Mejora tu conexión wifi en casa con estos trucos

Nuestra vida personal, nuestro ocio y nuestro día a día profesional dependen, en gran medida, de Internet. Y ahora, con el teletrabajo ampliamente instaurado, más. Por eso, tener una buena velocidad de red y mejorar la conexión wifi en casa es fundamental para nuestro día a día.

Nada más despertarnos cogemos nuestro móvil para contestar los wasaps o correos electrónicos atrasados. Vemos las noticias en nuestro smartphone mientras desayunamos. Escuchamos música online durante cuando caminamos por la calle o en el transporte público. Nos relacionamos mediante e-mails y videollamadas dentro y fuera del horario laboral. Vemos películas, series y documentales en las distintas plataformas de videos bajo demanda. Nuestra agenda ahora está en Google Calendar. Hacemos la compra semanal a través de la web. Toda nuestra vida gira y depende, en gran medida, de Internet.

Todo hemos sufrido alguna vez por la mala recepción wifi y hemos perdido una consulta médica, agendada meses antes. O hemos olvidado el cumpleaños de un amigo, o familiar cercano por culpa de una conexión defectuosa. ¿Qué tenemos que hacer para tener una mejor señal de Internet? Te contamos los mejores trucos para que no vuelvas a perderte esa cita con tu crush.

 

Coloca tu ‘router’ en un espacio abierto para mejorar la conexión wifi en casa

El router es nuestro compañero de casa más importante, el pequeño electrodoméstico más utilizado en nuestro día a día. Pero, generalmente, solemos dejarlo abandonado en un rincón, donde no nos moleste. Incluso podemos tenerlo escondido en un cajón, o disimulado con algún tipo de decoración.

Las paredes —de ladrillo, madera o yeso— y algunos materiales, como el metal, suelen desviar las ondas wifi. También el agua puede interferir en su señal y hacer que disminuya la velocidad de Internet. Esto provoca que perdamos parte de la señal de Internet que emite nuestro router, lo que se traduce en una calidad de Internet pobre, lenta y de baja intensidad.

Por ello, lo mejor es que coloques tu router en un espacio abierto. Donde las ondas puedan recorrer la mayor distancia posible. El consejo más generalizado es que situemos nuestro dispositivo en el centro de la casa. De esa manera, la señal llegará más lejos y a todas las habitaciones.

Siempre lo más cerca posible de tus dispositivos electrónicos

Como hemos indicado, el primer consejo es que tu router esté colocado en el lugar más céntrico de la casa. Pero si intentamos seguir este tip, nos podemos encontrar con dos problemas. El primero, que no sea algo posible; y el segundo: puede que el uso de tus dispositivos electrónicos se centre en una zona concreta de tu casa, que sería donde este aparato debería estar situado.

En este segundo caso, coloca tu dispositivo en la zona más céntrica posible de ese área en que disfrutas de tus gadgetsrecordando que sea una zona abierta, sin interferencias.

Lo suficientemente lejos de otros aparatos que puedan causar interferencias

Como hemos señalado anteriormente, hay que tener en cuenta que las redes wifi —aunque se basan en la tecnología de radio—, usa frecuencias en el rango de microondas. Por lo que otros dispositivos electrónicos como teléfonos inalámbricos, hornos, ordenadores, teléfonos o altavoces inteligentes, entre otros, pueden hacer que las ondas wifi se distorsionen. Como resultado, tendrás una velocidad de Internet menor a la recomendada. Por esto, lo mejor es mantener el router lo más cerca de tus aparatos electrónicos, a la vez que lo suficientemente alejado para evitar que estos causen interferencias.

Fuente: Shutterstock

Otras superficies como espejos, o acumulaciones de agua —si tuvieras, por ejemplo, una pecera o acuario—, también podrían interferir en las ondas wifi. Ten en cuenta esto a la hora de situar tu dispositivo.

Sitúa el ‘router’ en un lugar elevado para mejorar la conexión wifi en casa

Ya sabemos que colocar nuestro router en un rincón escondido no es la mejor opción. Pues bien, aunque algunas veces pensemos que es buena idea colocar el router en el suelo, porque es donde menos estorba o porque es el lugar más cómodo, tampoco es la mejor opción para tener la mayor velocidad de Internet.

En general, consideramos que las antenas de nuestro router emiten las ondas wifi hacia arriba. Este pensamiento es un error muy común, ya que realmente estos dispositivos proyectan las ondas hacia abajo. Por ello, lo ideal es ponerlo en un lugar elevado, así las ondas viajarán hacia nuestros dispositivos, que estarán situados más abajo. Y si lo hemos colocado en un lugar lo suficientemente abierto, la señal viajará a todas direcciones. Y nosotros tendremos la mejor conexión posible.

Coloca otro ‘router’ o un repetidor de señal

Si aún así, no logras mejorar la conexión wifi en casa como te gustaría, si no puedes tener tu router colocado en la zona más cercana, o si tu hogar es demasiado grande como para que llegue bien a todas las zonas la señal, siempre puedes añadir un repetidor de wifi u otro router a tu hogar. De esta manera, podrás tener una señal de Internet homogénea en toda tu casa.

 

Más en el blog de Lenovo | Tres trucos para disfrutar de una wifi rápida y segura en el móvil

Etiquetas: