Windows 11: ¿qué opiniones está suscitando entre los usuarios en sus primeros meses?

Windows 11 lleva entre nosotros ya unos meses. El 5 de octubre de 2021 se presentó en sociedad, con un plan de despliegue progresivo que va con adelanto sobre lo previsto. Y es que en enero de 2022, según cifras de AdDuplex, Windows 11 tenía el 16.1 % de cuota de mercado. En la encuesta de uso de Steam de para ese mes, se rebaja el porcentaje a un 13.6 %. Así que ya hay referencias acerca de las sensaciones que este sistema operativo recién llegado está creando entre los usuarios que lo están usando en sus equipos. En diferentes foros de Internet sobre Windows 11 encontramos opiniones más o menos detalladas, y las experiencias de uso para diferentes perfiles. Veámoslo.

Índice

  1. Aspecto de Windows 11: por las opiniones consultadas, convence
  2. La seguridad nativa de Windows 11 es más fiable
  3. Ausencia de problemas: una buena noticia
  4. Compatibilidad con las aplicaciones que se usaban anteriormente
  5. Rendimiento: fluidez ante todo
  6. Problemas que no son tales
  7. Aplicaciones y utilidades

 

1. Aspecto de Windows 11: por las opiniones consultadas, convence

Uno de los aspectos que llaman más la atención en Windows 11 es la nueva apariencia de su interfaz. En este sentido, los usuarios aprecian la introducción de elementos como las esquinas redondeadas, sombreadas o el movimiento hacia el centro del menú de inicio, una funcionalidad que llega como respuesta al mayor uso de pantallas panorámicas, en las que este elemento situado a la izquierda queda fuera del campo de visión.

Las opciones de redimensionamiento y posicionamiento de las ventanas también merecen la atención (positiva) de los usuarios. Las interfaces de usuario son un apartado vital para que un SO cumpla con su función. Ya lo tratamos en su momento aquí.

 

2. La seguridad nativa de Windows 11 es más fiable

Las opciones estéticas son las más visibles en Windows 11, pero las mejoras en seguridad son otro elemento apreciado por los usuarios más concienciados con la seguridad.

En diferentes foros se encuentran de un modo más frecuente usuarios que prescinden de herramientas de seguridad de terceras partes y se quedan con Windows Defender y el Firewall de Windows como medidas de protección frente a amenazas.

En Windows 11 tenemos, además de la seguridad software, herramientas hardware como la basada en virtualización (VBS), la encriptación mediante TPM, arranque seguro, tecnología de Sandboxing integrada o protección del Kernel (Kernel Data Protection), entre otras. Además, Windows 11 sigue la política ‘Zero trust’ para reducir la posibilidad de vernos afectados por ciberataques. Este tema lo hemos tratado aquí con más detalle.

 

3. Ausencia de problemas: una buena noticia

En las diferentes conversaciones que hemos explorado en busca de feedback por parte de los usuarios de Windows 11 encontramos en la ausencia de problemas una tónica muy general.

Windows 11 llegó sin que hubiera incidencias de gran magnitud asociadas a la migración. Al ser un proceso escalonado, Microsoft ha tenido capacidad de respuesta y mitigación de posibles bugs que se hubieran detectado en los equipos actualizados.

 

4. Compatibilidad con las aplicaciones que se usaban anteriormente

Los usuarios también muestran su satisfacción con la compatibilidad con aplicaciones. Cuando se actualiza un sistema operativo, no siempre todos los programas funcionan como se espera.

En el caso de Windows 11, las excepciones para este buen comportamiento son escasas y limitadas a problemas muy concretos de configuración de algún equipo con un determinado hardware y aplicaciones instaladas. Es más, en los equipos basados en ARM, los PC Always Connected  se mejora la compatibilidad con aplicaciones de 64 bits.

 

5. Rendimiento: fluidez ante todo

Las opiniones sobre este apartado están un tanto polarizadas en torno al Explorador de archivos. En algunos casos se habla de cierta ralentización, pero en otros, las experiencias de uso no reflejan pérdidas de rendimiento. Más bien todo lo contrario. En procesadores como los Alder Lake de Intel, con arquitecturas heterogéneas, Windows 11 es capaz de manejar de un modo inteligente la asignación de procesos a los cores, por ejemplo.

 

6. Problemas que no son tales

En los foros se detectan, a estas alturas, comentarios que aluden a la pérdida de ciertas funcionalidades que en realidad no lo son. Microsoft ha movido algunas de ellas, lo cual precisa de un periodo de adaptación inicial. Han pasado solo 4 meses desde su lanzamiento, lo que hace que muchos usuarios tengan aún la inercia de Windows 10. Sin ir más lejos, antes se podía acceder al administrador de tareas desde la barra de tareas, pero ahora se accede desde el menú contextual de inicio. Y de hecho, es más rápido hacerlo que con su predecesor.

 

7. Aplicaciones y utilidades

Los usuarios también comentan sobre utilidades que permiten ‘volver’ al comportamiento de Windows 10 en aspectos como el de la barra de tareas. En este sentido, hay que tener en cuenta que, antes de pasar a la funcionalidad del SO anterior, es conveniente que examinemos las opciones de Windows 11, no vaya a ser que sí tengamos la funcionalidad lista para usar.

Una de estas utilidades es StartAllBack, que recupera la apariencia de elementos como el menú de inicio o el explorador de archivos, al menos hasta cierto punto.

 

 

Más en el blog de Lenovo | Estos son los 17 atajos de teclado de Windows 10 que te ahorrarán muchos minutos de tu tiempo

Más en el blog de Lenovo | Cómo aprovechar trece características de Windows 10 para aumentar la eficiencia en el trabajo

Más en el blog de Lenovo | Interfaces de usuario en Windows 10: porque la comunicación hombre-máquina se puede hacer de distintas maneras