Una breve historia de los bancos de semillas

Los bancos de semillas son una de las mejores herramientas para preservar la biodiversidad en el mundo y garantizar la seguridad alimentaria. Estas instituciones suelen colaborar entre sí y dan vida a proyectos para conservar las simientes más utilizadas en la actualidad, pero también para recuperar las que se perdieron o se están perdiendo.

Índice

    1. Qué son los bancos de semillas
    2. Para qué sirven los bancos de semillas
    3. Los más conocidos a nivel mundial
    4. Historia de los bancos de semillas: cómo eran y cómo son

Qué son los bancos de semillas

Los bancos de semillas se utilizan para preservar, salvaguardar y defender las especies vegetales de la extinción. También para garantizar la biodiversidad en la Tierra, puesta en peligro por las actividades humanas. Son un sistema de almacenamiento de semillas, comunes o no, para protegerlas de una posible catástrofe biológica. Su estructura, por tanto, suele cumplir con criterios de seguridad y resistencia muy elevados.

Cada uno de estos bancos decide de forma independiente qué semillas custodiar, teniendo especialmente en cuenta las especies autóctonas del lugar. También hay institutos globales que presentan un ámbito operativo mucho más amplio. Así, estas organizaciones son verdaderas redes para el intercambio de estos preciados elementos de la naturaleza y para su conservación.

Para qué sirven los bancos de semillas

Los bancos de semillas se utilizan para preservar material biológico siguiendo criterios de endemicidad, rareza y vulnerabilidad. Sin embargo, el papel de estos centros no solo está ligado a la protección y distribución de muestras, sino también a la investigación. De hecho, albergan -se estima- más de siete millones de variedades vegetales. Muchas de estas presentan características de resistencia a condiciones ambientales desfavorables o a plagas y enfermedades. Por lo tanto, su estudio puede representar la salvación para la humanidad en los próximos años.

También llamados bibliotecas de semillas, estos bancos permiten tomar prestadas simientes, como ocurre con un libro, y luego devolverlas en cuanto se haya conseguido multiplicarlas. Por lo tanto, el objetivo es también ampliar y difundir métodos de cultivo sostenibles, para una agricultura capaz de coexistir con la naturaleza.

semillas

Los más conocidos a nivel mundial

Hay más de 1000 bancos de semillas en el mundo. Entre estos, el Centro Asiático para la Investigación y el Desarrollo de Vegetales de Taiwán, conocido por su extraordinario almacenamiento de berenjenas y similares; el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo de la Ciudad de México; el Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para Trópicos Semiáridos en la India o el Instituto Internacional de Investigación del Arroz de Filipinas. Además de un número desconocido de bancos privados, donde las empresas estudian las nuevas variedades lejos de miradas indiscretas y con fines comerciales.

Millennium Seed Bank

El Millennium Seed Bank es uno de los bancos de este tipo sin fines de lucro más grandes del mundo. Nacido de un proyecto internacional coordinado por Kew Gardens (Reino Unido), funciona desde 2000. Está ubicado en el Wellcome Trust Millennium, en los terrenos del Wakehurst Place, en West Sussex. Su propósito es proteger la biodiversidad, almacenar semillas para uso futuro y prevenir la extinción de algunas especies en peligro. Cada grano se guarda en celdas refrigeradas bajo tierra.

Svalbard Global Seed Vault

El Svalbard Global Seed Vault es un banco de semillas ubicado en las islas de Svalbard, en Noruega. Nació de un proyecto del Global Crop Diversity Trust y está financiado por el gobierno de ese país. En 2006 se inició la construcción de la cripta que guardará las semillas durante miles de años, inaugurada dos años después. Este repositorio mundial subterráneo tiene como objetivo evitar la pérdida del patrimonio genético tradicional. Se encuentra cerca de la ciudad de Longyearbyen, a unos 1200 kilómetros del Polo Norte. Está hecho a prueba de guerra nuclear o de accidente de avión.

Global Crop Diversity Trust

El Global Crop Diversity Trust, en Alemania, se dedica a la conservación de semillas de cultivos globales esenciales para la nutrición humana. Estamos hablando de manzanas, cebada, avena, guisantes, papas, arroz, frijoles y muchos más. La actividad se realiza siguiendo las indicaciones del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (RFAA), suscrito por más de 30 países. Su objetivo es garantizar el acceso al patrimonio genético de las plantas indispensables para nuestra alimentación.

Future Seeds

En Colombia, en la ciudad de Palmira, acaba de inaugurarse en 2022 la nueva sede de Future Seeds, que albergará las semillas de más de 37 000 variedades de frijoles de 114 países del mundo. A estas se sumarán más de 6000 especies de yuca de 28 naciones, y 22 600 muestras de forrajes tropicales de 75 Estados. Los investigadores tendrán una base de datos con el ADN de todas las simientes criopreservadas para crear nuevas variedades capaces de resistir las condiciones que impone el calentamiento global.

biodiversidad

Historia de los bancos de semillas: cómo eran y cómo son

Los bancos de semillas comenzaron a surgir en varios países después de que se fundara el primero, en Rusia, en 1921. De hecho, ya entonces se comprendía lo estratégico que era preservar y estudiar la extraordinaria variedad de plantas presentes en la Tierra. La intuición fue de Nikolai Ivanovich Vavilov.

Nacido en 1887, este hombre fue llamado por Lenin para dirigir el Instituto de Botánica Aplicada de Leningrado. Ese organismo se convirtió entonces en el VIR: el primer banco de semillas del mundo. En 1940 ya albergaba más de 200 000 muestras, y hoy son 325 000. Después de la hambruna causada por las políticas agrícolas de Iósif Stalin, Vavilov fue destituido y luego sentenciado a veinte años de dura prisión. Murió de hambre en 1943.

Durante el asedio nazi a Leningrado, que comenzó en septiembre de 1941 y duró 28 meses, el VIR estuvo en peligro de ser saqueado. Los rusos lograron guardar decenas de miles de semillas en un almacén secreto en los Montes Urales, escapando con los brotes escondidos en los bolsillos.

Este banco es el modelo que inspiró a todos los posteriores. Salvo algunos organismos internacionales, cada banco se especializa en la vegetación local de la que, además de las semillas, se conservan tejidos e injertos para salvarlos en caso de desastres naturales o guerras. Un caso ejemplar es el del banco ICARDA, en Siria, cuyas semillas han sido enviadas a otras instituciones del mundo para protegerlas del conflicto que llevó al cierre del instituto en 2015.

 

Más en el blog de Lenovo | El papel español que puedes plantar después de usarlo y quiere revolucionar el medio ambiente

Más en el blog de Lenovo | Los microcréditos funcionan y la tecnología ha unido al mundo para lograr un cambio

Imágenes |Flickr/Crop Trust, Joshua Lanzarini/Unsplash, Jeremy Bishop/Unsplash

Etiquetas: