Utilizar aplicaciones de Android sin instalarlas, el futuro de las apps

Ya es posible usar versiones limitadas de aplicaciones Android sin instalarlas en el smartphone. Esta posibilidad, aún no disponible en todas las apps, ya fue predicha hace unos años. Para quienes tomamos el pulso a la tecnología era un paso lógico gracias al aumento de la velocidad.

Google Play Instant lleva desde 2018 en pruebas pero cada vez vemos más aplicaciones pesadas en esta categoría. Básicamente es un programa que nos permite echar un ojo a la aplicación antes de instalar nada en nuestro terminal. Una forma de aligerar el teléfono y no llenarlo de apps que no usaremos.

Cómo probar ‘apps’ sin descargarlas en el móvil

Entramos a Google Play y elegimos la sección de juegos. Allí veremos novedades, juegos en Beta, recomendaciones personales o en base a las valoraciones de otros usuarios. Mezclados con estas categorías, de tanto en tanto, y cada vez con más frecuencia, localizamos el letrero “probar ahora”.

Abajo observamos tres capturas diferentes, dos del perfil de varios juegos y una tercera con una aplicación instantánea a punto de ser abierta. Al pulsar sobre “continuar” podremos echar un par de partidas al juego en cuestión sin necesidad de descargarlo al completo. Tampoco tendremos que registrarnos.

aplicaciones instantaneas probar apps sin bajarlas

Podríamos hablar de una demo más que un juego completo. Hace años las demos venían en CDs, ahora se descargan, y nos darán la oportunidad de entender si era esta app la que buscábamos. En algunas de estas demos podremos jugar unos minutos y en otras durante horas enteras.

Lo cierto es que se parece bastante a los anuncios móviles interactivos. Mediante instrucciones simples, los programadores enseñan a jugar al usuario. Ahora es elección del mismo si bajarse el programa completo o buscar otro diferente.

Las ventajas de no tener que bajar la aplicación

android play instant aplicaciones instantaneas

Los videojuegos son cada vez más pesados. Las aplicaciones no dirigidas al ocio, también. Es decir, cada vez tienen un tamaño mayor y ocupan más en los terminales, ralentizándolos o consumiendo batería. Así que nos vendría bastante bien a todos no procesarlas “en local”.

Además, su máxima utilidad suele estar en la nube y no en el móvil. Hoy casi todas las apps hacen uso de servidores web. ¿Tiene sentido seguir instalándolas en el móvil? De aquí a unos años algo así carecerá de sentido, y ahí está Stadia (Google) para demostrarnos que el juego en local tendrá respaldo en la nube.

De momento las ventajas directas son las de poder probar aplicaciones sin necesidad de realizar ninguna instalación. Pero en unos años usaremos las aplicaciones directamente en servidores externos, dejando el espacio del móvil para nuestros datos personales y la potencia para aplicaciones locales.

Vamos a necesitar conexiones más rápidas

La industria de las aplicaciones tiene una marcada dirección al streaming de contenidos. Hoy hacemos uso de Netflix, HBO o Prime Video, leemos las últimas novedades en los periódicos web y escuchamos la radio en Spotify.

Lo que algunos no sospechan es que las 194.000 millones de aplicaciones que han generado un mercado de 100.000 millones de dólares pronto se trasladarán también al “appstream”. Aplicaciones volátiles.

Eso significará que no tendremos Netflix, un navegador o Spotify en nuestros terminales. Simplemente accederemos a ellos a medida que los necesitemos, como si de la carga de una web se tratase. Y eso requiere muchos datos.

aplicaciones nube sin instalacion

Pensemos en el coste en MB de bajarse parte de una app cada vez que vamos a usarla, pero sin llegar a instalarla en el teléfono. Al cerrarla, los datos se borran y hay que realizar el proceso continuamente.

Aunque si con 4G y WiFi Google Instant App funciona fluido y el 5G nos permitirá velocidades aún mayores, resulta obvio que necesitaremos más datos. Tarifas de 1 a 10 GB podrían quedarse cortas rápidamente.

Sistemas operativos remotos

Algunos desarrolladores han ido un paso más y están trabajando en sistemas operativos en remoto o copias de seguridad del móvil al completo. Orbito es un ejemplo del primer caso, y BeMyPhone del segundo.

Orbito permite a cualquier usuario acceder a un escritorio virtual desde todo tipo de terminal. No depende del sistema operativo. Tampoco será necesario que tengamos el PC encendido, o que tengamos un PC. Tendremos disponible espacio web y ofimática gratuitos en la nube.

BeMyPhone es un conjunto de apps pensadas para acceder a una copia en la nube de nuestro móvil, independientemente del SO del smartphone desde el que accedemos. Es decir, si un día se nos cae el móvil y se rompe, podemos coger cualquier otro cercano, sea cual sea, y seguir como si nada hubiese pasado.

Son dos ejemplos de hacia dónde va el appstream e incluso el SOstream. Google Play Instant es solo una avanzadilla de lo que se avecina: sistemas operativos en remoto y terminales que se comporten como accesos a nuestros respectivos servidores.

 

En Lenovo | Cómo hacer copias de seguridad y restaurar las aplicaciones de Android

Imágenes | iStock/lukutin77, iStock/AntonioFrancois

Etiquetas: