¿Tu móvil ha sido hackeado? te contamos cómo averiguarlo y qué hacer al respecto

Un móvil hackeado supone un grave peligro para aquel que lo lleva encima. Puede dejar al descubierto datos personales o bancarios y acabar siendo la entrada de fraudes cibernéticos. En este artículo, te contamos cómo averiguarlo y qué podemos hacer al respecto.

Sí, no solo los ordenadores pueden ser objetivo de ataques externos. Todos tenemos en el bolsillo un dispositivo que almacena datos suficientes para convertirlo en un caramelito para el ciberdelincuente. Pero, afortunadamente, un móvil hackeado puede ser identificado por una serie de características que te contamos enseguida.

Mi móvil está hackeado y lo sé por esto

Estas son algunas de las características principales por las que un móvil puede revelar que ha sufrido un ataque cibernético.

  • Su funcionamiento es errático. ¿Notas el móvil más lento de lo normal?, ¿se atascan las aplicaciones o no se cierran?, cuando te mueves entre ellas, ¿hay retraso o lag?
  • Aparecen aplicaciones instaladas que no recuerdas haber descargado. Haz una búsqueda en internet del nombre de dicha app y averigua de qué se trata. Puede ser una app espía.
  • De repente, saltan pantallas con publicidad. Esto es un signo ineludible de que el atacante ha instalado en nuestro móvil un programa para ofrecernos anuncios no deseados.
  • La batería se gasta más rápido de lo normal. Pero, ojo, no por el gasto inherente a la misma y relacionado con el paso del tiempo. Tiene que notarse que el drenaje de la batería es exagerado.
  • Si nuestro móvil tarda más de lo acostumbrado en apagarse, es probable que haya sido víctima de un ataque.
  • El terminal funciona solo, aparecen pantallas repentinamente o hace ruidos raros: es posible que haya sido hackeado.
  • Cuando intentas acceder a una página web, pero aparece otra distinta.

Cómo evitar que nuestro móvil sea hackeado

Para evitar que nuestro teléfono sea hackeado lo único que tenemos que hacer es poner en práctica el sentido común. Este será el mejor antivirus que instalemos en nuestro teléfono. Aquí algunos consejos prácticos:

  • No abras, bajo ningún concepto, enlaces que te haya enviado nadie. Si es un amigo de confianza, pregúntale antes de abrir por qué te ha enviado esto. Si es de alguien desconocido, bloquéalo, tanto si se ha puesto en contacto contigo a través de SMS o de correo electrónico, incluso por llamada telefónica.
  • Utiliza la verificación en dos pasos en tu cuenta de Google y en otros servicios que lo ofrezcan: cuando accedas a ellos, no solo te pedirán el nombre de usuario y contraseña, sino un código que se enviará a tu teléfono.
  • Si vas a utilizar redes WiFi públicas, abstente de colocar contraseñas o de utilizar tus apps de banco. Este tipo de redes son particularmente vulnerables a los ataques de ciberseguridad.

Imágenes | Piqsels, Pxfuel, Piqsels

Etiquetas: