Storyweaver: código abierto para contar cuentos en 230 idiomas

Pocas cosas despiertan más la imaginación de un niño que un buen libro. Aventuras increíbles, lugares fascinantes y personajes valientes y divertidos nos acompañan desde muy pequeños a través de sus páginas. Sin embargo, en el mundo hay muchos niños y niñas que no tienen acceso a material de lectura. Sobre todo en sus idiomas nativos, los únicos en los que son capaces de comunicarse a edades tempranas.

La editorial india Pratham Books comenzó hace más de una década un proyecto para dar la vuelta a esta situación y crear material de lectura en idiomas minoritarios. Años después nació Storyweaver, una plataforma online que permite a cualquier persona compartir historias gratuitas para niños gracias al código abierto.

El gavial Ghum-Ghum

Un buen día, el gavial Ghum-Ghum perdió de vista al resto de sus familiares. Para encontrarlos, fue preguntando a los animales del río si los habían visto: nutrias, caracoles y hasta delfines. El inicio de esta historia puede llamar la atención de niños de todo el mundo, pero hay un lugar en concreto en donde tiene especial sentido: alrededor del Ganges.

El gavial es una especie de cocodrilo que habita en las zonas pantanosas del norte de la India. Para muchos niños, un animal conocido y parte de su cultura, que debe estar representado en su literatura. Leer es fundamental para el aprendizaje, sobre todo durante los primeros años de vida. Hacerlo con historias que reflejen su mundo cercano facilita su comprensión lectora y sus habilidades.

Storyweaver permite compartir historias en idiomas minoritarios.

Sin embargo y según datos de la ONU, se calcula que unos 617 millones de jóvenes carecen de un nivel mínimo de alfabetización, y que unos 265 millones de niños y niñas ni siquiera están escolarizados. La falta de material en sus idiomas maternos es solo una de las muchas barreras que dificultan su aprendizaje. La mayoría de los niños que no están escolarizados se encuentran en zonas en conflicto o se ven obligados a dejar sus estudios para comenzar a trabajar y ayudar a sus familias.

En algunos países, además, muchas niñas abandonan la escuela una vez que empiezan a tener la menstruación. Los motivos: estigmatización y la ausencia de infraestructuras sanitarias en sus casas y en los colegios.

La comunidad de cuentacuentos online

Storyweaver, iniciativa de Pratham Books, es una plataforma online que ofrece miles de historias en diferentes idiomas a pequeños lectores de todo el mundo. Gracias a la tecnología de código abierto, autores, ilustradores y traductores pueden crear, adaptar y modificar las historias para que lleguen al mayor número de lectores posibles.

Storyweaver fue fundada en 2013 en la India. En su primer año, la plataforma llegó a ofrecer literatura infantil en más de 60 idiomas. Hoy, siete años después, cuenta con más de 1.900 historias en 230 idiomas. Gondi, bodo, cherokee, chatino, kirundi o tarahumara son solo algunos de ellos.

Gracias a la inciativa de Pratham Books y la colaboración altruista de autores, ilustradores y traductores, numerosas comunidades y colegios cuentan con literatura gratuita y accesible. Su modelo se basa en la idea de la cultura participativa y la licencia permisiva.

En la India, Muchas ONG locales han comenzado también a utilizar su material en sus campañas, con el objetivo de darlo a conocer en cualquier rincón del país.

Storyweaver ha aumentado las posibilidades de numerosas escuelas de lugares desfavorecidos.

La plataforma de código abierto cuenta con el apoyo de Google.org, que ha hecho posible aumentar la capacidad de acceso a la plataforma y la cantidad de historias disponibles. Además, la integración de la tecnología de Google Translate y otras herramientas ha facilitado el proceso de traducción.

Por un mundo que lee

“En la última década, se han producido importantes avances en relación a la mejora de su acceso a todos los niveles y con el aumento en las tasas de escolarización, sobre todo, en el caso de las mujeres y las niñas”, señalan desde la ONU. “También se ha mejorado en gran medida el nivel mínimo de alfabetización. Sin embargo, es necesario redoblar los esfuerzos para conseguir mayores avances para alcanzar los objetivos de la educación universal”.

El cuarto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 es lograr una educación de calidad universal. Algo que es difícil de conseguir mientras las regiones más pobres sigan careciendo de docentes preparados, infraestructuras y, en general, oportunidades. “Para que se brinde educación de calidad a los niños de familias empobrecidas, se necesita invertir en becas educativas, talleres de formación para docentes, construcción de escuelas y una mejora del acceso al agua y electricidad en las escuelas”.

La tecnología juega también un papel fundamental para alcanzar los objetivos que se marca la ONU. Propuestas de código abierto como la de Storyweaver permiten llevar libros a donde más se necesitan. Y no cualquier libro: historias que los niños pueden hacer suyas y en su idioma, lo que aumenta en gran manera su capacidad de aprender y su sensación de inclusión.

Imágenes | Flickr/Storyweaver, Priya Kuriyan; Flikr/Storyweaver, Prika Kuriyan; Google.org

Etiquetas: