, una app para mejorar la potencia muscular de los mayores

Sentarse y levantarse del sofá. Reaccionar con rapidez tras un tropezón. Coger un cartón de leche de la balda superior del armario. Seguir una conversación con varios interlocutores. Estas tareas, que más o menos todos hemos experimentado, pueden suponer un auténtico reto a partir de cierta edad. La pérdida de potencia y la fragilidad son condiciones que pueden acompañar a la vejez. Pero también pueden minimizarse con detección temprana y terapias y ejercicios personalizados.

Con ese objetivo, el CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES) de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Complejo Hospitalario de Toledo han desarrollado PowerFrail. Esta app móvil permite evaluar la potencia muscular y la fragilidad en personas mayores de forma sencilla. En función de los resultados, el personal sanitario puede proporcionar intervenciones individualizadas de entrenamiento físico para mejorar las condiciones de los mayores.

Un envejecimiento saludable

una anciana sana

Entre 2015 y 2050, el porcentaje de habitantes del planeta mayores de 60 años pasará del 12 % al 22 %. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 ya había en el planeta más mayores de 60 que niños menores de cinco. La pauta de envejecimiento de la población es cada vez más acelerada. Y la tendencia avanza en todo el planeta (ha dejado de ser algo exclusivo de los países más desarrollados).

Vivimos más, pero ¿cómo llegamos al final de nuestra vida? La OMS ha declarado los próximos 10 años como la década del envejecimiento saludable. Llama a entender mejor las causas de la vejez, cuyos cambios asociados ni son lineales ni uniformes, ni afectan a todos por igual. En particular, llama a prestar atención a los llamados síndromes geriátricos que suelen presentarse en los últimos años de vida. Son, entre otros, la pérdida de potencia o la fragilidad.

La pérdida de potencia muscular influye directamente en la movilidad y en la funcionalidad física. Por otro lado, la fragilidad (asociada a la pérdida de peso involuntaria, el agotamiento, la debilidad y la velocidad lenta al caminar) implica mayor riesgo de caídas, deterioro funcional y mayor probabilidad de hospitalización y muerte. Anticiparse a ambas condiciones es clave para mejorar el bienestar de los mayores y avanzar hacia un envejecimiento saludable.

¿Qué es PowerFrail?

pantallazo de PowerFrail

La app PowerFrail permite, precisamente, evaluar la potencia muscular y la fragilidad en las personas mayores a través de test bastante sencillos. Esta herramienta de eHealth está diseñada para ser usada por personal sanitario, especialmente geriatras y equipos de diferentes disciplinas que trabajan con personas mayores en el ámbito clínico. Sin embargo, también podría ser de utilidad para educadores físicos, entrenadores, monitores de personas de edad avanzada.

“La baja potencia muscular relativa se ha asociado con limitaciones de movilidad, fragilidad, discapacidad, mala calidad de vida y mortalidad por todas las causas entre los adultos mayores. Sin embargo, la evaluación de la potencia muscular está infrautilizada actualmente en el ámbito clínico. En este sentido, PowerFrail incorpora una definición operativa y un algoritmo de potencia muscular y proporciona una herramienta factible y validada para su evaluación en el entorno clínico”, señala Luis Alegre, investigador del CIBERFES en el grupo GENUD Toledo y coordinador del trabajo.

¿Cómo funciona PowerFrail?

La app funciona mediante dos test que ayudan a hacer una primera valoración de la situación del paciente y que después sirven de base para establecer una intervención individualizada. La primera de estas pruebas mide la potencia muscular. Lo hace, además, con un test aparentemente sencillo: grabar con el smartphone al paciente mientras se sienta y se levanta de una silla. Luego, utilizando un algoritmo creado a partir de los datos de varias investigaciones con más de 10 000 mayores, la app puntúa el nivel de potencia del individuo.

El segundo test está encaminado a medir la fragilidad del paciente mediante un formulario de la escala de rasgos de fragilidad llamado FTS-5. Este test sirve para evaluar la condición de un paciente mediante una puntuación que va de cero a 50 a través de cinco factores: índice de masa corporal, equilibrio, fuerza de agarre, velocidad de marcha y actividad física.

En función del nivel de potencia obtenido en el primer test y la puntuación de fragilidad, la app recomienda una serie de acciones e intervenciones. Además, la herramienta permite guardar la información de cada paciente registrado para su seguimiento y consulta a lo largo del tiempo. “PowerFrail tiene la gran ventaja de poder contar en cualquier lugar con un procedimiento establecido, fácil y rápido para evaluar la potencia muscular y la fragilidad en adultos mayores”, añade Ignacio Ara, jefe de grupo del CIBERFES en GENUD Toledo (UCLM) y otro de los coordinadores de este desarrollo.

Los resultados de PowerFrail

mejora del bienestar de los mayores

La aplicación ha sido revisada por el equipo de la revista científica ‘British Journal of Sports Medicine’. El journal concluye, en base a los resultados de PowerFrail, que la viabilidad y utilidad de la app hacen que sea una opción potencialmente adecuada en diferentes entornos clínicos.

Entre sus puntos fuertes destacan que es una forma gratuita, móvil, sencilla y rápida de evaluar la potencia muscular y la fragilidad en adultos mayores sobre la evidencia científica. Además, está disponible en inglés y español, siendo apta para su uso en telemedicina. Entre los puntos débiles, desde la revista comentan que, para determinar la potencia específica de las piernas, la app requiere los datos la evaluación externa de la masa muscular, que para medir la fuerza de agarre necesita un equipo técnico especializado y que los parámetros de los programas de ejercicio personalizados deben ser prescritos siempre por un especialista.

“La fragilidad ha sido declarada una prioridad de salud pública emergente, y en este campo PowerFrail facilita la evaluación de la condición de fragilidad, el seguimiento de la trayectoria de fragilidad en adultos mayores y proporciona las recomendaciones que pueden ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones con sus pacientes”, concluye Francisco José García-García, jefe de grupo del CIBERFES en el Complejo Hospitalario de Toledo (SESCAM) y codirector del Estudio Toledo de Envejecimiento Saludable.

Imágenes | Unsplash/Eduardo Barrios, Huy Phan, Vladimir Soares, ‘British Journal of Sports Medicine’

Más en El Blog de Lenovo | Quiero monitorizar mi ejercicio, pero sólo quiero usar el smartphone: así es cómo se hace

Etiquetas: