‘Science based targets’: la lista de compañías que quieren frenar el cambio climático (y que no deja de crecer)

En el momento en el que se escriben estas líneas, 685 compañías de todo el planeta están tomando medidas basadas en la ciencia para reducir su impacto climático. Tienen un objetivo común: reducir los gases de efecto invernadero y limitar su impacto en el medioambiente.

Detrás de estas 685 empresas está el proyecto Science Based Targets, que ha desarrollado un método para que las compañías privadas establezcan sus objetivos de negocio en base a la ciencia y a los pronósticos del futuro climático del planeta. Analizamos en qué consiste y cuáles son las principales compañías que ya se están implicando.

El peso de las empresas en el cambio climático

“El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo y nos encontramos en un momento decisivo”, señalan desde la ONU. Tras más de un siglo de industrialización, las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera se han multiplicado de forma alarmante. Sobre todo, de dióxido de carbono, como resultado de la quema de combustibles fósiles.

Las previsiones apuntan a que en los próximos años aumentarán tanto la población de las ciudades como la industrialización, incrementándose en consecuencia las emisiones y la temperatura del planeta. “Debido a la concentración actual y a las continuas emisiones de gases de efecto invernadero, es probable que a finales de este siglo la temperatura media mundial continúe creciendo por encima del nivel preindustrial”, explican. “Los océanos se calentarán y el deshielo continuará (…). La mayoría de los efectos del cambio climático persistirán durante muchos siglos, incluso si se detienen las emisiones”.

La iniciativa Science Based Targets busca frenar el avance del cambio climático.

Las empresas y los gobiernos tienen un papel protagonista a la hora de combatir el cambio climático. Cuando EE.UU., el segundo país emisor de gases efecto invernadero del mundo, anunció su decisión de abandonar el Tratado de París, numerosas empresas se posicionaron en contra. Muchas de ellas abogan por un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono que pueda contrarrestar el cambio climático. Al fin y al cabo, las nuevas tecnologías permiten encontrar alternativas más respetuosas con el medioambiente.

‘Science Based Targets’

Science Based Targets es una iniciativa que busca que diferentes empresas, tanto líderes como de menor tamaño y visibilidad, establezcan objetivos corporativos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Objetivos que, señalan, deben ser significativos, por lo que suelen resultar ambiciosos.

Los science based targets (objetivos basados en la ciencia) deben estar línea, como bien indica su nombre, con los que señala la ciencia. Actualmente, los definidos por el Acuerdo de París: mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C sobre los niveles preindustriales y limitar el aumento a un máximo de 1,5°C.

El objetivo de esta iniciativa es impulsar a las empresas en la transición a la economía baja en carbono. Esperan que, para 2020, establecer objetivos basados ​​en la ciencia sea una práctica estándar y que las corporaciones desempeñen un papel importante en la reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

¿Cómo se consigue que una multinacional escuche a los científicos?

En primer lugar, promoviendo una serie de buenas prácticas a la hora de establecer objetivos basados ​​en la ciencia. Science Based Targets ofrece asesoramiento y formación en forma de recursos y talleres a aquellas empresas que quieren optimizar sus resultados.

Otro aliciente se basa en visibilizar los logros de aquellas empresas que son ejemplo de buenas prácticas. La iniciativa se encarga de resaltar los puntos positivos de adaptar sus objetivos a lo que marca la ciencia: reducir la incertidumbre o mejorar la rentabilidad y la competitividad, por ejemplo. Según datos de Science Based Targets, el 63% de los ejecutivos señalan que alcanzar objetivos basados ​​en la ciencia impulsa la innovación. El 52%, que fortalece la confianza y credibilidad de los inversores.

El proyecto también evalúa y aprueba de forma independiente las acciones de las empresas. Aquellas que cumplen con sus criterios pasan a contar con su sello de garantía.

Science Based Targets es un proyecto común de varios organismos y entidades.

Nombres frente al calentamiento global

Science Based Targets es un proyecto común, realizado en colaboración entre varios organismos y entidades. Entre ellos, Carbon Disclosure Project (CDP), el Pacto Mundial de las Naciones Unidas (UNGC), el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Actualmente hay 684 empresas que están tomando medidas climáticas basadas en la ciencia y 294 que han aprobado ya objetivos para reducir su impacto en el cambio climático. En las listas figuran empresas españolas como Inditex, BBVA, Naturgy, Telefónica o Skunkfunk. A nivel internacional hay muchas otras, como Zalando, Vestas, Bayer, Kellog’s o Lenovo. Nombres que pueden liderar la lucha contra el calentamiento global.

Las empresas son parte fundamental del tejido de nuestra sociedad. Su implicación es, por lo tanto, indispensable para lograr los objetivos del Acuerdo de París y minimizar los riesgos a los que nos enfrentaremos en las próximas décadas.

Imágenes | Unsplash/Floriane Vita, Unsplash/Carolina Pimenta, Pexels/Markus Spiske

Etiquetas: