¿Conoces DuckDuckGo y por qué puede ser interesante usarlo?

Cuando buscamos algo por internet, no falla: la gran mayoría de las veces usamos el navegador, ya sea Chrome, Firefox o Edge, escribimos lo que sea y pulsamos para ver los resultados. Sin saberlo, estamos usando Google en la mayor parte de los casos.

Según los últimos datos ofrecidos por páginas de estadísticas en tecnologías de internet como NetMarketShare, Google Chrome superó en 2020 el 70 % de la cuota de mercado en navegadores. Si sigue esta tendencia, en un par de años podría llegar al 90 % y ser como Internet Explorer cuando dominaba las redes. Otro estudio, esta vez por parte de la empresa Domo, revela que se hacen más de 4.497.420 búsquedas a diario en un solo minuto usando Google, nada más ni nada menos.

Mantén tu privacidad mientras navegas con DuckDuckGo

Google almacena todas las búsquedas que hacemos en internet. Tanto si las hemos hecho desde el ordenador como si las realizamos desde nuestro móvil o tablet. No solo organiza minuciosamente todos los enlaces en los que hemos entrado, sino también en qué secciones hemos hecho clic, en qué partes de un foro hemos entrado o a qué redes sociales hemos accedido. En definitiva, Google es una especie de ‘Gran Hermano‘ que realiza un retrato robot de todos nosotros a raíz de la información que recopila según nuestros hábitos de navegación.

DuckDuckGo

Google afirma que usa nuestros datos personales para tres cosas: mejorar sus productos (Drive, Google Fotos, Maps, etc.), fortalecer la seguridad del usuario y desplegar publicidad personalizada. Y puede que muchos de nosotros, sabiendo esto, no estemos muy cómodos con la idea de que una empresa recabe todos esos datos de nosotros. Porque no nos espía: cuando creamos una cuenta de Google, estamos firmando un contrato con ellos aceptando esas condiciones.

Una alternativa para que Google no recabe tantos datos nuestros pasa por usar un navegador alternativo. Uno de los mejores es, sin duda, DuckDuckGo. Este navegador no recopila información personal, sus beneficios se sostienen sobre anuncios que ofrece en redes de publicidad de Microsoft, además de programas de afiliación con eBay o Amazon. Sí, seguirán apareciendo anuncios en las búsquedas que hagamos, pero no estarán basados en un perfil determinado, obtenido de nuestras búsquedas personales. DuckDuckGo no almacena la IP de nuestro ordenador ni comparte nuestros datos con las webs.

Si queremos usar DuckDuckGo, lo tenemos muy fácil. En ordenador, podemos usar este navegador entrando en su web y colocando el término a buscar. También es posible añadir un complemento a nuestro navegador. En esta misma página, aparecerá un botón desde el que descargar el plugin adecuado o, en su defecto, obtener un tutorial y configurar DuckDuckGo como buscador predeterminado. De este modo, nuestra privacidad estará a salvo.

Imágenes | Flickr/LaboratorioLinux, DuckDuckGo

Etiquetas: