Recargar coches eléctricos y otras cosas que ya podemos hacer sin cables

Otra comunidad de amantes del orden y el minimalismo se está abriendo paso en internet. Esta vez, comparten consejos para organizar sus cables y disfrutar de escritorios, oficinas y casas perfectamente ordenadas. Se trata de los seguidores del cable management o la gestión de cables.

Todo parece indicar que comunidades como estas pueden tener sus días contados. El desarrollo de la tecnología wireless se está extendiendo a todo tipo de ámbitos. Se estudia, incluso, la posibilidad de distribuir electricidad inalámbrica. Repasamos algunas de las últimas revoluciones en el mundo de los objetos que ya no necesitan cables para funcionar.

El futuro sistema de recarga de los coches sin conductor

Los sistemas de carga de teléfonos móviles y otros objetos cotidianos sin cables son ya una realidad. Se trata de sistemas de carga electromagnética o por inducción, ya que su funcionamiento se basa en la generación de un campo electromagnético por parte de un emisor de energía y la recepción por parte de otro objeto. Por ejemplo, el teléfono móvil. Desde hace unos años, la start up WiTricity desarrolla la misma tecnología pero con baterías de grandes dimensiones para recargar coches eléctricos.

El funcionamiento es el mismo: el vehículo se coloca encima del emisor y se carga gracias a la energía electromagnética. Supone, por lo tanto, un importante desarrollo para la carga de los coches sin conductor. Estos podrán conducir hacia un espacio de estacionamiento y cargarse de forma automática, sin necesidad de enchufarse. “Los vehículos eléctricos autónomos son el futuro de la movilidad personal, pero sin conductor, ¿quién enchufará el vehículo para recargarlo?”, bromea Alex Gruzen, CEO de WiTricity.

La empresa norteamericana ha colaborado con BMW en el lanzamiento del primer vehículo eléctrico híbrido con capacidad de carga inalámbrica. Esta posibilidad de carga está disponible como una opción para el BMW 530e iPerformance. La iniciativa ha estado promovida por el gobierno alemán, que cuenta con un programa de incentivos para alentar el cambio a los vehículos eléctricos.

Desde WeTricity apuestan por la posibilidad de instalar la plataforma de carga tanto en residencias privadas como en infraestructuras de carga pública. Además, uno de los objetivos de la empresa norteamericana es que el sistema pueda cargar baterías con diferentes capacidades (desde 3,6 a 11 kW) y con distintas distancias al suelo.

Un ascensor sin cables

Desde que se inventó el primero en 1854, la tecnología de los ascensores ha cambiado de infinitas maneras. Su principio de funcionamiento, sin embargo, sigue siendo el mismo. Hasta hoy. MULTI es el ascensor creado por Thyssenkrup que promete moverse tanto en vertical como en horizontal. Y sin cables.

MULTI se mueve desplazándose por ejes, de la misma manera que los trenes se mueven en sistemas de rieles. Para conseguirlo, Thyssenkrupp aplica la tecnología de motores lineales. Los anclajes a estos ejes pueden realizar un giro de 90º, permitiendo que las cabinas cambien de dirección.

El ascensor sin cables de Thyssenkrupp puede girar 90º para desplazarse en horizontal.

Este sistema permite que varias cabinas se muevan a la vez por los mismos rieles y acaba con la limitación de contar con un solo ascensor por línea. Las diferentes cabinas estarán conectadas a un sistema de control de seguridad que evita que las cabinas se acerquen demasiado entre sí dentro de los ejes. Esto, junto a la posibilidad de girar 90º y combinar desplazamientos verticales y horizontales puede cambiar radicalmente la forma en la que se conciben y usan los edificios. Supone, sobre todo, un gran ahorro de tiempo y espacio.

Al eliminar las cuerdas y equiparlos con motores lineales, los ascensores se transformarán completamente, lo que aumentará la capacidad en un 50% y reducirá la huella del ascensor dentro de un edificio a la mitad”, señalan desde el conglomerado alemán. MULTI incluye materiales compuestos de carbono nuevos y ligeros para cabinas y puertas, que pesan solo 50 kg en lugar de los 300 de algunos ascensores estándar.

Este ascensor sin cables estará en uso entre 2019 y 2020 en la torre East Side de la inmobiliaria OVG Real, en Berlín.

Videojuegos y ‘Rock&Roll’

Acabar con los cables ha revolucionado también la industria del entretenimiento. Y lo ha hecho poco a poco. De hecho, cuando en 1950 se patentó ‘Lazy Bones’, el primer mando a distancia del mundo, este todavía funcionaba mediante cables. Hubo que esperar cinco años más para que naciese Flashmatic, el primer mando a distancia inalámbrico para televisores.

Hoy, acostumbrados a manejar la televisión desde nuestros dispositivos inteligentes, la invención de estos mandos a distancia se nos antoja muy lejana. Pero el desarrollo de videojuegos, altavoces, teclados y otros dispositivos para que podamos disfrutarlos sin cables sigue a la orden del día. ¿El motivo? Pueden cambiar mucho la experiencia del usuario. Las gafas de realidad virtual de Lenovo Mirage Solo son un ejemplo. Completamente autónomas, pueden usarse sin necesidad de conectarlas a un ordenador o a un smartphone. Sin cables ni ningún tipo de impedimento para moverse y disfrutar de la experiencia.

Otro de los escenarios en los que los cables pueden ser un verdadero engorro son los conciertos. Entre altavoces, sintetizadores e instrumentos los cables pueden multiplicarse por el escenario y dejar, casi literalmente, sin espacio a los músicos. Aplicaciones como Ebolmer permiten tocar sin necesidad de estar conectados por cable en un radio de 10 metros. La lista no acaba ahí: es fácil encontrar también sintetizadores, micrófonos y altavoces sin cables.

La tendencia se extiende a muchos otros ámbitos. En el hogar, el trabajo o incluso en la industria es habitual optar por tecnología wireless. Los motivos son tantos como variados: acaba con las limitaciones a la hora de colocar y desplazar los dispositivos, supone una importante reducción de plástico y favorece que las estancias estén más ordenadas. Pronto, recargar coches eléctricos o desplazarnos en ascensor no será lo único que podamos hacer sin cables.

Imágenes | Unsplash/Rawpixel, Thyssenkrupp

Etiquetas: