Tengo 16 años, 3 millones de dólares y juego a Fortnite

Hace nada se celebraba la Fortnite World Cup, una competición que juntó a cien jugadores, casi todos menores, en Nueva York. El evento terminó con Kyle “Bugha” Giersdorf, de 16 años, llevándose 3 millones de dólares a casa. ¿Cómo puede ser que un juego pueda repartir tal cantidad de dinero? Y, ¿por qué engancha tanto el juego de Epic?

Está claro que es la esencia de Fortnite lo que hace que haya convencido ya a más de 125 millones de jugadores y subiendo. Por contra de lo que pueden pensar muchos, este juego todavía no se ha pasado de moda; aunque salió al mercado ya hace casi dos años, esto no es cosa de moda.

Fortnite: la clave de su éxito

Desbancado a PUGB como el Battle Royale de referencia, Fortnite tiene algo que le hace especial. Además de estar cargado de acción pero con una violencia bastante más light que un juego como PUGB o Call of Duty, incluye un modo de construcción que sin duda es una de las claves de su éxito (recordemos cómo triunfó Minecraft en este sentido).

Las partidas son bastante cortas, por lo que puedes jugar muchas en poco tiempo y de distintas formas: en squad, en solo o en alguno de los modos temporales que van añadiendo.

Está en continuo cambio; con cada actualización -bastante frecuentes- Epic Games añade algo que cambia un poco el juego manteniendo la esencia, lo que hace que siempre se esté renovando y tenga ese punto de novedad que nos hace querer probarlo.

El componente social es también muy importante. Mientras jugamos podemos charlar con nuestros compañeros a través del voice chat que el propio juego incorpora. Esto te permite no solo hablar con tus amigos y poder hacer planes sin moverte de casa sino también conocer gente nueva de una forma más sencilla.

La imagen del juego es atractiva y muy llamativa; Fortnite está lleno de color y de objetos, vestimentas e incluso armas que le dan un toque cómico al juego (un pico en forma de llama, un tira huevos, skins de dinosaurio, bailes y gestos de personaje…), lo que hace que jugar sea muy divertido y se diferencie de otros juegos de batalla.

Obviamente el hecho de que sea gratuito y multiplataforma es también un punto a su favor. Los jugadores se pueden divertir juntos independientemente de la consola u ordenador que tengan. Además, este juego es muy popular entre los youtubers y streamers, referentes de muchos adolescentes, niños y adultos.

Torneos (y adolescentes) millonarios

Aunque ya hemos visto torneos de Fortnite multitudinarios que han repartido millones (Pensemos en el E3 de 2018 o en las dos últimas Gamergys), la Fortnite World Cup ha sido el primero en repartir tanto dinero a la gente de a pie. Este gran torneo tenía 30 millones de dólares de bote en concepto de premios, una cantidad enorme.

El primer premio (como hemos comentado antes, de 3 millones) fue para Bugha, un chaval de Pennsylvania que se quedó con 59 puntos, 26 más que su rival más directo. El quinto mejor jugador, Thiago “King” Lapp, cuenta solo con 13 años y ahora con 900.000 dólares en el bolsillo. Sin duda son unas cifras impactantes que reflejan el crecimiento imparable de Fortnite.

Las victorias de estos chicos llevan horas y horas de entrenamiento detrás. Como si de deportistas tradicionales se tratara, los jugadores llegan a hacer sesiones de 8 horas de “entrenamiento”, algo que preocupa a muchos padres pero que, a la vista está, da sus frutos.

Uno de los mejores ejemplos es el caso de Griffin «Sceptic» Spikoski, de tan solo 14 años. Este joven de Long Island, Nueva York, ganó el año pasado 200.000 dólares gracias a su contenido de Youtube y Twich, donde cuenta con más de un millón de suscriptores.

Se hizo especialmente conocido cuando ganó a Tfue, uno de los jugadores de Fortnite más populares. Sceptic juega de normal 8 horas diarias al juego y hasta 18 durante el fin de semana. Su dedicación es tal que, con el apoyo de sus padres, ha dejado de asistir al colegio y ahora toma clase online. Sus padres tienen contratado a un asesor para gestionar el dinero de Griffin, quien pretende utilizarlo para acudir a la universidad en un futuro o para comprar una casa.

Una popularidad que no para

Parece que Fortnite todavía tiene mucha vida por delante; un estudio de Newzoo, una consultora especializada en temas de eSports, aseguraba que este 2019 Fortnite generará 152.100 millones de dólares, un 9,6% más que el año pasado. Estamos a solo unos meses de comprobar si las estimaciones han sido correctas, pero todo apunta a que el crecimiento puede haber sido incluso mayor.

 

Etiquetas: