¿Interesados en hacer turismo de Jaén a la estratosfera? Razón aquí

El momento en el que podamos viajar al espacio, al igual que ahora volamos hasta el otro lado del mundo en cuestión de pocas horas, parece estar cada día más cerca.

La carrera del turismo espacial está protagonizada por nombres como Jeff Bezos y Elon Musk. Sin embargo, otras empresas con objetivos más modestos que los que persiguen Blue Origin y SpaceX están llamando la atención de aquellos que buscan unas vacaciones únicas.

Una de ellas es Zero 2 Infinity, que ofrecerá, a partir de 2021, viajes a gran altitud. Sus primeros tripulantes podrán salir de sus bases de Jaén (Andalucía, España), Noam (Arabia Saudí) y Baja California (México).

Viajes en un globo espacial

La tecnología que hace posible los viajes de Zero 2 Infinity se basa en globos de gran altitud unidos a una cabina presurizada. Los primeros están compuestos por una capa de polietileno y se elevan gracias a gases ligeros (en este caso, el utilizado es helio). Las cabinas, por otro lado, están presurizadas de forma similar a las de un avión.

Los globos de gran altitud operan por encima del espacio aéreo controlado, alcanzando los 36 kilómetros de altitud. Para hacernos una idea, los aviones vuelan normalmente en una franja entre los 10 y los 12 kilómetros (altitud en la que alcanzan su techo de vuelo). Aunque no llegan a salir de la atmósfera, a esta altura los viajeros de los globos de gran altitud pueden ver algo imposible de alcanzar con los aviones: la curvatura de la tierra y la negrura del espacio a su alrededor.

Zero 2 Inifinty ofrece viajes hasta a 36 kilómetros de altitud.

Los viajes turísticos que ofrece Zero 2 Infinity tienen unas cuatro horas de duración: el globo asciende durante una hora o una hora y media y se mantiene unas dos horas en la altitud máxima, para luego descender. Están pensados para transportar a seis personas, cuatro pasajeros y dos pilotos. Mientras tanto, en tierra, unos 40 técnicos se aseguran de que todo salga como se había previsto.

En función del viento

De acuerdo con sus creadores y a diferencia de los viajes espaciales, que según las previsiones alcanzarán una altitud mayor y tendrán una duración mucho más breve, los diseñados por Zero 2 Infinity se parecerán bastante a un viaje en avión. Aunque, claro está, con algunas diferencias.

Para los tripulantes, el viaje empezará unos días antes. A pesar de que no necesitan equipación especial ni entrenamiento, participarán en unas jornadas informativas para entender bien lo que se van a encontrar durante el vuelo.

Otra gran diferencia con los viajes en avión es que no puede determinarse el lugar de aterrizaje, ya que los pilotos de los globos de gran altitud no tienen capacidad de dirección. Es decir, no pueden determinar la trayectoria que va a tener el viaje, aunque sí predecirla. Por ello, los puntos de aterrizaje se determinan de acuerdo a las condiciones del viento (aunque se calcula que nunca se aterrizará más allá de 300 kilómetros del lugar de lanzamiento).

Zero 2 Inifinty basa su tecnología en globos.

Los trayectos de Zero 2 Infinity, además, son viajes de cero emisiones. Su escaso impacto medioambiental los diferencia también de los viajes en avión, uno de los medios de transporte que más emisiones de CO2 emite por pasajero y kilómetro recorrido.

Al pensar en viajes por el espacio, surge siempre la misma duda: ¿hasta qué punto se garantiza la seguridad? Y, cuando se trata de globos de helio, la duda suele girar en torno a su resistencia. Según sus creadores, estos globos no pueden explotar. En el caso de que se produzca algún problema en sus materiales, el helio se filtraría lentamente, lo que llevaría a un descenso igualmente lento. Si se rompiese, el paracaídas con el que cuenta garantizaría un descenso seguro.

Listos para el turismo espacial

Aunque hasta hace unos años parecía algo propio de la ciencia ficción, el turismo espacial y a gran altitud es ya una realidad. Según el Market Study Report LLC, entre 2020 y 2025 el tamaño del mercado mundial de turismo espacial crecerá a un ritmo anual del 15,6%. Los expertos calculan que alcanzará más de 1.300 millones de dólares en 2025 (frente a los cerca de 770 millones de 2019).

Cada vez más, lo que nos separa de los viajes por el espacio o a gran altitud son los precios y no la tecnología. Sin embargo, el objetivo de empresas como Zero 2 Infinity es alcanzar un nivel en el que sean asequibles para gran parte de la sociedad. “Estamos construyendo un futuro mejor en el que el acceso al espacio es frecuente, asequible, seguro y confiable para todos”, indican en la web de la empresa.

Mientras tanto, la tecnología de Zero 2 Infinity se destina a muchos otros objetivos. Los globos elevan hasta 40 kilómetros de altitud sensores, estaciones meterológicas y un largo etcétera. Se espera que los primeros viajes con turistas a gran altitud puedan empezar a partir de Villacarrillo, en Jaén (así como de las bases en Noam y Baja California) en 2021.

Imágenes | Zero-2-Infinity

Etiquetas: