¿Con cuántas profesiones va a acabar GPT?

Cuando se habla de GPT, los sistemas que generan texto de forma automática, se suele decir que es el fin de la escritura creativa tal y como la conocemos, porque esta tecnología pronto tendrá un nivel aceptable. Pero a menudo se olvida que no solo son capaces de trabajar como redactores de texto.

Y es que GPT-3 y los siguientes modelos de lenguaje autorregresivo afectan a más profesiones de las que crees. Eso sí, aún de forma muy limitada. Los apartados ‘oficios parcialmente automatizables’ no indican ni mucho menos una automatización del 100 %, sino de alguna de sus tareas.

Los sistemas GPT y la redacción de texto

Este mismo artículo podría haber sido escrito en origen por una inteligencia artificial (IA). No lo ha hecho, pero podría. En 2020, The Guardian publicaba el primer texto completamente automatizado. Era un artículo de opinión escrito que empezaba diciendo “No soy un humano. Soy un robot. Un robot que piensa”.

En ese género periodístico, que no requiere de contraste de datos, la IA ya escribe perfectamente bien. De hecho, es posible pedirle a sistemas GPT que redacten cuentos o canciones infantiles para nosotros. Aunque sale algo de ‘basura’, lo cierto es que están lo suficientemente avanzados. ¿Qué significa esto?

Hace unos años, Latitude lanzaba AI Dungeon, una aplicación que generaba partidas realistas de rol mediante texto. Pocos años después, el proyecto ha sido un éxito al poderse personalizar los mundos, historias o papeles de los personajes dentro de esta modalidad de juego (que también incluye multijugador). En lo que respecta a la generación de textos no técnicos (artículos periodísticos, papers científicos o guías), los GPT pueden con ello.

ai-dungeon-juego-rol-jugador-ilimitado-GPT-2

  • Profesiones parcialmente automatizables: periodismo de opinión, redacción de contenido no técnico, escritura creativa, cualquier tipo de narrativa, chatbots (incluidos los de redes sociales), acompañamiento a adultos mediante texto (o llamadas, si se lee lo escrito), guionización, creación de páginas web, ideaciones editoriales, selección de temáticas.

¿Y si la generación del lenguaje ayudase a traducir?

GPT-3 también puede ser usado como máquina para traducir. El motivo es relativamente sencillo y, de hecho, los resultados son casi indistinguibles de los que consiguen los humanos.

Para que los GPT funcionen, ha de haber un corpus de ‘información latente’, un núcleo que contiene la información de las palabras. Y ese núcleo (representado por datos matemáticos y vectoriales) es capaz de ser reinterpretado en cualquier idioma. Sería algo así como el significado lingüístico. Una vez aprendido, el idioma es irrelevante. Lo paradójico de todo esto es que los lenguajes de programación están incluidos en esto.

De esta forma, cada vez son más los programadores que se atreven a usar sistemas de generación de texto para resolver diferentes módulos de programación. Con sus limitaciones, GPT-3 está dando muy buenos resultados para programar pequeñas funciones. Incluso se puede hacer data science o resolución de problemas.

  • Profesiones parcialmente automatizables: traductores profesionales, intérpretes, correctores ortotipográficos, programadores, científicos de datos, calculistas, profesores.

Cuando GPT-2 empezó a dibujar Pokémon no oficiales

Los Pokémon son criaturas fantásticas representadas clásicamente mediante un dibujo pixelado porque nacieron para la consola Game Boy, que más tarde serían adaptados gráficamente a una serie de animación. La imagen de abajo muestra un Bulbasaur en su versión original y en la de anime para televisión (1996 vs. 1997). A priori, no es complicado dibujar uno.

bulbasur pokemon original

Eso es lo que pensó en 2020 el programador Matthew Rayfield. Usando GPT-2, la versión previa e infinitamente más limitada a GPT-3, convirtió los 150 primeros Pokemon a un formato de texto, entrenó al sistema con ellos, y le pidió al programa que entregase más. Cientos más. Algunos de sus resultados son los que siguen:

sprites de pokemon dibujados con gpt

Estos sprites (duendes, en español), como los llama Matthew, podrían haber pasado por Pokémon originales. Pero como no estamos en 1996, la artista Rachel Briggs convirtió estos dibujos en imágenes adaptadas al anime. Es decir, en la imagen inferior conviven diseños de IA (pequeños, pixelados) y de humano.

rachael pokemons con base en gpt

Aunque suene cruel, si esto se hubiese hecho en 2022 habría sido posible prescindir de la ilustradora, al menos en parte. De hecho, los siguientes Pokemon no originales han sido dibujados mediante la herramienta IA Dall·E 2, basada en GPT-3.

Pero este instrumento no es capaz de diseñar únicamente anime. Una vez logradas herramientas como GPT-X, que generan texto basado en un corpus, las herramientas de ‘texto a imagen’ son casi una trivialidad.

  • Profesiones parcialmente automatizables: en líneas generales, cualquiera que use ilustración o diseño. Hablamos de pintores, dibujantes de cómics, ilustradores de portadas de libros, diseñadores de logos, arquitectos que quieran dibujar sus obras, diseño de videojuegos. Todo aquello que involucre imágenes.

 

Música compuesta mediante generadores ¿de texto?

Hace ya un par de años que es posible generar, mediante GPT-3, partituras y piezas musicales realistas, coherentes y agradables. Programas como MuseNet hacen posible que cualquier persona pueda componer nuevas canciones en formato MIDI, como es el caso de abajo. Open AI tiene incluso conciertos.

  • Profesiones parcialmente automatizables: compositores y músicos.

Herramientas como GPT-3 han demostrado el potencial de la inteligencia artificial a la hora de prestar asistencia a la creatividad. Aún se encuentra en un estado en que no es posible automatizar la totalidad de la labor creativa, pero es probable que futuras herramientas hagan aún más fácil su uso.

 

Más en el blog de Lenovo | ¿Sindicato youtuber? Unión para conseguir trato más justo de Youtube

Más en el blog de Lenovo | La inteligencia artificial nos sorprende de nuevo: el Sáhara es más verde de lo que pensábamos

Imágenes | Shubham Dhage, Matthew Rayfield, Rachel Briggs, Max Wolf

Etiquetas: